Anterior La Comisión de Igualdad del Congreso avala el pacto contra la violencia de género con la abstención de Podemos Siguiente El Gobierno recurre al Constitucional la reforma del reglamento del Parlamento catalán Arriba Ir arriba
Sede central de Caixabank en la Avenida Diagonal de Barcelona
Sede central de Caixabank en la Avenida Diagonal de Barcelona. REUTERS

CaixaBank ganó 814 millones en 2015, un 31,4% más, impulsado por el negocio de Barclays

  • El banco redujo un 23,6% su dotación de provisiones para insolvencias

  • La cartera total de crédito bajó un 4%, pero los nuevos préstamos crecieron un 27%

|

CaixaBank obtuvo un beneficio de 814 millones de euros en 2015, un 31,4% más que un año antes, gracias al crecimiento del negocio bancario impulsado por la incorporación del negocio financiero de Barclays en España, ha informado este viernes la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad presidida por Isidre Fainé ha destacado la "fortaleza" de su negocio bancario (7.726 millones de margen bruto, un 11,3% más), la contención y racionalización de los gastos recurrentes (que bajaron un 1,2%) y las menores dotaciones para insolvencias (1.593 millones, un 23,6% menos).

Reduce el total de crédito un 4%, pero aumenta los nuevos préstamos un 27%

Los créditos sobre clientes ascienden a 206.437 millones tras la incorporación de Barclays Bank. La cartera total se ha reducido un 4% "por la significativa reducción de la exposición orgánica al sector promotor" (un 33,6% menos que en 2014). Sin embargo, la entidad destaca que los préstamos sanos sin promotor han crecido un 7,7% (13.231 millones).

Además, la nueva producción de crédito aumenta un 27% en relación al año anterior: el hipotecario crece un 57%, el de consumo sube un 48% y el de empresas avanzó un 23%.

Los saldos dudosos descienden hasta los 17.100 millones, con una caída orgánica en todos los segmentos de riesgo (se redujeron en 5.242 millones en el año, de los que 2.051 millones corresponden al cuarto trimestre).

Por otro lado, la morosidad ha acabado el año en el 7,9%, frente al 9,7% de cierre de 2014.

Aunque se han reducido las provisiones para cubrir insolvencias, sí han aumentado otras dotaciones de cobertura de contingencias futuras y el deterioro de otros activos. En 2015, las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros ascendieron a 2.516 millones, un 2,4% menos que en 2014.

En cuanto a la solvencia, CaixaBank cuenta con un capital de máxima calidad del 11,6% -aplicando todos los criterios exigidos en Basilea III, que no estarán en vigor hasta 2019- y una liquidez de 54.090 millones (15,7% del activo del grupo).

Impulso por el negocio bancario de Barclays

La incorporación del negocio de Barclays Bank ha impulsado el crecimiento del margen de intereses (un 4,8% más, hasta un total de 4.353 millones), los ingresos por comisiones (un 10,3% más, hasta 2.013 millones, por el aumento de la comercialización de productos fuera de balance), los créditos sobre clientes (un 4,7% más) y los recursos de clientes (un 9,1% más).

Ese buen comportamiento se sumó a una fuerte reducción del coste del ahorro a vencimiento y permitió compensar la evolución negativa de los tipos de interés y el impacto de la eliminación de las cláusulas suelo en las hipotecas.

Los recursos totales de clientes se sitúan en los 296.599 millones, manteniéndose la canalización del ahorro hacia productos fuera de balance; la cuota de depósitos se sitúa en el 15,3%.

CaixaBank ha señalado que en 2015 ha alcanzado el liderazgo en productos de inversión y previsión en patrimonio gestionado, y que mantiene el liderazgo en banca en España con una cuota de penetración de particulares del 28,3% y en banca online, con 4,8 millones de clientes, y en banca móvil, con 2,8 millones.

Considerando el impacto de la incorporación de Barclays, los gastos de explotación recurrentes crecen un 7,7%, hasta los 4.063 millones, lo que incluye 259 millones de costes extraordinarios asociados a Barclays Bank SAU y 284 millones relacionados con el acuerdo laboral alcanzado en el segundo trimestre.

En cambio, este 2016 espera obtener 189 millones de euros de sinergias de Barclays Bank SAU (115 millones en 2015) y ahorros derivados del acuerdo laboral.

Impacto de 342 millones por las pérdidas de Repsol

En la rueda de prensa de presentación de resultados, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha cifrado en 342 millones de euros el impacto en el banco de las pérdidas anunciadas por Repsol para 2015, tras provisionar 2.900 millones por la caída del precio del petróleo.

Gortázar ha indicado que CaixaBank cuenta con alrededor del 12% del capital de la compañía petrolera, por lo que el impacto es proporcional a esta participación en la multinacional presidida por Antonio Brufau.

La entidad ha realizado provisiones de 923 millones para hacer frente a otras pérdidas como las de la Sareb, los litigios relacionados con la anulación de las cláusulas suelo, o Abengoa, entre otras.

Pese a esos recortes, la entidad financiera ha registrado un aumento del 17,7% en sus ingresos de la cartera de participadas, que han alcanzado 578 millones de euros.

Preguntado por el canje de bonos convertibles en acciones de Repsol anunciado este jueves por CaixaBank y por el que el banco reducirá un 2% su participación en Repsol, Gortázar ha indicado que les ha parecido "adecuado" adelantar esta conversión por los precios del mercado.

"Seguimos confiando en Repsol; con las participadas siempre hacemos movimientos tácticos, y no es descartable que podamos recuperar todo o parte de lo reducido", aunque será una decisión de gestión, ha indicado.

Más de 7.200 millones en inmuebles adjudicados

BuildingCenter, filial inmobiliaria de CaixaBank, comercializó 2.077 millones en ventas y alquileres en 2015, y la cartera neta de inmuebles adjudicados disponibles para la venta asciende a 7.259 millones . Este aspecto, según la entidad, "empieza a estabilizarse", con un aumento de tres puntos porcentuales en la cobertura de esos activos, que quedó situada en el 58%.

Los activos inmobiliarios de CaixaBank destinados al alquiler suponían a 31 de diciembre pasado 2.966 millones de euros netos de provisiones, y la ratio de ocupación de la cartera de alquiler se sitúa en el 93%.

En cuanto a su Obra Social, el banco ha informado que ampliará el presupuesto hasta los 530 millones de euros en 2019, lo que supone un 6% más respecto a los 500 millones presupuestados para este año, según consta en el plan estratégico de la Obra Social 2016-2019 aprobado por la fundación de la entidad catalana.

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, ha explicado este jueves en la rueda de prensa de presentación de los resultados que el 60% de los recursos de la Obra Social se destinará al área social, el 20% a investigación y otro 20% a divulgar la cultura y la ciencia, y que el objetivo es triplicar la inversión en investigación, especialmente del área de la salud, así como también ganar eficiencia y reducir la burocracia.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente