Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El tren de Rigoberto Urán tiene parada en el Vélodrome de Marsella Arriba Ir arriba
Las acciones de Renault se desploman tras conocerse el registro de sus sedes

Las acciones de Renault se desploman más de un 10% tras conocerse un registro de sus sedes

  • Agentes antifraude registraron el 7 de enero sus sedes de Lardy y Guyancourt

  • El Gobierno francés asegura que hubo exceso de emisiones, pero no fraude

  • La CGT afirma que se investigan los departamentos de control del motor

  • El sindicato lo relaciona con el escándalo de Volkswagen y la empresa lo niega

|

Las acciones de Renault se han desplomado un 10,28% en la Bolsa de París después de que se supiera que la justicia francesa ha registrado varias sedes del grupo automovilístico francés dentro de la investigación abierta a varios fabricantes de automóviles para comprobar las emisiones contaminantes de sus vehículos. El Gobierno francés ha confirmado esas actuaciones, así como la detección de un exceso de emisiones de dióxido de carbono y óxido de nitrógeno en algunos modelos de Renault y dos marcas extranjeras, pero ha destacado que no se ha detectado fraude.

La caída bursátil de Renault al cierre ha limitado los daños de una sesión en la que ha llegado a perder en algunos momentos hasta un 20%. En ese momento, las acciones del fabricante francés volvían a niveles de noviembre de 1994 y se esfumaban 5.000 millones de euros de su capitalización bursátil, según Reuters.

La caída de los títulos se produjo después de que el sindicato CGT informara de que agentes de la Dirección General de la Competencia, del Consumo y de la Represión del Fraude investigan los departamentos de "homologación y puesta a punto de los controles del motor".

Según ese sindicato, las pesquisas podrían estar relacionadas con "las consecuencias del caso de los motores trucados para falsificar las emisiones de Volkswagen".

En concreto, varios funcionarios de la oficina antifraude del Ministerio de Economía francés se personaron en varias instalaciones de la compañía automovilística el pasado 7 de enero para revisar los estándares de las pruebas y de certificación de los motores.

El fabricante francés de automóviles Renault ha asegurado que no hay pruebas de "la presencia de un programa de trucaje" en sus vehículos, tras los primeros exámenes llevados a cabo por el Ministerio de Ecología y Energía.

El Gobierno francés asegura que "no hay fraude en Renault"

En el mismo sentido, la titular de Ecología, Ségolène Royal, ha asegurado que, tras las pruebas llevadas a cabo por técnicos de su ministerio, se ha detectado un exceso de emisiones de óxidos de nitrógeno y de dióxido de carbono en los motores diésel de la firma francesa y de otros dos fabricantes extranjeros, pero se ha constatado que Renault "no ha usado ningún programa de software fraudulento para enmascarar sus emisiones contaminantes".

"No hay fraude en Renault. Los accionistas y empelados deben estar tranquilos", ha insistido Royal a los periodistas.

Por su parte, el ministro francés de Economía, Emmanuel Macron, ha señalado que el caso Renault "no es comparable" al de Volkswagen y que mantiene "su confianza" en la empresa francesa.

Macron ha precisado que desde septiembre "se han realizado numerosos controles e indagaciones para verificar la fiabilidad y la calidad de la información trasmitida a los consumidores" y que Renault ha sido uno de los fabricantes investigados.

Al mismo tiempo, Renault ha confirmado en un comunicado que la Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Represión del Fraude (DGCCRF) se personó en su sede social y en sus centros de Lardy y de Guyancourt para "proceder a un complemento de investigación (...) que permita validar definitivamente los primeros elementos de análisis" de la comisión técnica independiente.

El desplome de la marca del rombo ha arrastrado también al segundo constructor francés, PSA Peugeot Citroën, cuyos títulos han cerrado con un retroceso del 5%. Esta empresa ha emitido un comunicado para aclarar que "no está siendo objeto de una investigación por fraude" y defiende que sus motores pasan los test de emisiones fijados por el Ministerio de Energía galo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente