Anterior La Policía mexicana difunde el retrato robot de uno de los supuestos secuestradores de la española desaparecida Siguiente 'El ciudanano ilustre' y 'Un monstruo viene a verme' se reparten premios artísticos y técnicos en los Platino Arriba Ir arriba
Katy Perry, Lady Gaga, Cate Blanchett, Jennifer Lawrence y Julianne Moore. AFP/Reuters
La alfombra roja de los Globos de Oro

Cate Blanchett, Jennnifer Lawrence y Lady Gaga destacan por sus vestidos

  • Cate Blanchett sorprende y escoge un sensacional vestido de Givenchy

  • Jennifer Lawrence, fiel a Dior, llevó el diseño más original

  • Lady Gaga rompe con la excentricidad y opta por la sencillez del negro

  • Todo sobre los premiados en la gala de los Globos de Oro

|

La alfombra roja de los Globos de Oro ha sido la menos brillante de las últimas ediciones. Primero, por la ausencia de estrellas como Angelina Jolie, Nicole Kidman o Jessica Chastain; segundo, porque la moda impone los tejidos mate y las texturas naturales.

Hay excepciones, menos mal. Julienne Moore destacó por encima de todas con un vestido setentero de lentejuelas azul noche firmado por Tom Ford, que además acudió con ella a la gala.

Cate Blanchett no cede su corona. Siempre va impecable y apuesta por distintos creadores aunque en los momentos importantes suele recurrir a agujas como Ricardo Tisci, director creativo de Givenchy, firma que le ha dado muchas alegrías. Las joyas de la actriz son de la casa Tiffany & Co.

 Kate Winslet, Helen Mirren, Jake Gyllenhaall, Kirsten Dunst y Bryce Dallas Hoard.

 Detalle del vestido de Givenchy que llevño Cate Blanchett.

Vuelven los clásicos rojo y negro

Jennifer Lawrence, debido a su contrato con Dior, fue, de nuevo, con un vestido de la firma. Un diseño muy distinto a los anteriores ya que no tenía escote palabra de honor. El vestido es de la colección de Alta Costura, y va realizado en crêpe de seda rojo, una de las últimas creaciones de Raf Simons, y lleva dos cortes-ventana en las caderas. Líneas sencillas que contrastan con la gargantilla que cubre el cuello. 

La transformación de Lady Gaga es notable. Ha roto con un pasado rebelde, osado y, a veces, absurdo para abrazar los dictados de la elegancia clásica. Influyen el hecho de cantar junto a Toni Bennett, todo un gentleman, y también el que quiera que se la tomen en serio como cantante y como actriz.

Su vestido en negro, al más puro estilo del dorado Hollywood, estaba realizado por Donatella Versace. ¡Todo un acierto!

 Zoe Kazan, Leslie Mann, Amber Heard, Kate Bosworth y Kate Hudson.

Cambio generacional, cambio de estilo

Hay una nueva generación de actrices y actores, un relevo generacional que se traduce en un cambio en el estilo a la hora de vestir en este tipo de eventos. Podemos destacar a Amber Heard con un diseño de Gucci, firmado por Alessandro Michelle, con un escote en la espalda enmarcado en una guirnalda de flores.

Vimos a Bryce Dallas Howard de Tom Ford, a Rooney Mara y Amanda Peet de Alexander McQueen, a Rachel McAdams de Lanvin y a Emilia Clarke y Kirsten Dunst de Valentino.

Olivia Palermo estaba preciosa con su diseño de la firma española Delpozo y Saorsie Ronnan levantó aplausos con su Saint Laurent, firma que vistió, curiosamente, a Jane Fonda. Jennifer López, de Giambattista Valli, apostó por un estilo más recatado y es que parece olvidada la tendencia de enseñar más de la cuenta en las alfombras rojas.

 Alicia Vikander, Lily James, Saoirse Ronan, Amanda Peet y Eva Longoria.

Las firmas europeas siguen teniendo fuerza

Sigue habiendo transparencias, bordados de cristal y tonos empolvados, y sigue existiendo Elie Saab que vistió a Eva Green. Entre las firmas y diseñadores europeos con presencia en la gala estaban Louis Vuitton, que vistió a Alicia Vikander; Dolce&Gabanna, que vistió a Kate Bosworth; y Prada, que firmó el vestido de Katy Perry.

Jake Gyllenhaall llevó un elegante diseño de Marc Jacobs, Kate Winslet de Ralph Lauren, Kate Hudson – quizá la peor vestida de la noche- escogió un modelo de Michael Kors, Brie Larson fue de Calvin Klein y Heidi Klum y Viola Davis de Marchesa.

 Jon Hamm, Ryan Gosling, Brad Pitt, Gerard Butler y Michael Fassbender

Ellos apuestan por la pajarita 

Leonardo DiCaprio, con diseño de Giorgio Armani, Liev Schreiber con traje de Calvin Klein, Gael García Bernal apostó por Dior y la casa Salvatore Ferragamo vistió a Jon Hamm, Channing Tatum y Gerard Butler. Ryan Gosling llevó chaqueta blanca de Ralph Lauren y fue uno de los pocos en salirse del estilo más clásico.

Este año ha ganado por goleada el esmoquin tradicional, en negro o con detalles en azul noche. La camisa blanca y la pajarita negra han sido las dos prendas más repetidas por los actores.  

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente