Anterior Juana Rivas no acude a la vista judicial para acordar medidas de protección hacia sus hijos Siguiente Los Mossos matan al huido Younes Abouyaaqoub y dan por desarticulada la célula terrorista de Alcanar Arriba Ir arriba
Banderas de la Unión Europea ondean delante de la sede de la Comisión
Banderas de la Unión Europea ondean delante de la sede de la Comisión. Getty Images

Bruselas cree que el rescate bancario apuntaló la estabilidad financiera, pero pide a España más ajustes

  • Se necesitan más esfuerzos "para conseguir una deuda pública a la baja"

  • Su éxito tiene que ser visto en el contexto del anuncio de compra de deuda del BCE

  • También dentro de los pasos de la eurozona para crear una Unión Bancaria

  • El alto nivel de paro y la baja productividad, retos importantes para el futuro

|

Bruselas considera que la aplicación de las medidas pactadas en el rescate de la banca española "apuntaló la estabilidad macrofinanciera", aunque también subraya que a pesar de los "significativos ajustes" de los últimos años quedan "importantes" retos, tanto en el sector financiero como en las reformas estructurales y en la consolidación fiscal para reducir la deuda pública.

Así lo señala el Ejecutivo comunitario en el informe de evaluación posterior al "programa de asistencia financiera" -en el que estuvo el país formalmente entre julio de 2012 y enero de 2014- que ha sido publicado este viernes y en el que se asegura que se alcanzaron la mayoría de los objetivos "en un periodo corto de tiempo".

En el documento en inglés, de 120 páginas, (ver .PDFdibuja una evaluación generalmente buena del programa, pero también destaca que varias decisiones importantes en cuanto a su diseño podrían haber sido "mejor comunicados", tales como las referidas a la creación de un banco malo -la Sareb- y las medidas de reparto de la carga, dadas las posibles repercusiones sociales de las mismas.

De hecho reconoce que futuros programas (de rescate) podrían beneficiarse de "consideraciones específicas sobre la distribución y el impacto social" de sus medidas, y que los rescates específicos para el sector financiero podrían prestar "una atención particular a la protección del consumidor" para limitar contagios negativos.

"Se evitó un desendeudamiento desordenado"

"El impacto exacto del programa (español) es difícil de cuantificar en ausencia de una hipótesis de contraste, pero la implementación de las medidas del programa apuntaló la estabilidad macrofinanciera", recalca el estudio, que además asegura que la aplicación fue "rápida y robusta", con las medidas más importantes concentradas en 2012.

"Las reformas fueron efectivas para alcanzar los objetivos en un periodo corto de tiempo", certifica. En este sentido, el Ejecutivo comunitario destaca que al alcanzar los objetivos del rescate bancario se evitó un "desapalancamiento desordenado" que "habría tenido consecuencias dañinas para el sector financiero y para toda la estabilidad macroeconómica".

Además, Bruselas manifiesta que los indicadores financieros muestran una mejora general en la solvencia, la rentabilidad y la financiación de los costes del sector bancario, mientras que la tendencia negativa en la contracción del crédito esta mostrando "signos de reversión gradual". "Los bancos llevaron a cabo una reducción ordenada de su exposición al sector inmobiliario, bajó su dependencia a la liquidez del BCE y se reforzó la identificación de riesgos y los mecanismos de gestión de crisis", especifica.

No obstante, Bruselas destaca que su éxito también tiene que ser visto en el contexto del anuncio del Banco Central Europeo (BCE) en 2012 de un programa de compra de deuda pública (OMT) -que nunca se llegó a poner en marcha- y los pasos tomados en la eurozona para crear una Unión Bancaria.

España se enfrenta a "importantes retos"

Los evaluadores del Ejecutivo comunitario consideran en el informe que, pese a los "importantes ajustes acometidos en el sector financiero español y la economía más amplia, varios importantes retos permanecen". En el sector financiero se refiere a los altos niveles de créditos morosos y de activos embargados y al decreciente stock de crédito, que suponen "riesgos para la rentabilidad de los bancos". También permanece un desafío la maximización de las entidades todavía bajo control del FROB, reitera.

En el lado macroeconómico, la Comisión Europea subraya que España salió del programa de forma oficial -seguirá bajo la vigilancia del fondo de rescate europeo (el MEDE) hasta que haya devuelto la totalidad del préstamo de 41.300 millones de euros recibido de los socios del euro-  con unos niveles de deuda pública y déficit "aún elevados".

En este sentido, recalca que, "pese a los importantes ajustes de los últimos años en flujos económicos clave, serían necesarios unos mayores esfuerzos de consolidación para conseguir una deuda pública a la baja", advierte.

Además, "el persistente alto nivel de desempleo y la baja productividad plantean retos políticos importantes" para los próximos años. "Hay algunas reformas clave pendientes", recuerda Bruselas, "como la reforma de los servicios profesionales" que se han retrasado, y que en caso de aprobarse, "podrían tener un impacto positivo en el crecimiento de la productividad".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente