Enlaces accesibilidad

'Truman': Dos actorazos (y un perro) emocionan en San Sebastián

  • Cesc Gay dirige a Ricardo Darín y Javier Cámara en una memorable duelo interpretativo
  • La película, participada por TVE, abre la competición por la Concha de Oro
  • Emily Blunt y Benicio del Toro presentan el poderoso thriller Sicario

Por
'Truman' de Cesc Gay abre la sección oficial del Festival de Cine de San Sebastián

"Cuando llevaba leídas 50 páginas de guion tuve que parar y darme un paseo”, recuerda Javier Cámara sobre la primera lectura del guión de Truman. “Le mandé un mensaje a Cesc Gay: ‘tenías que haberme avisado’. Él me contesto: 'pero si es una comedia’” Y, sí, algo de comedia rasca en Truman, pero esencialmente es una película para soltar lagrimilla sí o sí.

Así ha ocurrido en los primeros pases en Festival de San Sebastián de la película de Cesc Gay, que inaugura la competición por la Concha de Oro y ha dejado el regusto del memorable duelo interpretativo entre Ricardo Darín y Javier Cámara.

En la cinta, que cuenta con la participación de TVE, Cámara interpreta a un español afincado en EE.UU. que regresa a Madrid para despedirse durante cuatro días de un antiguo amigo íntimo (Darín) que padece una enfermedad terminal.

RTVE.es estrena en exclusiva el tráiler de 'Truman', con Ricardo Darín y Javier Cámara

Todo sucede con esa suerte de hermetismo costumbrista del cine de Cesc Gay: diálogos sencillos, tramas simples, personajes apenas dibujados. “Nace de un experiencia muy personal de Cesc.Y nos dejó malearla y jugar con ella”, explica Cámara, que describe a Darín con admiración infinita. “Como le quiero tanto ahora mismo, lo único que hice fue dejarme llevar. Quería ponerme a la altura de la mirada empatía y corazón de este hombre, compartir con él los planos y estar aprendiendo todo el relato. Es imposible que mienta. No es que no sepa, es que no puede”.

Darín y Cámara, dos tipos bromistas y expansivos, se han enamorado profesionalmente. “No me gustar trabajar con gente enfadada e irascible. Lo he hecho y no quiero repetir. Hacemos películas, no operamos a corazón abierto. Tenemos que estar frágiles y emotivos. En eso Ricardo es un maestro”.

El cine de Cesc Gay se eleva

El actor argentino carga con el conflicto principal de la película y es más que probable que recoja todos los premios de interpretación de este año, Goya incluido. “Mi personaje es alguien que no sabe enfrentarse a la muerte; el personaje de Ricardo sin embargo lo agarra de frente. Los dos se dicen cosas muy bonitas. Recorren un camino como si fueran Don Quijote y Sancho Panza, esa extraña pareja universal que están confrontados, que se alimentan el uno y al otro. Me gustaba estar de observador, hacer un personaje pasivo, aunque me daba muchísimo miedo”.

De pronto, el sosegado cine de Cesc Gay luce mejor con un conflicto fuerte. Esa burguesía urbana que ha descrito tantas veces cierra un ciclo. “Hay una evolución clara en la temática y en sus personajes”, analiza Cámara, que repetía por tercera vez con Gay (Darín lleva dos). “Desde Hotel Room a En la ciudad eran personajes en sus primeros amores y sus primeras decisiones de identidad. Ficción era una historia de amor no realizada. Luego, Una pistola en cada mano, donde los hombres están muy perdidos frente a unas mujeres mucho más asentadas. Y está película se enfrenta por primera vez a lo inafrontable. Y hay un acercamiento a los personajes, en lo emocional y físico. De repente, se enclaustra en una historia más cercana. Imagino que es un estado emocional”.

El momento de Cámara

Hace 13 años, cuando acompañaba a Almodóvar para promocionar Hable con Ella, Cámara no hablaba nada de inglés. Y, casualidad o no, ahora los papeles de personajes bilingües se encadenan en su carrera. Primero fue el profesor de Vivir es fácil con los ojos cerrados, luego el actor empecinado en triunfar en Nueva York de La vida inesperada. Y, en Truman, un español que trabaja en EE.UU.

Cámara ríe como sorprendido de lo fugacidad de los acontecimientos. “La verdad es que están siendo fascinantes estos últimos años. De tanto pensar que no estaba soñando con ciertas cosas, realmente estaba posicionando mi energía hacia algún lado: hacia directores que me apasionan", reflexiona antes de recordar la serie para la HBO en la que ha participado este verano: ¡Y ahora estoy haciendo una serie con Paolo Sorrentino en inglés, latín e italiano!”.

Estrellas e irregular Sección Oficial

Por lo demás, los protagonistas del día son Benicio del Toro y Emily Blunt, presentes en Donostia para arropar Sicario, de Denis Villeneuve, proyectada en la Sección Perlas tras su paso este año por la sección oficial de Cannes. Es el tercer año consecutivo que Del Toro (Premio Donostia en 2014) acude al certamen. Sicario, un thriller que comienza con la descripción poderosa de la lucha contra el narcotráfico en la frontera entre EE.UU. y México, termina por convertirse es una historia de venganza común. Con todo, el viaje merece la pena.

Más irregular ha arrancado el resto de sección oficial, Truman al margen. Primero, el esteta Terence Davies presentaba Sunset Song, adaptación del libro de Lewis Grassic Gibbon, considerado la novela más importante de la historia de escocesa. Davies se la lleva a su terreno de interiores turbulentos, malos tratos, protagonista en busca de esperanza y, cómo no, popurrí de canciones tradicionales. Pero ya sea porque no está ambientada en sus queridos años 40 de su infancia, sino en la Escocia previa a la I Guerra Mundial, no alcanza la brillantez de sus mejores películas.

Por último, Evolution, de la francesa Lucile Hadzihalilovic, es la historia de un perturbador pueblo costero poblado únicamente por jóvenes mujeres y niños varones. La atmósfera inquietante se alarga y la historia camina despacio en una película marciana en la que los espectadores deben interpretar la narración y el mensaje. Los tímidos aplausos de la proyección del Kursaal no le auguran una buena acogida.

Noticias

anterior siguiente