Anterior El Parlament balear prohíbe la muerte del toro durante las corridas Siguiente I Arriba Ir arriba
Identificados 31 sospechosos por actos violentos, lesiones y robos en Colonia esta nochevieja

Alemania confirma la presencia de refugiados entre los presuntos agresores de Colonia

  • El Ministerio de Interior confirma que había solicitantes de asilo entre los interrogados

  • Tras las dudas sobre su gestión, el jefe de policía de Colonia ha sido destituido

  • El vicecanciller apuesta por que cumplan condena en su país de origen

|

El Ministerio de Interior alemán ha confirmado este viernes que había solicitantes de asilo entre los 31 hombres que han sido interrogados por su presunta participación con la agresiones. En el momento de conocerse los sucesos, el jefe de Policía de Colonia aseguró que los criminales eran "de origen árabe o africano".

Este mismo jefe de Policía, Wolfsgang Albers, ha sido destituido también este viernes, según avanza el diario local "Kölner Stadt-Anzeiger". Poco antes de difundirse esta información, la alcaldesa de la ciudad, Henriette Reker, manifestó que su confianza en el jefe de Policía se había roto tras comprobar que los datos que le facilitó tras los sucesos de la Nochevieja no reflejaban lo sucedido.

Entre otras cosas, Albers ocultó esta presencia de solicitantes de asilo en el lugar. Ya el jueves, medios de comunicación alemanes filtraron un informe interno que revela negligencias en la actuación del cuerpo de seguridad durante los sucesos.

Los partidos que forman la coalición de Gobierno en Alemania preparan un endurecimiento de las penas contra migrantes que cometan delitos en suelo alemán, incluyendo su expulsión del país. Las propuestas llegan después del escándalo de las agresiones a mujeres en Colonia y otras ciudades durante el año nuevo, en las que los informes policiales implican a extranjeros.

Expulsión de extranjeros condenados

Estas informaciones, y las presiones de la extrema derecha, están provocando un giro en la política de asilo y acogimiento de extranjeros, que hasta ahora había sido permisiva.

Alemania ha acogido a 1.1 millones de refugiados durante 2015, en su mayoría sirios, durante la mayor crisis migratoria que ha visto Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

La dirección del partido de la canciller Angela Merkel, el Cristiano Demócrata (CDU), que tiene previsto reunirse próximamente, va a proponer un endurecimiento las penas contra refugiados que infrinjan la ley. Un borrador de documento al que ha tenido acceso la agencia Reuters propone que los refugiados sentenciados a penas de prisión o libertad condicional puedan perder su derecho a solicitar asilo y consiguientemente expulsados.

El borrador también pide más video vigilancia y la creación de una nueva figura criminal por asalto físico.

Por su parte, Sigmar Gabriel, vicecanciller y líder del Partido Socialdemócrata (PSD, la otra pata de la "gran coalición" alemana), ha abundado en esta nueva dirección.

La amenaza de tener que pasar tiempo en prisión en su propio país es más disuasoria que una condena en Alemania

"¿Por qué tienen que pagar los contribuyentes alemanes para mantener en prisión a criminales extranjeros?" - ha dicho Gabriel - "La amenaza de tener que pasar tiempo en prisión en su propio país es más disuasoria que una condena en Alemania".

En la actualidad, sólo los extranjeros con penas de más de dos años de prisión pueden ser expulsados a su país de origen, según la legislación alemana.

La canciller alemana Angela Merkel habla con la Ministra de Familia, Manuela Schwesig. Sentado, el vicecanciller y ministro de Economía Sigmar Gabriel, el 6 de enero de 2016. AFP / TOBIAS SCHWARZ La canciller alemana Angela Merkel habla con la Ministra de Familia, Manuela Schwesig. Sentado, el vicecanciller y ministro de Economía Sigmar Gabriel

Solicitantes de asilo entre los hombres interrogados

Las autoridades no han confirmado oficialmente que haya refugiados entre los atacantes de Año Nuevo, aunque sí entre los hombres que fueron interrogados en relación con las agresiones.

El Ministerio de Interior ha desvelado que de los 31 hombres interrogados aquella noche, 18 eran solicitantes de asilo. Concretamente, según el Ministerio, entre los interpelados hay nueve argelinos, ocho marroquíes, cinco iraníes, cuatro sirios, dos alemanes, un iraquí, un serbio y un ciudadano estadounidense.

Anteriormente, un sindicato policial de Colonia había asegurado que no podía haber duda de la participación de refugiados. "La sugerencia de que nada apunta a que hubiera refugiados entre los atacantes es errónea, a mi parecer. Definitivamente hay refugiados entre los criminales", ha declarado Arnold Plickert, líder del Sindicato de Policía en el estado de Renania del Norte - Westfalia, al diario Die Welt.

121 mujeres han denunciado que fueron víctimas de robos, amenazas o abusos sexuales por parte de bandas de hombres durante las celebraciones de Año Nuevo en Colonia. Al menos dos de ellas han denunciado violaciones. Las agresiones se produjeron también, aunque en menor medida, en otras ciudades alemanas. Suiza y Finlandia investigan agresiones similares a las de Alemania.


 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente