Anterior La madre maltratada de Granada, en paradero desconocido tras no haber entregado a los niños a su padre Siguiente El número de parados bajó en 340.700 en el segundo trimestre y la tasa de desempleo cayó al 17,22% Arriba Ir arriba
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. EFE

El ministro del Interior ve un "escándalo" que la Generalitat se retire de juicios por desórdenes públicos

  • Critica "dos varas de medir" del Govern, que sí seguirá en la causa por Can Vies

  • "¿Retirará su acusación por Blanquerna o sólo si los agresores son de la CUP?"

  • Puigdemont: "La seguridad no está moldeada a cambio de ningún acuerdo"

|

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha tildado de "escándalo" que la Generalitat catalana haya anunciado que se retirará como acusación de determinados procesos judiciales por desórdenes públicos, algunos de los cuales afectan a activistas antisistema relacionados del entorno de la CUP.

En declaraciones a la Cope, Fernández ha criticado que esta medida pueda ser consecuencia del pacto de Junts pel Sí y la CUP para investir president a Carles Puigdemont. Según el ministro, esto supondría "poner los tribunales, el cumplimiento de la legalidad, al servicio de intereses políticos".

De hecho, ha preguntado con ironía si también se retirará de la causa contra los asaltantes de la librería Blanquerna, su centro cultural en Madrid, en la Diada de 2013. "¿Se va a retirar también de este caso o sólo cuando los agresores sean de la CUP?", se ha preguntado.

La Generalitat pide 16 años de cárcel para estos agresores y ha dejado claro que le parecería igual de "lamentable" que el Govern se retirase de este caso. "Aquí pide 16 años y allí se retira de acusaciones por hechos muy violentos", ha lamentado, lo que demuestra, según el titular de Interior, que el equipo de Puigdemont lo que hace es "medir con dos varas de medir a los que se saltan la ley".

"Reculando" en el caso de Can Vies

El responsable de Interior se refirió también al hecho de que la consejera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, matizara este martes que el Ejecutivo autonómico no se retirará de la causa por el desalojo del centro social de Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona, en mayo de 2014.

Este desalojo provocó graves incidentes entre activistas antisistema y los Mossos d'Esquadra, por lo que el anuncio inicial de retirada de esta causa fue criticado por representantes de los agentes autonómicos, como el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC).

Fernández Díaz se refirió a estas críticas de los Mossos y dijo que están haciendo que la Generalitat esté "reculando", en el sentido de no retirarse de todas las causas por desórdenes públicos.

Puigdemont: "Defenderemos la seguridad"

Sobre este asunto, el presidente de la Generalitat ha afirmado que el Govern no se retirará de ninguna causa judicial en la que esté personado contra activistas en las que haya habido daños a servidores, bienes o intereses públicos de la Administración.

En el Pleno del Parlament al que ha comparecido para explicar la estructura de Govern, Puigdemont ha lamentado que el anuncio de la consellera Neus Munté de retirarse de causas se atribuya a las negociaciones con la CUP: "La decisión no es objeto de negociaciones ni regateos".

"Defenderemos siempre la seguridad. No está moldeada a cambio de ningún acuerdo político", ha dicho, y ha matizado que seguirán personados en los casos con daños personales y materiales, un mensaje que ha querido dirigir desde la tribuna de oradores a los Mossos por las "confusiones informativas" a su juicio creadas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente