Enlaces accesibilidad

Un atentado suicida contra una procesión chií en Nigeria causa al menos 20 muertos

  • Aunque no hay reivindicación del ataque, los indicios apuntan a Boko Haram
  • El grupo yihadista, de confesión suní, ha atentado varias veces contra los chiíes

Por
Un grupo de nigerianos observa un cartel con fotos de presuntos terroristas de Boko Haram en busca y captura
Un grupo de nigerianos observa un cartel con fotos de presuntos terroristas de Boko Haram en busca y captura. REUTERS

Un atentado suicida cometido este viernes en Nigeria contra una procesión de fieles musulmanes de la rama chií ha causado al menos 20 muertos, según las estimaciones de los participantes, ya que por el momento no hay un balance oficial.

La procesión se celebraba en la localidad de Dakasoye, en el estado de Kano, con motivo de la cuadragésima jornada de duelo de la festividad de la Ashura, cuando un suicida se ha hecho estallar entre los asistentes.

Pude contar al menos 20 cuerpos, entre ellos los de mujeres y niños

"Yo estaba en la procesión y el suicida se hizo estallar a unos 50 metros de mí. Pude contar al menos 20 cuerpos, entre ellos los de mujeres y niños", contaba a Efe Sani Danlami, uno de los supervivientes. "Creo que podría haber más muertos, debido a la intensidad de la explosión", ha añadido

"Nuestra procesión ha sido objeto de un ataque suicida. Hemos perdido a 21 personas y muchas otras están heridas", explicaba a AFP Muhamad Turi, uno de los miembros del Movimiento Islámico de Nigeria, organizador de la procesión, que en su página web ha afirmado que antes ya se había detenido a un presunto suicida.

Al comprobar que su cómplice había sido detectado, el segundo suicida se ha introducido entre los fieles y ha hecho estallar su carga explosiva. "“Estaba vestido de negro, como todo el mundo. Su cómplice ya había sido detenido previamente y había confesado que les enviaba Boko Haram", ha contado uno de los organizadores a AFP.

El sello de Boko Haram

Las autoridades no han ofrecido por el momento un balance oficial de muertos y nadie ha reivindicado hasta ahora el atentado. Sin embargo, los indicios apuntan al grupo fundamentalista islámico suní Boko Haram, que, según cifras de Amnistía Internacional (AI), ha asesinado desde junio a al menos 1.600 civiles en Nigeria y los países vecinos Camerún, Chad y Níger.

El grupo -que utiliza a menudo terroristas suicidas en lugares concurridos para perpetrar sus ataques- tiene su base de operaciones y su principal área de actuación en el noreste de Nigeria, de mayoría musulmana en un país dividido entre mahometanos y católicos.

Boko Haram anuncia que se une al autodenominado Estado Islámico

Boko Haram lucha contra el Gobierno nigeriano para instaurar un califato islámico en el noreste del país, en una campaña sangrienta que se ha cobrado la vida de más de 3.500 personas solo en 2015.

Las comunidades chiítas del norte de Nigeria ya han sido en otras ocasiones objetivo de Boko Haram. En noviembre del año pasado, decenas de personas murieron al inmolarse un hombre durante una ceremonia chií que se celebraba en la localidad de Potiskum.

Noticias

anterior siguiente