Anterior Trump exige "reformas" al Gobierno afgano y abre la puerta a un acuerdo político con los talibanes Siguiente El herido en Alcanar declara que el iman quería inmolarse y que pensaban atentar contra monumentos Arriba Ir arriba
El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán junto al último director de Viajes Marsans, Iván Losada
El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán junto al último director de Viajes Marsans, Iván Losada. EFE / POOL Zipi

Díaz Ferrán reconoce parte de responsabilidad en la apropiación del dinero de los clientes de Marsans

  • Acepta una pena de dos años, aunque no hay acuerdo con la acusación

  • Actuó como avalista en decisiones adoptadas por la administración de Marsans

  • La Fiscalía rebaja su petición de cárcel para Díaz Ferrán a dos años

  • El juicio ha quedado visto para sentencia en la Audiencia Nacional

|

El expresidente de Viajes Marsans y de la CEOE y CEIM Gerardo Díaz Ferrán ha presentado este jueves a la Audiencia Nacional un escrito en el que reconoce su responsabilidad en la apropiación de 4,4 millones de euros de clientes de la compañía, que abonaron sus viajes pero no los realizaron, y acepta una pena de dos años de prisión, aunque no hay acuerdo con la acusación. El juicio ha quedado visto para sentencia.

En la primera sesión del juicio, Díaz Ferrán culpó a la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) de provocar el hundimiento de Viajes Marsans, de la que era propietario junto al ya fallecido Gonzalo Pascual, al retirarle la licencia para vender billetes de avión en abril de 2010 por los impagos que presentaba la compañía. Y negó tajantemente haber llevado "dinero de los clientes" ni "intención" de hacerlo.

Ahora la defensa de Díaz Ferrán ha hecho llegar a la sección cuarta de lo penal, presidida por la jueza Teresa Palacios, un escrito en el que el que fuera jefe de la patronal española reconoce haber actuado como avalista en las decisiones adoptadas por la administración de Marsans, motivo por el que acepta esos dos años de cárcel.

Asimismo, el último director general de Marsans, Iván Losada, también ha reconocido en un escrito su responsabilidad durante la época en la que ocupó el cargo en la compañía a partir de junio de 2010, aunque ha matizado que se limitó a firmar los cuatro cheques con los que se pagaron las nóminas de diversas empresas propiedad del liquidador del grupo, Ángel de Cabo. En su escrito ha aceptado una condena de un año de prisión y una multa económica de 400.000 euros.

La Fiscalía rebaja la petición de pena

Después de conocerse los escritos, el fiscal ha rebajado las pena pedidas para Díaz Ferrán y Losada y ha defendido que "se ha demostrado que los hechos corresponden a un delito de apropiación indebida".

Campos ha apuntado que Iván Losada "no tenía capacidad de gestión en el grupo" durante el periodo en el que Marsans dejó de pagar a los mayoristas (2009-2010), lo que impidió a los clientes disfrutar de los viajes que habían contratado.

Por ello, ha propuesto dos años de cárcel para Díaz Ferrán y una multa de diez euros diarios durante seis meses, y para Losada un año de prisión -también le pedía 4 inicialmente- y una multa de seis euros diarios.

A ambos se les acusa de haberse apropiado de 4,4 millones de euros de Viajes Marsans entre 2009 y 2010 y utilizar ese dinero para "otros fines ajenos" -el pago de las nóminas del grupo-.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente