Anterior Los padres del bebé Charlie Gard abandonan la batalla legal para tratarle: "Es demasiado tarde" Siguiente Puigdemont: "Si el Tribunal Constitucional me suspende de mis funciones, no lo aceptaré" Arriba Ir arriba
Torres solares en la planta que Abengoa tiene en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor
Torres solares en la planta que Abengoa tiene en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor. AFP PHOTO CRISTINA QUICLER

Abengoa se centrará en las actividades de ingeniería y construcción y renegociará su deuda

  • El Consejo de Administración de la compañía aborda el plan de viabilidad

  • Es el primer paso para sanear el grupo y será consensuado con los acreedores

  • Contempla una reducción del tamaño para evitar el concurso de acreedores

|

El plan de viabilidad abordado por el Consejo de Administración de Abengoa establece que la compañía se centrará en las actividades de ingeniería y construcción, con tecnología propia o de terceros, y que negociará con sus acreedores la reestructuración de la deuda y los recursos necesarios para operar de forma competitiva.

Así lo ha comunicado la compañía en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que ha señalado que el Consejo ha estudiado este plan, elaborado por Alvarez&Marsal, en el que se define "la estructura de la actividad futura de Abengoa" que pretende hacer la compañía operativa "de forma competitiva y sostenible en el futuro".

El Consejo, que ha estudiado durante más de seis horas el documento, ha acordado iniciar la reestructuración de la deuda -cercana a los 9.000 millones de euros- con el objetivo de lograr un acuerdo con los acreedores que haga viable la compañía a largo plazo, un pacto que tendrá que conseguirse antes del 25 de marzo para evitar el concurso de acreedores.

En la nueva Abengoa la deuda debería rondar los 3.000 millones y sobre la mesa se dibujan, junto a las desinversiones, varias vías para reducir esos 6.000 millones de deuda: quitas, capitalización de la deuda, préstamos participativos a largo plazo o una combinación de varias que, al final, terminará previsiblemente dando el control de la compañía a bancos y fondos.

Añade que el concurso supondría "una destrucción de valor para acreedores y accionistas muy superior a la de cualquier escenario de continuidad, todo ello sin evaluar el enorme coste social que tal situación implicaría".

El plan también recoge la venta de activos "no fundamentales", como los biocombustibles de primera generación, así como una reducción de tamaño hasta situar sus ingresos en dos terceras partes de los obtenidos en 2014.

El Consejo de Administración de Abengoa está formado por 13 miembros más el secretario. De estos 13 miembros, cinco tienen categoría de dominicales, es decir se sientan en representación de los principales accionistas. Cuatro de ellos, en nombre de Inversión Corporativa -la sociedad de la familia Benjumea- y otro, en el de First Reserve. Junto a estos, hay seis como independientes externos, entre ellos José Borrell.

De todo el Consejo, cuatro tienen poderes ejecutivos: el presidente, Jose Domínguez; el vicepresidente y consejero coordinador, Antonio Fornieles, y los dos consejeros internos Joaquín Fernández de Piérola y Javier Benjumea Llorente.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente