Anterior Condenan a más de cuatro años de prisión al empresario Jorge Dorribo por el caso Campeón Siguiente Los familiares de la tripulación del submarino desaparecido pierden la esperanza: "No van a volver nunca más" Arriba Ir arriba
El presidente del BCE, Mario Draghi
El presidente del BCE, Mario Draghi. REUTERS François Lenoir

Draghi abre la puerta a aprobar más estímulos en la reunión del Banco Central Europeo de marzo

  • Alerta de que "han aumentado" los riesgos a la baja para la eurozona

  • Draghi mantiene los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05%

  • Sigue cobrando a los bancos el 0,30% por depositar su dinero en el BCE

|

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha señalado que ante el incremento de los riesgos a la baja de las perspectivas económicas y su impacto sobre el crecimiento de la zona euro la entidad examinará y "posiblemente reconsiderará" sus políticas en la reunión de principios de marzo.

"Será necesario examinar y posiblemente reconsiderar nuestra postura en política monetaria en nuestra próxima reunión de principios de marzo", apunta Draghi. En esa fecha, el presidente del BCE contará con las previsiones macroeconómicas para 2018.

El banquero italiano advierte que los riesgos a la baja "han aumentado", en referencia al aumento de la incertidumbre en los países emergentes con la desaceleración de China, la volatilidad de los mercados, la caída del precio del petróleo y de las materias primas, así como los riesgos geopolíticos.

"El BCE tiene el poder, la determinación y la voluntad de actuar (...) No hay límites de hasta dónde podemos desplegar nuestros instrumentos", afirma Draghi, señalando que el Consejo de la institución "ha sido unánime" en esta cuestión.

"El BCE cuenta con numerosos instrumentos y tenemos la determinación de cumplir nuestro mandato, más aún ante circunstancias adversas", añadió el banquero italiano, quien apuntó que la actual situación es "materialmente diferente" de la que había a principios de diciembre, cuando el BCE celebró su anterior reunión de política monetaria.

El máximo responsable de la política monetaria de la zona euro ha reiterado que la entidad llevará a cabo los trabajos necesarios para estudiar "el completo rango de opciones disponibles" para su implementación, "si fuera necesario" y ha subrayado que estos instrumentos "no tendrán límites".

Asimismo, el presidente del BCE insiste en que las medidas adoptadas hasta ahora por la institución han tenido un impacto "favorable" y mantiene su expectativa de que los tipos de interés permanezcan a los niveles actuales "o más bajos" por un periodo prolongado de tiempo.

Mantiene los tipos

Los tipos de interés del BCE siguen en mínimos. En concreto, su tipo de interés rector, el que cobra en las operaciones de refinanciación principales en la zona del euro, continúa en el mínimo histórico del 0,05% pese a la baja inflación.

El BCE deja su tasa de interés de depósito, por la que remunera el dinero a los bancos a un día, en el -0,30%. Asimismo, la entidad también ha dejado inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,30%.

La tasa de inflación de la zona euro se mantuvo en diciembre en el 0,2%, mientras que un año antes el dato fue del -0,2%. En este sentido, el número uno del BCE ha mantenido el objetivo a medio plazo de lograr una inflación por debajo pero cerca del 2%, pese a la adversa coyuntura internacional.

Preguntado por el futuro Gobierno de España, Draghi se ha limitado a contestar que "se abstiene de hacer comentarios políticos" porque "no está en su mandato". También ha renunciado a valorar el impacto de la crisis de refugiados sobre el liderazgo de la canciller alemana Angela Merkel y ha valorado que se trata de "un cambio sociológico y político drástico que está cambiando la cara de Europa" pero que puede "convertirse en una oportunidad para el crecimiento".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente