Enlaces accesibilidad

Los Goya 2016

'Truman', la gran triunfadora de los Goya con cinco premios

  • La cinta de Cesc Gay gana mejor película, director, actor principal y de reparto y guion original
  • Nadie quiere la noche logra cuatro premios, La novia y A cambio de nada, dos cada una
  • Los Goya han celebrado sus 30 años con la mayor presencia política de la historia
  • Así te hemos contado los Premios Goya minuto a minuto

Por

'Truman', la gran triunfadora de los Premios Goya 2016

Truman, la película dirigida por Cesc Gay y participada por TVE, ha sido la gran triunfadora de los Premios Goya 2016 con cinco premios de seis posibles -mejor película, mejor director, mejor actor protagonista (Ricardo Darín) y mejor de actor reparto (Javier Cámara) y guion original- en una gala en la que se han conmemorado los 30 años de los premios y que ha contado con la mayor presencia política de su historia.

Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet, ha logrado cuatro premios técnicos (mejor música original, mejor maquillaje y peluquería, vestuario y direccion de produccion), La novia, la favorita con 12 nominaciones, se ha tenido que conformar con dos premios (fotografía y actriz de reparto para Luisa Gavasa), los mismos que A cambio de nada, de Daniel Guzmán (dirección novel y actor revelación para Miguel Hernán), mientras que Un día perfecto, la quinta cinta nominada a mejor película y que optaba a ocho premios, solo se ha llevado un 'cabezón' a mejor guion adaptado para Fernando León de Aranoa. Por su parte, Palmeras en la nieve y El desconocido han logrado dos premios técnicos cada una. 

Dani Rovira ha sido el encagardo de conducir una ceremonia que este año ha sido más tediosa, pese a haber sido más corta -se ha extendido casi tres horas y cuarto, media hora menos que el año pasado- y que ha estado plagada de estrellas internacionales, como los oscarizados Tim Robbins, Juliette Binoche y Penélope Cruz -ninguno de los cuales ha ganado el Goya al que optaba-, además de Javier Bardem.

Todos ellos habían pisado antes una alfombra roja en la que la más elegante ha sido Úrsula Corberó y que ha visto pasar por primera vez vestido de esmoquin a Pablo Iglesias.

El triunfo de la amistad

El cineasta catalán Cesc Gay se marcha al fin de una ceremonia de los Goya con premios -acumulaba seis nominaciones-, en concreto dos: el de director y el de guion original, este compartido con su inseparable Tomás Aragay, por el bello canto a la amistad que es Truman. El cineasta barcelonés ha dedicado el premio de mejor director a su mujer, al equipo, a los actores y "a los que ya no están aquí, que son la razón de ser de esta película", en alusión a los enfermos de cáncer. El de guion original lo había recogido minutos antes de manos del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, otra de las estrellas mediáticas de la noche, junto a su pareja, Isabel Preysler.

Esa interpretación de enfermo de cáncer terminal le ha valido al argentino Ricardo Darín su primer Goya a mejor actor, tras cuatro nominaciones, una forma de reconocer su presencia habitual en el cine español. "Estoy muy contento y muy feliz por este trabajo formidable conducido por Cesc Gay, que me regaló este personaje", ha dicho el actor, que también ha reclamado a los "señores políticos" que "hagan algo por la cultura, que es lo único que tienen que hacer". Darín también ha criticado a los organizadores de la gala por el modo en que han cortado los discursos de algunos ganadores "poniendo musiquita".

Ricardo Darín se lleva el Goya al mejor actor protagonista por su trabajo en 'Truman'

El elenco de premiados de Truman lo ha completado Javier Cámara, que ha recogido el segundo Premio Goya de su carrera como mejor actor de reparto -el primero fue como protagonista por Vivir es fácil con los ojos cerrados-, un galardón que ha dedicado a Cesc Gay, director de la cinta, y al resto de nominados, entre ellos el estadounidense Tim Robbins. El actor riojano, que acudía a los premios como nominado por séptima vez, ha confesado estar "nervioso e ilusionado" y ha recordado que hace 30 años estaba "trabajando en el campo con mi padre y no tenía sueños, no sabía que hacer".

Las lágrimas de Natalia de Molina

Una Natalia de Molina que no se lo podía creer ha recogido el Goya a mejor actriz por su desgarrador papel de madre deshauciada en Techo y comida. Era su segunda nominación y su segundo Goya, tras el de actriz revelación hace dos años de Vivir es fácil con los ojos cerrados -curiosamente aquel año también ganó Cámara, pero como mejor actor-.

"Madre mía, ¿esto es de verdad? Me están pasando cosas como de película. Yo ya estaba contenta porque iba a ver en persona a Juliette Binoche", ha dicho la actriz jienense nada más subir al escenario. Natalia de Molina ha hecho una reverencia, literalmente, a sus rivales de categoría (Inma Cuesta y las oscarizadas Penélope Cruz y Juliette Binoche) y ha destacado los buenos papeles para mujeres de este año: "El cine también gana cuando se le da más espacio a las mujeres", ha dicho la actriz, que ha terminado emocionada dedicando el premio a su madre: "Para mí tú eres mi Rocío, te quiero muchísimo mamá".

