Anterior La tasa de paro juvenil bajó del 40% en el segundo trimestre por primera vez desde finales de 2009 Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
Gago niega haber visto a Triana dejar en su coche el revólver del crimen de Isabel Carrasco

La agente Gago defiende que a pesar de ver a Triana el día del crimen no fue a la Policía porque "no lo podía creer"

  • "Desde que eso pasó yo no he tenido vida", ha señalado la amiga de Triana

  • Niega haber visto a Triana dejar en su coche el revólver del crimen

  • Alega que no lo vio hasta el día siguiente porque "lleva muchas cosas" en él

  • Esta policía local niega que hubiera acordado con Triana y su madre el crimen

|

La policía local Raquel Gago, una de las tres acusadas en el crimen de la presidenta de la Diputación Provincial de León Isabel Carrasco, ha asegurado este miércoles en el juicio por este caso que no acudió a la Policía ese mismo día porque no se lo podía creer. Gago ha justificado que no lo hiciera a pesar de ser policía y haber visto a una de las acusadas después del crimen, porque lo sintió "como algo personal y no profesional" dada la relación de amistad que le unía con Triana Martínez y su madre, Montserrat González, según informa Efe.

Gago ha declarado este miércoles en el juicio que no vio a su amiga Triana dejar en su coche el bolso con el revólver con el que su madre mató a la presidenta de la Diputación de León y del PP en esta provincia el 12 de mayo de 2014 y asegura que no lo encontró hasta un día después porque siempre lleva "muchas cosas" en el vehículo y no le prestó atención. Tampoco acudió a comisaría cuando encontró en el coche la bolsa con la pistola.

A pesar de que la agente vio poco después del crimen a Triana, que, según su relato le dijo que tenía el coche abierto, no quiso comentar con nadie que la había visto. Incluso, comentó la muerte de Carrasco y la detención de las otras dos acusadas con unas amigas en una cena en la noche de ese mismo día, pero tampoco en ese momento reveló que había estado con Triana.

Niega que acordase con Triana hacerse cargo del arma homicida

Raquel Gago ha negado su participación en el crimen y que hubiera acordado con Triana hacerse cargo el arma homicida, como sostiene el fiscal, que acusa a las tres de urdir un plan para matar a Carrasco y pide para cada una de ellas 23 años de prisión.

Preguntada por el acusador público sobre cómo, entonces, pudo hacerle esa "faena" su amiga, Gago ha roto a llorar y ha expresado entre sollozos que no lo sabe, que eso es forma parte de su "conciencia", pero que "desde que eso pasó", en alusión al asesinato, ella no tiene vida.

La acusada ha asegurado que la tarde de los hechos estaba hablando con un controlador de la ORA en una zona cercana cuando recibió una llamada de Triana poco después de que su madre hubiera matado a Carrasco pero que no supo que era ella porque era un número desconocido que no tenía en la agenda y que al contestar "¿sí?" y no oír nada se lo metió en el bolsillo.

En ese mismo momento, ve aparecer a Triana y que solo entendió que dijo "hola" y "tienes el coche abierto" sin saber si era una afirmación o una pregunta y que instintivamente le dio al mando sin saber si abrió o cerró.

Gago ha explicado que ella siguió hablando con el controlador de la ORA y que por eso no se dio cuenta de si Triana abrió el coche, ha negado que le dijera "ahí te dejo eso", como ha negado su propia amiga este mismo miércoles ante el tribunal, y que solo le dijo "me voy a la frutería, ahora vengo".

Raquel ha explicado que estaba en la zona a pesar de que su clase de restauración empezaba a las cuatro y media porque se pasó por una tienda para comprar una pintura y ha argumentado que las clases "no son guiadas" y que por eso no necesitaba estar a la hora.

"Siempre llevo muchas cosas en el coche, no me fijé en nada"

La acusada ha explicado que no se dio cuenta de que Triana había dejado el bolso con el arma hasta el día siguiente porque "siempre" lleva "muchas cosas" en el coche y no se fijó en nada. Fue al día siguiente, después del crimen, cuando al meter una bici en el coche se vertió agua de una garrafa que tenía en los asientos traseros y que al ir a limpiarla se encontró con el bolso.

"Me pongo muy nerviosa porque ese bolso yo se lo había prestado a Triana y no me lo había devuelto. Les comienzo a decir (a su hermana y a una amiga) que ese bolso no tenía que estar ahí", ha declarado Gago, que ha explicado que a continuación lo abrió y vio "algo brillante" que identifica con un arma.

Gago ha justificado que llamara a un amigo suyo policía que había visto en la televisión en relación a la investigación del crimen porque fue lo primero que le vino a la cabeza. "En ese momento no podía respirar, lo de irme a comisaría... Llamé a alguien que es policía", ha explicado esta policía que ha alegado que cuando supo de la detención de su amiga y su madre el día antes se quedó "bloqueada".

La policía ha explicado que su amigo acudió a su domicilio con un compañero y que luego llegaron unos policías de Burgos que la interrogaron en su casa. La llevaron a la comisaría como testigo y es allí donde la detuvieron aunque luego la dejaron en libertad.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente