Anterior Ruth Jebet bate el récord mundial de 3.000 m obstáculos Siguiente Las claves del acuerdo entre PP y Ciudadanos Arriba Ir arriba
El aumento de la resistencia antimicrobiana causa en la UE 25.000 muertes al año.
El aumento de la resistencia antimicrobiana causa en la UE 25.000 muertes al año.

La UE alerta del aumento de las resistencias a antimicrobianos de las bacterias presentes en alimentos

  • Este incremento "plantea un grave riesgo a la salud humana y animal"

  • Pone en peligro el tratamiento de enfermedades como la salmonelosis

  • Los mayores niveles de resistencia se han hallado en el este y sur de Europa

|

La resistencia antimicrobiana aumenta en la Unión Europea (UE), sobre todo en el sur y este de su territorio, y pone en peligro el tratamiento de enfermedades como la salmonelosis, ha advertido la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

El último informe de la EFSA ha detectado un aumento de la resistencia a los antimicrobianos empleados contra las dos enfermedades de origen animal más frecuente entre los humanos, la campilobacteriosis y la salmonelosis. Este incremento de la resistencia a los antimicrobianos "plantea un grave riesgo a la salud humana y animal", según un comunicado de la EFSA, que tiene su sede en Parma (norte de Italia).

El comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, considera que ese aumento de la resistencia antimicrobiana es un "problema global" y recuerda que en la UE causa unas 25.000 muertes al año.

El informe, elaborado conjuntamente entre la EFSA y el Centro Europeo para Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), ha detectado pruebas de la resistencia al antibiótico colistina en salmonela y E.Coli en aves en la UE. Este hallazgo es "preocupante porque significa que este medicamento puede que pronto ya no sea efectivo en el tratamiento de infecciones humanas graves con salmonela", consideró Mike Catchpole, responsable científico del ECDC.

Mayor resistencia en este y sur de Europa

El informe, que se basa en datos suministrados por los Estados miembros en 2014, detectó que existen además diferencias en la resistencia según las zonas europeas de que se trate: los niveles más elevados de resistencia antimicrobiana se hallaron en el este y sur de Europa.

En el caso de la campilobacteriosis, el informe constata la existencia de resistencia a antimicrobianos comúnmente usados, como la ciprofloxacina, en bacterias en humanos y en aves; la resistencia es especialmente alta a ese antibiótico en pollos para consumo humano y en bacterias en humanos.

También se detectaron niveles entre altos y muy altos de resistencia al ácido nalidíxico y a las tetraciclinas en pollos. En el caso de los antibióticos muy empleados contra la salmonela, se detectó resistencia en diferentes grados entre los humanos (tetraciclinas, sulfonamidas y ampicilina) y en los pollos.

En el informe se destaca la preocupación específica por el tratamiento de dos tipos de bacterias de salmonela, la Kentucky y la Infantis, pues se hallaron elevados niveles de resistencia a la ciprofloxacina y a multimedicamentos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente