Enlaces accesibilidad

El PP de Valencia busca "reconstruirse" en un Congreso y sostiene que Barberá "sabrá lo que tiene que hacer"

  • El PPCV pretende un proyecto "renovado cien por cien" a medio y largo plazo
  • La presidenta regional del PP, Isabel Bonig, presentará su candidatura
  • Sobre contar con Barberá: "Hay otra generación dispuesta a dar un paso al frente"

Por
El PP valenciano celebrará un Congreso Extraordinario tras la Operación Taula

El Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV) convocará en los próximos días a la junta directiva regional extraordinaria para nombrar una gestora y pedir a la dirección nacional la autorización para celebrar un congreso extraordinario destinado a la "reconstrucción" del partido, azotado por numerosos casos de corrupción en los últimos tiempos que han embarrado la imagen de sus miembros.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa este viernes la presidenta regional del PPCV, Isabel Bonig, quien ha adelantado que se presentará a ese congreso, del que ha dicho que será "abierto y participativo" y establecerá una hoja de ruta de futuro, participación y cambio, con un proyecto "renovado cien por cien" a medio y largo plazo.

Esta decisión llega tras las imputaciones de los concejales y exediles en el Ayuntamiento de Valencia a raíz del caso Imelsa y la Operación Taula y busca no solo "cambios de cara" en la formación sino también "de mensaje y contenidos para aglutinar a todo el centro derecha" de la Comunidad Valenciana.

Bonig ha señalado que cuentan con el "compromiso" del PP nacional para celebrarlo, y será el primero de los congresos regionales por la situación generada en la Comunidad Valenciana. Esta misma mañana, el secretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, mostraba la disposición de la dirección nacional a apoyar todas las decisiones de los dirigentes valencianos.

Sobre Rita Barberá: "Ella sabrá qué tiene que hacer"

Sobre la exalcaldesa de Valencia y actual senadora Rita Barberá, Bonig ha manifestado que por el momento no está ni investigada ni citada por el juez de Imelsa y ha recalcado que, llegado el momento, se la tratará "exactamente" igual a todos los militantes del partido, como ya avanzó el presidente nacional, Mariano Rajoy.

No obstante, ha recordado que, al ser senadora, las competencias corresponden al Comité Nacional de Derechos y Garantías. En cualquier caso, ha insistido en "hay que esperar si finalmente se produce esa decisión" de imputación.

Preguntada por si contarán con ella en el proyecto de futuro del que dan los primeros pasos, ha replicado que Barberá es una parte "muy importante" de la historia del PP pero hay otra generación dispuesta a "dar un paso al frente". "Es una persona que cree en el proyecto y sabrá qué tiene que hacer", ha manifestado.

Bonig, que ha admitido que estos son momentos "muy duros y difíciles", ha considerado que se abre una "oportunidad" para implicarse en "nuevo partido tremendamente valencianista que desee la honradez", porque ha asegurado que van a ser "implacables" contra la corrupción.

En relación con los ediles imputados en el caso, ha afirmado que pedirán las actas de concejales cuando el juez confirme sus imputaciones y, en caso de que no las entregaran, dejarían de forma parte del proyecto popular y pasarían legalmente a ser no adscritos.

Sin fecha, de momento

La presidenta del PPCV se pone así al frente de este proceso de regeneración, tras tomar las riendas del partido de forma interina después de que Alberto Fabra perdiera el Gobierno de la Generalitat Valenciana en las elecciones autonómicas de mayo tras 20 años de hegemonía popular.

El PP asume que sus dirigentes y militantes en la Comunidad Valenciana son vistos como "apestados" tras los escándalos de los últimos años -como los casos Gürtel Brugal- y especialmente tras la imputación esta misma semana de toda la corporación municipal en el Ayuntamiento de Valencia tras la Operación Taula.

La dirección nacional, que el miércoles mantuvo una reunión en la sede de Génova 13 con la cúpula valenciana, ha acabado por dar luz verde a la convocatoria de un congreso extraordinario, que de momento no tiene fecha "por la incertidumbre política" que genera la negociación de la investidura de un nuevo presidente del Gobierno en España y, sobre todo, porque el proceso judicial de la Operación Taula sigue abierto y no se sabe qué derivadas puede tener.

Aceptar la celebración de un congreso extraordinario en Valencia supone un cambio en la posición que desde un principio mantenía Rajoy, quien dio orden de paralizar los cónclaves regionales del partido hasta que se celebrara el congreso nacional en el que él se jugará la continuidad al frente del PP.

Según fuentes consultadas por Servimedia, lo que nunca se ha estudiado es que el PP de la Comunidad Valenciana sufra una refundación que le asemeje al acuerdo que había hace años con Unión del Pueblo Navarro (UPN), como se ha llegado a publicar. Incluso está "descartado" el cambio de nombre.

Desde el entorno de Rajoy se da por hecho que la candidatura con más posibilidades será la de Isabel Bonig, quien en las últimas semanas ha trasladado que en alguna ocasión se le ha pasado por la cabeza "tirar la toalla" ante la situación que atraviesa el partido.

La dirección nacional estima que "no hay nadie fuerte" en el PP de la Comunidad Valenciana que esté dispuesto a tomar las riendas para limpiar el partido de corrupción. Por eso, ve la candidatura de Bonig como la apuesta más segura en estos momentos.

Noticias

anterior siguiente