Anterior El juez que investiga las cargas policiales del 1-O ofrecerá denunciar a los heridos que aún no lo han hecho Siguiente La Armada argentina confirma que hubo una explosión en el submarino desaparecido Arriba Ir arriba
Un avión de pasajeros
Un avión de pasajeros. Getty Images

IAG, Lufthansa, Air France-KLM, Ryanair y easyJet crean una asociación en defensa del sector aéreo

  • Se han reunido en Bruselas con la comisaria europea de Transportes

  • Buscan un sistema más eficiente de control del tráfico aéreo

  • Los cinco grupos aéreos mueven más del 50% de los pasajeros en la región

|

Los cinco grandes grupos aéreos europeos IAG, Lufthansa, Air France-KLM, Ryanair y easyJet han constituido este miércoles Airlines for Europe (A4E), una asociación para influir en el desarrollo de la nueva estrategia de aviación de la Unión Europea (UE) y conseguir incrementar la competitividad del sector, reduciendo las tarifas y otorgando más oportunidades a los pasajeros.

Los consejeros delegados de los cinco grupos, Willie Walsh (IAG), Carsten Spohr (Lufthansa), Alexandre de Juniac (Air France-KLM), Michael O'Leary (Ryanair) y Carolyn McCall (easyJet), se han reunido en Amsterdam con la comisaria europea de Transportes para proclamar la necesidad de actuar contra los monopolios aeroportuarios, las altas tasas y las ineficiencias del sector.

"Representamos el interés de todas las aerolíneas, no solo el de las que estamos aquí", ha dicho en una comparecencia pública el responsable ejecutivo de la alemana Lufthansa, Carsten Spohr, que ha invitado al resto a que se sumen. "No es sólo en interés de la industria", sino de "millones de pasajeros que viajan con nosotros cada día", ha añadido Spohr, quien ha destacado que juntar a los cinco grandes actores de la aviación, con historias y modelos económicos tan diferentes, "hubiera sido impensable hace cinco años", y es por tanto "la prueba de que el sector de la aviación ha cambiado".

La comisaria europea de Transportes, Violeta Bulc, ha asistido a la puesta de largo de la nueva entidad -que tendrá sede en Bruselas y estará dirigida por Thomas Reynaert- y ha considerado que su constitución "es un mensaje muy fuerte" para abordar los retos que afronta la aviación, y su ambición de que Europa pueda ser líder. Bulc ha recibido una lista de tareas que los integrantes de A4E quieren abordar durante 2016.

"Esperamos acción este año", ha dicho Michael O'Leary, responsable ejecutivo de Ryanair, que ha pedido que los gobiernos pongan fin a la imposición de nuevos impuestos sobre su actividad -como el que se acaba de instaurar en Italia- y que se rebajen los existentes. A juicio de la asociación, esos impuestos obstaculizan la creación de empleos y una mayor contribución al producto interior bruto (PIB) que podría tener el sector aéreo.

En defensa de ese argumento, se han referido a experiencias como la supresión de una tasa en Irlanda en abril de 2014, que han vinculado con el rápido incremento del volumen de pasajeros y con el aumento del 8% en el número de turistas.

En 10 años las tasas han subido un 90% en los 10 mayores aeropuertos

Otra de las principales reclamaciones es una modificación de la directiva sobre la regulación aeroportuaria, porque tras las carencias de la actual y la falta de armonización ven el aumento de los costes de operación para las compañías. El presidente de la franco-holandesa Air France-KLM, Alexandre de Juniac, se ha quejado de que en los diez últimos años las tasas aeroportuarias en los 21 mayores aeropuertos europeos se han encarecido un 80%, y hasta un 90% si sólo se tienen en cuenta los 10 más grandes, mientras que, gracias a la desregulación, los precios de los billetes de avión han caído un 20%.

En términos relativos, la mayor escalada de esas tasas aeroportuarias se ha producido en España (255%), Italia (141%) y Reino Unido (120%), aunque en términos absolutos las más elevadas por pasajero son las británicas (44 euros de media), las suizas (38 euros) y las alemanas (35).

O'Leary también ha avanzado que uno de los principales caballos de batalla de A4E será presionar para conseguir "un sistema más eficiente de control del tráfico aéreo" que reduzca su coste, con la puesta en marcha efectiva del cielo único frente a la fragmentación actual, a la que ha culpado de propiciar vuelos más largos y un despilfarro de carburante, con efectos medioambientales.

El "número uno" de la primera compañía europea de bajo coste ha considerado, además, "inaceptable" el impacto que tienen las huelgas de los controladores en el tráfico aéreo y ha pedido una regulación para que, entre otras cosas, cuando el paro se produce en un país no tengan que ser los vuelos en toda Europa los que lo paguen.

IAG, Lufthansa, Air France-KLM, Ryanair y easyJet mueven más del 50% de los pasajeros en la región, unos 420 millones de viajeros al año.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente