Enlaces accesibilidad

Hizbulá y los rebeldes sirios pactan una tregua de 48 horas en tres localidades de la frontera

  • El alto el fuego alcanza a las localidades de Zabadani, Foua y Kefraya
  • Los rebeldes han puesto cerco a las dos últimas, de mayoría chií
  • Continúan los combates en torno a Damasco

Por
Explosión en la localidad de Foua, en la provincia de Idlib, Siria, el pasado 10 de agosto
Explosión en la localidad de Foua, en la provincia de Idlib, Siria, el pasado 10 de agosto AFP OMAR HAJ KADOUR

La milicia chií libanesa de Hizbulá, que combate en Siria para apoyar al régimen de Bachar al Asad, el Ejército sirio y una coalición de grupos rebeldes han pactado un alto el fuego de 48 horas en tres localidades a lo largo de la frontera sirio-libanesa.

Según fuentes citadas por la agencia Reuters, en las negociaciones habría participado también una delegación iraní. El alto el fuego coincide además con la visita a Damasco del ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

Alto el fuego en vigor

El alto el fuego ha entrado en vigor a las 6 de la mañana del miércoles, hora local, y está circunscrito a la ciudad de Zabadani y a dos pequeñas localidades de mayoría chií en la provincia de Idlib (noroeste), Kefraya y Foua.

La cadena de televisión de Hizbulá, Al Manar, ha anunciado el comienzo de la tregua, de la que ha informado también el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH, una ONG con sede en Londres).

Zabadani es el último bastión rebelde en la frontera. Hizbulá ha lanzado un ataque el último mes para intentar tomarla. En represalia, una coalición de milicias encabezada por Ahrar al Sham (grupo islamista cercano al brazo de Al Qaeda en el país, el Frente al Nusra), ha puesto cerco a Foua y Kefraya.

Durante el alto el fuego, los heridos serán evacuados y se repartirán víveres en las localidades chiíes, donde hay miles de personas bajo asedio.

El papel de Hizbulá en la guerra civil siria no ha dejado de aumentar desde 2011. El propio Gobierno sirio ha descrito a la milicia chií como su principal aliado contra los insurgentes.

Combates en Damasco

Mientras tanto, continúan los combates entre los insurgentes y el Ejército en los alrededores de la capital, Damasco.

Al menos 32 personas han muerto y 175 han resultado heridas por bombardeos de la aviación gubernamental y el lanzamiento de cohetes por parte de los rebeldes, según activistas y medios de comunicación locales citados por Efe.

De esas víctimas, al menos 27 han perdido la vida y 120 han resultado heridas por ataques aéreos del ejército contra las poblaciones de Duma, Saqba, Hamuriya y Kafr Batna, en la región de Guta Oriental, principal bastión de la oposición en las afueras de la capital, según el OSDH.

Otras cinco personas han muerto y 55 han sufrido heridas por el impacto de proyectiles en distintas áreas del centro de Damasco, según ha indicado la agencia de noticias oficial siria, Sana, que culpa del ataque a "grupos terroristas".

La guerra civil en Siria, iniciada en marzo de 2011, se ha cobrado ya la vida de más de 200.000 personas, según datos de la ONU.

Noticias

anterior siguiente