Enlaces accesibilidad

Grecia aprueba un nuevo paquete de medidas, que deja sin cerrar algunos puntos polémicos

  • Esta ley incluye reformas contra la evasión fiscal y elimina exenciones fiscales
  • No incluye cómo se gestionarán los activos dudosos de la banca
  • El Eurogrupo se reúne el lunes para decidir si desbloquea un nuevo pago

Por
 Imagen de archivo de una manifestante con una bandera griega en la plaza Syntagma, frente al Parlamento.
Imagen de archivo de una manifestante con una bandera griega en la plaza Syntagma, frente al Parlamento. EFE Yannis Kolesidis

El Parlamento griego ha aprobado a última hora de este jueves un nuevo paquete de medidas exigidas por los acreedores dentro del tercer rescate del país. Sin embargo, la ley no incluye algunos de los puntos más espinosos, como la forma en que se gestionarán los activos morosos de la banca y las ejecuciones hipotecarias, uno de los asuntos clave para las instituciones, con las que ahora deberá negociarse antes de la reunión del Eurogrupo del próximo lunes.

Esta nueva ley omnibús -debido a que recoge cambios en campos completamente distintos- ha salido adelante con los votos de los partidos en el Gobierno -Syriza y los nacionalistas Griegos Independientes-, mientras que ha sido rechazada por la oposición, a excepción de los diputados del partido centrista To Potami, que se han abstenido.

Se trata de un compendio de medidas para reforzar la lucha contra la evasión fiscal -entre las que figura elevar el número de inspectores fiscales en la Secretaría General de Ingresos-, eliminar las exenciones fiscales que beneficiaban hasta ahora a los agricultores y algunos detalles del sistema de pensiones, como la fórmula para calcular las pensiones de quienes se jubilen a partir de septiembre de este año.

En cambio, no se incluye la gestión de la cartera de activos morosos de los bancos y las ejecuciones hipotecarias, ni tampoco la fórmula alternativa que está preparando el Gobierno griego para evitar elevar el tipo del IVA hasta el 23% a la enseñanza privada. Ambos asuntos deberán negociarse entre Atenas y sus acreedores antes de la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona prevista para el lunes, donde debe decidirse el desembolso de 2.000 millones de euros, un pago pendiente del primer tramo del rescate.

A la espera de la reforma total del sistema de pensiones

Los puntos aprobados sobre pensiones son preludio de la reforma completa del sistema que se exige a Atenas y que se recogerá en una ley propia en la que está trabajando el Ministerio de Trabajo y que espera tener concluida antes de finales de este mes.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, dejó claro durante su visita a Atenas esta semana que las ayudas a la recapitalización de la banca sólo se desembolsarán una vez aplicados todos los requisitos marcados para estas fechas en el programa de rescate, e insistió en que ese proceso de saneamiento bancario debería estar concluido antes de finales de año para evitar mayores costes a accionistas y depositantes.

Además, una vez cerrada la reforma de pensiones y el resto de exigencias, se iniciará la primera evaluación del cumplimiento del tercer rescate, cuyo resultado determinará si se abre o no el debate sobre la reestructuración de la deuda griega.

Fuera ya de las exigencias propias del rescate, el paquete legislativo aprobado este jueves incluye la transposición de la directiva europea sobre ahorro energético, algo que Grecia había ido aplazando, lo que llevó a la Comisión Europea a amenazarle con llevarle ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Noticias

anterior siguiente