Enlaces accesibilidad

Netanyahu endurecerá las medidas contra los atacantes palestinos, tras la última ola de violencia en Israel

  • Se ordenará la demolición de las viviendas terroristas
  • Se ampliarán las detenciones administrativas de los participantes en disturbios
  • Incluye la prohibición de acercarse a la Ciudad Vieja de Jerusalén 
  • Desde el jueves han muerto cuatro israelíes en distintos ataques palestinos

Por
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu AFP DON EMMERT

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció hoy una serie de medidas punitivas destinadas a disuadir a palestinos de lanzar ataques como los que han costado la vida a cuatro israelíes desde el jueves, como demoliciones de casas.

El jefe del Gobierno israelí dio a conocer su decisión tras encabezar una reunión de cuatro horas de duración con altos mandos de seguridad con carácter de urgencia, celebrada inmediatamente después de su regreso este domingo de EE.UU., según han informado los medios locales.

Netanyahu ha dicho al término de la misma que había instruido a los organismos de seguridad a adoptar "una serie de medidas adicionales, incluidas órdenes de demolición de viviendas de terroristas, ampliar las detenciones administrativas de participantes en disturbios, y prohibición a involucrados en instigación de acercarse a la Ciudad Vieja de Jerusalén y al Monte del Templo", como denominan los judíos a la Explanada de las Mezquitas.

El primer ministro israelí se ha reunido este domingo con el titular de Defensa, Moshé Yaalón, el de Seguridad Pública, Guilad Erdán, el jefe del Ejército, Gadi Eisenkot, el director de inteligencia, Yoram Cohen, y el jefe en funciones de la Policía, Bentzi Sau.

Netanyahu fue puesto al tanto de los últimos actos violentos en la zona, incluidos los ataques mortales que se cobraron las vidas de un matrimonio en Cisjordania el jueves y de dos varones en la ciudadela antigua de Jerusalén el sábado, donde hubo, además, tres heridos.

"Me gustaría enviar mis condolencias a las familias de aquellos asesinados y desear una pronta recuperación a los heridos", ha dicho el jefe del Ejecutivo israelí al final de la reunión. "Estamos en medio de una amarga guerra hasta el final contra el terrorismo palestino", sostuvo.

Al concluir el lunes la jornada festiva en Israel de Simjat Torá, Netanyahu mantendrá otro encuentro de su gabinete político y de seguridad para analizar el recrudecimiento de la violencia, que se inició hace tres semanas y se ha intensificado de forma gradual.

A lo largo de la jornada más de un centenar de palestinos resultaron heridos por fuego o inhalación de gases lacrimógenos en enfrentamientos con fuerzas israelíes o ataques de colonos, en diferentes puntos de Cisjordania y Jerusalén Este, según fuentes sanitarias palestinas.

Los disturbios se desarrollaron con especial contundencia en Yenín, Nablus, Ramala, Hebrón, y el campo de refugiados de Al Aida, en el distrito cisjordano de Belén, y en la población de Isawiya, en Jerusalén Este.

Los altos mandos de la seguridad israelíes acordaron en la reunión evaluar la posibilidad de reforzar la presencia de efectivos policiales y soldados en Jerusalén y Cisjordania.

Entretanto, Netanyahu ha exhortado a ministros y diputados a ejercitar la máxima precaución y contención en sus comentarios públicos a fin de no inflamar más los ánimos.

Noticias

anterior siguiente