Natalia de Molina, mejor actriz por 'Techo y comida' en los Premios Goya 2016

La actriz zaragozana Luisa Gavasa ha recogido el Goya a mejor actriz de reparto por su desgarrador personaje de la madre en La novia, en la que era su primera candidatura a los premios de la Academia de Cine. Esta actriz, y también madre, ha querido dedicar el Goya a su hijo Pablo, a quien ha definido como el verdadero "premio más importante" de su vida. Ha sido el único premio de entidad que se ha llevado finalmente a casa la cinta de Paula Ortiz, que partía como favorita con 12 nominaciones.

Las lágrimas de A cambio de nada

La emoción se ha apoderado del Palacio de Congresos Príncipe Felipe con los dos Goya -de seis posibles- que se ha llevado la ópera prima autobiográfica de Daniel Guzmán, A cambio de nada.

El cineasta madrileño, que ha estado en todo momento acompañado por su abuela, Antonia Guzmán, que estaba nominada a mejor actriz revelación pero se ha ido de vacío, se ha llevado el Goya de mejor dirección novel. "No sabéis lo que es para mí después de diez años de haberlo dejado todo", ha dicho al borde de las lágrimas al recoger su estatuilla Guzmán, que ganó en 2004 el Goya a mejor cortometraje por Sueños. "Gracias a ti abuela me he levantado cuando estaba en el suelo y nadie quería mi película. Eres mi estrella abuela", ha dicho, antes de pedir a los productores de la sala que la contraten para más papeles.

Daniel Guzmán, mejor dirección novel en los Goya 2016

Unos minutos antes, el protagonista de su película, Miguel Herrán (Málaga, 1996) recogía el premio a mejor actor revelación, que ha dedicado emocionado el premio a su madre: "Me habéis dado el primer premio de mi vida". A continuación se ha dirigido a Daniel Guzmán, quien le contrató para el papel después de acercarse a pedirle un autógrafo: "Has conseguido que un chaval sin ganas de estudiar, quiera estudiar quiera trabajar y se agarre a esta vida como si no hubiera otra. Me has dado una vida Daniel".

Miguel Herrán recoge el premio a mejor actor revelación en los Goya 2016

Para Fernando León de Aranoa la noche no ha sido tan perfecta como prometía su película y se ha tenido que conformar solo con uno de los ocho premios a los que optaba Un día perfecto, el de mejor guion adaptado. Aranoa ha manifestado su alegría por recibir de nuevo un Goya -el cuarto de su carrera- y ha querido compartirlo con la autora del libro y con "las primeras personas que leyeron guion y supieron ver en el una película".

Con dos estatuilas a casa

El compositor Lucas Vidal, al igual que Cesc Gay, se ha ido a casa con dos estatuillas, la de mejor banda sonora, por Nadie quiere la noche, y la de mejor canción original por "Palmeras en la nieve", de la película homóloga, interpretada por Pablo Alborán. Por su parte, el cantante malagueño ha agradecido a Lucas Vidal el poder trabajar juntos y ha concluido: "Espero que nunca nos corten las alas, ni al cine ni a la música".

Irene Escolar, premio a mejor actriz revelación, ha llegado justo a tiempo para recoger el premio pues actuaba en Zaragoza en el teatro. De hecho, entre los agradecimientos por el premio ha citado a Mariano, el taxista que la llevó a la estación del AVE.

Los premios al cine de fuera de nuestras fronteras se fueron hacia Argentina, que con El clan, de Pablo Trapero, se llevó el premio a mejor película iberoamericana, y a Francia, con Mustang, dirigida por Deniz Gamze Ergüven (francesa de origen turco), Premio Goya a la mejor película europea.

La gala más política

En una gala con la mayor presencia política que se recuerda de la historia y en plenas negociaciones para la formación de Gobierno, Rovira ha aprovechado para proponer a los líderes de PSOE, Pedro Sánchez, Podemos, Pablo Iglesias, Ciudadanos, Albert Rivera, e IU, Alberto Garzón, que negociasen y alcanzasen "el pacto de los Goya". "Os dejamos una sala con cuatro sillas y un plasma y así habláis los cinco", ha bromeado el presentador, en alusión también al ausente Mariano Rajoy.

Dani Rovira propone a los líderes políticos "un pacto de los Goya"

Rovira también ha tenido palabras para el ministro de Cultura en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, sobre cuyo extenso currículum y cultura ha bromeado, a la vez que le ha pedido que analizase una frase: "Es el vecino el que elige el alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde. No se ría, que es de su jefe" (Mariano Rajoy).

Poco antes, el presentador había lanzado otro dardo al Gobierno en funciones del PP sobre el IVA cultural: "Si suben el IVA de comprarse un yate, a mí me da igual porque no tengo yate. Pues lo mismo le pasa a Montoro con la cultura".

Dani Rovira bromea con el currículum del ministro de Cultura en la gala de los Goya

Y con este patio de butacas repleto de políticos, el presidente de la Academia de Cine, Antonio de Resines, ha reclamado que el cine sea "una cuestión de Estado al margen de las ideologías". Resines ha subrayado el excelente momento que vive el cine español, "aunque sería mejor sin el IVA", a la vez que ha denunciado el daño que provoca la piratería y la falta de medidas para atajarla.

El único Goya que ya estaba dado antes del inicio de la gala era el Goya de Honor, a Mariano Ozores, que ha levantado al auditorio en dos ocasiones y que ha dedicado su premio a los actores de sus películas y "al respetable, el público".

Mariano Ozores, Goya de Honor por una vida dedicada al cine en la 30 edición de los premios

Noticias

anterior siguiente