Anterior Puigdemont pregunta a Montoro si responderá con su patrimonio por la "amnistía fiscal ilegal" Siguiente Prisión sin fianza para Villar y su hijo por lucrarse con la federación Arriba Ir arriba
Artur Mas renuncia a su acta de diputado en el Parlamento catalán

Artur Mas renuncia a su acta de diputado en el Parlamento catalán

  • Tras ceder el testigo a Puigdemont, había quedado como diputado 'raso'

  • El expresidente, imputado por la consulta del 9N, deja así de estar aforado

  • Su papel político queda ahora centrado en la presidencia y remodelación de CDC

|

El expresidente de la Generalitat y líder de CDC, Artur Mas, ha renunciado este miércoles a su acta de diputado en el Parlament, según informa el Ejecutivo catalán.

Tras su renuncia a presentarse a la investidura como presidente de la Generalitat en favor de Carles Puigdemont, Mas quedaba como diputado raso de Junts pel Sí y se iba a dedicar principalmente a la dirección de CDC, de la que es el máximo dirigente desde 2012. "Destinaré los esfuerzos personales a rehacer lo que significa Convergència", había declarado el pasado 9 de enero.

En la rueda de prensa en la que anunció que daba "un paso a un lado" para desencallar el acuerdo entre JxSí y la CUP, Mas aseguró que todavía no había pensado si abandonaría su escaño como diputado electo, aunque sí dijo: "No quiero cargos, sino ser presidente o expresidente, y tan digna es una cosa como otra".

Respecto a su futuro, manifestó que no pensaba ocupar ningún cargo en el nuevo Govern pero tampoco dio por terminada su carrera política ni cerró la puerta a presentarse como candidato en un futuro. Además, en su condición de expresidente tiene derecho a una asignación económica y una oficina con personal, prevista por ley.

Diputado desde 1995, Mas se marcha y evita la imagen de un expresidente viendo desde la bancada del Parlament la labor de su sustituto, en una etapa política por lo demás tan comprometida como la abierta con el desafío independentista catalán.

Deja de estar aforado

Pero la decisión tiene consecuencias, ya que deja sin aforamiento a Mas, que está imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por desobediencia tras convocar la consulta soberanista del 9N pese a estar suspendida por el Tribunal Constitucional.

El pasado 15 de octubre, y arropado por más de 400 alcaldes catalanes, siendo presidente de la Generalitat en funciones, Mas declaró ante el tribunal y se reconoció "promotor político" del 9N, si bien la ejecución dependió de "voluntarios", según defendió.

De todos modos, esta causa no abandonará el TSJ catalán mientras la consellera en funciones también imputada, Irene Rigau, siga siendo diputada. En este procedimiento por la consulta de 2014, también está siendo investigada la entonces vicepresidenta del Govern, Joana Ortega.

Mas también quedaría sin los privilegios del aforamiento si la investigación judicial de los casos de corrupción en CDC terminara por afectarle de algún modo.

Tras la renuncia de Mas, número cuatro de la lista de Junts pel Sí por Barcelona, sería el candidato número 33 de la candidatura, Fabián Mohedano, el posible sustituto en el Parlament. Salido del PSC para integrarse en Junts pel Sí, Mohedano es presidente del Consejo Asesor para la Reforma Horaria, para la racionalización de horarios en Cataluña.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente