Enlaces accesibilidad

Madrid Fashion Week

Duyos y Devota&Lomba cierran una jornada de energía positiva

Por
Imagen del desfile de Devota&Lomba EFE

Devota&Lomba ondea una bandera de cuatro colores y cuatro intenciones. Rojo, lima, beige y blanco le sirven para dibujar una propuesta con la que expresa su pasión por el oficio, el respeto por el medioambiente, la nobleza de los tejidos naturales y la esperanza por un futuro mejor que, a juzgar por el presente, se adivina positivo.

Las ventas no bajan, que ya es algo muy bueno, pero además tenemos más licencias y lanzamos nuevos productos”, confiesa. Y lo hace rodeado de prendas de trazo arquitectónico y texturas importantes que aportan carácter a la colección.

Códigos de la casa, como los que llevan las prendas trabajadas con la técnica del origami, “no podemos evitar ser nosotros mismos, es nuestra identidad”. Llama la atención el contraste entre las líneas fluidas y las geometrías que recorren la colección, una interesante batalla.

El kimono se interpreta en distintas versiones, siempre con una sensualidad tranquila, y los looks masculinos llevan un patronaje acertado y detalles mimosos, coquetos.

Diseño de Duyos EFE

El primer vestido del desfile de Duyos es “toda una declaración de intenciones”. Se trata de un diseño que lleva bordadas imágenes de personas que se besan. Puro amor, puro corazón. Y corazón ha puesto en esta colección, ‘Obumu’.

Esta palabra significa solidaridad y es que con este desfile quiere “dar visibilidad a una ONG pequeñita que trabaja con y para las mujeres y los niños de dos pueblos de Uganda”. Un coro de niños de un colegio de Madrid nos trasladó con sus voces al corazón del continente negro.

Duyos, como nos cuenta en esta entrevista, ha elaborado la colección con texturas naturales, como linos y algodones con distinto acabado. El patrón es más estructurado que en el verano anterior y las prendas van más trabajadas, con bordados y aplicaciones artesanales. Aunque no se olvida de los vestidos en muselina de seda, con colores alegres, que bailan al caminar. 

Diseño de Montesinos noticias

Francis Montesinos ha hecho un cóctel con todas las referencias y fuentes de inspiración que van desde el flamenco y el rock hasta el Kabuki. El desfile es un trago que entona, alegra los sentidos y emborracha de libertad y color, de estampados, transparencias y mensajes.

Y es que muchas prendas van “tapizadas y enriquecidas con palabras, textos, motivos fetiche e iconos de la casa, como los lunares, los claveles y el rostro del diseñador.

Desfile de Roberto Verino noticias

El negro ha sido el color que ha unificado la propuesta, un color que se adapta a distintos estilos, desde el barroco sofisticado de Montesinos al minimalista de Schlesser o al lujo sensual de Verino.

La colección del gallego, titulada “Un balcón al mar”, es eso, un balcón a las historias del verano, a los viajes, al placer. Los motivos marineros, en rayas generosas, ilustran una propuesta marcada por los estampados de estilo tropical, exuberantes siempre, y una gama de siluetas que “se adaptan a cada momento del día”.

Carrusel final de Roberto Verino noticias

La noche, más sofisticada, hace guiños a la estética disco setentera, con vestidos que llevan ventanas que invitan al deseo y otros que se llevan con leggings dorados, perfectos para bailar.

Desfile de Ángel Schlesser noticias

Ángel Schlesser vuelve al pasado, a su pasado. Concretamente a los años 90, la década del minimalismo, de la racionalización de la moda, de la limpieza visual que servía para dar protagonismo al patrón, a las texturas. 

Su colección es un perfecto ejercicio de sintesis, de concreción. Tanto de formas, como de texturas y colores. Blancos y negros le sirven al diseñador para esquimatizar una propuesta de líneas sencillas, con guiños elegantes al armario tradicional masculino y aires urbanos.

Los motivos florales alegran estampados tropicales que contrastan con otros geométricos. El largo midi se vuelve protagonista y los volantes aportan feminidad y coquetería entre tanto elemento varonil, como los pantalones y las chaquetas.

Destacan las prendas en rojo intenso, por su explosión de color alejada del tono de la colección. Y también, los botones de las prendas que pasan a ser el único elemento decorativo aunque sin perder la función para la que han sido creados. 

Este repaso a los noventa ha sido muy aplaudido por Eugenia Silva, Martina Klein y Mayte de la Iglesia, las chicas Schlesser que antes pisaban la pasarela y ahora, como señoras, lo ven en la primera fila. 

Colección de Ailanto EFE

Una pasarela verde y azul da la bienvenida al desfile de Ailanto. Son dos colores positivos, alegres, veraniegos, relacionados con el disfrute, con las vacaciones. Dos colores que utilizó mucho David Hockney en sus cuadros de piscinas.

Y en una de ellas nos zambullimos con la colección que firman Aitor e Iñaki, los hermanos Muñoz, que han sabido trasladar con acierto el ‘buen rollo’ de la obra del pintor británico a través de colores, texturas y siluetas de una juventud envidiable.

Destaca la diversidad de patrones y siluetas, aptas para todo tipo de mujeres, para todo tipo de situaciones, siempre divertidas. Son irresistibles los caftanes y los monos, a veces realizados con la técnica del patchwork.

Desfile de Ailanto noticias

Un bosque tropical de lo más pop

Además, llaman la atención las prendas inspiradas en el estilo surfero y los trajes que, aunque no lo parezca, están hechos de neopreno.

Pero lo que levanta el aplauso es el estupendo trabajo de estampación. Siguiendo el tono de la colección, los tejidos se decoran con peces, plantas acuáticas y una maraña elegante de hojas de maranta, monstera y calateas, que juegan al contraste con los dibujos geométricos.

Una paleta de color dulce, con aguamarina, azalea, mandarina, maranta y oro, tiñe prendas dibujadas con un trazo deshabillé y looks compuestos por superposiciones que proyectan una silueta vertical, estilizada, femenina.

Toda la propuesta ofrece múltiples combinaciones e invita a jugar a mezclar. A mezclar tejidos, colores y complementos. Entre ellos, un enorme bolso de mimbre trenzado a mano. ¡Ya tenemos it-bag!

Desfile de Ágatha Ruiz de la Prada noticias

Vestirse y divertirse

Ágatha Ruiz de la Prada rebaja la teatralidad de sus vestidos. Y tiene un motivo. Su colección va destinada a vestir a las mujeres –y hombres, ¡por qué no!- que salen a divertirse de afterwork, después del trabajo.

Para evitar incomodidades a la hora de tomar un cóctel llevando un vestido taca-taca o nube, la diseñadora propone prendas más fáciles de llevar y de guardar en un armario convencional. Eso sí, sin renunciar a su estilo.

Vestido de novia de Ágatha Ruiz de la Prada efe

Colores vivos y alegres y estampados de la casa adornan prendas de un chic casual y muy divertido. Tan solo la novia, con diseño de neopreno, se tiñe de blanco y lleva un original tocado de flecos. Lo dicho, pura diversión. Por eso iba de perlas la canción de los ochenta de Cindy Lauper: ‘Las chicas solo quieren divertirse”.

Noticias

anterior siguiente