Anterior Zidane: "No hay equipo A y B, hay jugadores importantes" Siguiente Zoido da por desarticulada la célula terrorista de Cataluña y la Generalitat le contradice Arriba Ir arriba
Mínimo histórico de muertes en las carreteras españolas en 2015

El número de muertos en las carreteras españolas en 2015 fue de 1.126, seis menos que el año anterior

  • Nuevo mínimo histórico desde que se comenzaran a contar los fallecidos, en 1960

  • Se mantiene la tendencia a la baja de años anteriores, pero a un ritmo más lento

  • El 81% de los accidentes mortales se produjeron en carreteras secundarias

|

En 2015 murieron en las carreteras españolas 1.126 personas, seis menos que en 2014, con lo que se mantiene la tendencia a la baja, aunque por segundo año consecutivo el ritmo de descenso ha sido más lento que otros ejercicios. Esta cifra es el mínimo histórico desde que la Dirección General de Tráfico (DGT) comenzara a contabilizar en 1960 el número de fallecidos en las vías interurbanas.

Son datos del balance provisional de siniestralidad que han presentado el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, y la directora general de Tráfico, María Seguí, de los accidentes mortales del año recién acabado contabilizados a 24 horas (es decir, los fallecidos en las 24 horas siguientes al siniestro).

Fernández Díaz señaló que el año pasado hubo 17 días sin muertos (34 de 2014) y 1.018 accidentes con víctimas (984). Los fallecidos aumentaron especialmente en Cataluña (+32) y en el País Vasco (+21), que tienen transferidas las competencias en materia de tráfico, así como en Castilla y León (+28).

Doce años de descenso

Con estas cifras, 2015 concluyó como duodécimo año consecutivo de descenso de la siniestralidad en las vías interurbanas y el mínimo histórico de muertos 1960, cuando hubo 1.300 fallecidos en un contexto de un millón de vehículos y dos millones de conductores, frente a los más de 31 millones de vehículos y los más de 26 millones de personas que tienen carné de conducir en la actualidad.

No obstante, la caída de la mortalidad se ha ralentizado en los dos últimos años, ya que entre 2004 y 2013 hubo descensos anuales de entre 167 y 561 fallecidos.

Motoristas

Las carreteras convencionales, que tienen un carril por sentido, fueron el escenario del mayor número de personas fallecidas, con 913 muertos (45 más que en 2014), lo que supuso un 81% del total, por delante de las autopistas y las autovías, donde la cifra de víctimas mortales se redujo a 213 (-53).

En todos los tipos de usuario hubo descensos de la mortalidad, salvo en los ocupantes de motos (249 muertos, 49 más), ciclomotores (28 fallecidos, +11) y camiones (59, +5), si bien los que viajaban en turismo concentran la mayor cantidad de muertos (569, -22).

El incremento de la siniestralidad entre los motoristas se debe, según Fernández Díaz, a la mayor cantidad de personas que utilizan estos vehículos, especialmente los jóvenes. Seguí añadió que la edad media de las motos implicadas en accidentes ha aumentado a 12,5 años, que el porcentaje de estos vehículos que no han pasado la ITV es superior al del resto y que hay "un creciente número de usuarios que no utilizan el casco".

Un total de 141 muertos que circulaban en automóviles y furgonetas no llevaban puesto el cinturón de seguridad (-23) y 4 menores de 12 años viajaban sin ningún sistema de retención infantil (+1), en tanto que el año pasado se produjo un incremento de los fallecidos que no utilizaban el casco: 9 usuarios de motocicleta (+6), 4 de ciclomotor (+4) y 17 ciclistas (+2). "Si todas las víctimas mortales hubieran hecho uso de esos sistemas de seguridad, en 2015 se hubieran producido 71 fallecidos menos", apuntó Fernández Díaz.

Controles de drogas

Por otro lado, el ministro destacó que el año pasado se realizaron más controles preventivos de drogas ilegales que nunca, a los que se sometieron 68.959 conductores (un 33% de ellos dieron positivo). Además, también hicieron la prueba 3.489 conductores involucrados en accidentes (21% positivos) y 3.220 que habían cometido alguna infracción de seguridad vial (59% positivos).

En los cuatro últimos años fueron atendidas un total de 45.670 personas en las unidades de coordinación de víctimas de accidentes gestionadas por las jefaturas provinciales de tráfico.

Por otra parte, Fernández Díaz indicó que las ciudades registraron en 2015 un total de 254 fallecidos (11 menos que el año anterior) y anunció que la Dirección General de Tráfico (DGT) publicará diariamente a partir de este martes las cifras de fallecidos en vías urbanas e interurbanas a 24 horas de los accidentes y semanalmente hará un índice epidémico para comprobar la evolución de la siniestralidad.

Una de las principales prioridades en materia de seguridad vial para 2016 es, según Fernández Díaz, el incremento de los controles de drogas ilegales, puesto que la DGT pretende llegar a las 100.000 pruebas.

Reforma del Reglamento General de Circulación

Por último, el ministro admitió que "diversas razones" han llevado a su departamento a no llevar al Consejo de Ministros la reforma del Reglamento General de Circulación, como "discusiones, debates, dictámenes y demás", en alusión al dictamen crítico del Consejo de Estado.

La modificación de esa norma supondría incluiría una reducción generalizada de los límites de velocidad en las carreteras secundarias y otros dos nuevos: 20 km/h para algunas calles de zonas residenciales y 130 km/h para algunos tramos de autovías y autopistas. "Antes o después habrá que hacerlo", agregó, antes de señalar que esta tarea corresponde al próximo Gobierno.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente