Enlaces accesibilidad

Muere a los 86 años el general Contreras, máximo represor de la dictadura de Pinochet

  • Padecía desde hace años cáncer de colon, hipertensión y diabetes
  • Con 56 juicios pendientes, estaba condenado a más de 500 años de prisión
  • Nunca se arrepintio de sus crímenes y ha mantenido el rango hasta su muerte

Por
Muere Manuel Contreras, exjefe de la policía secreta de Pinochet

El general Manuel Contreras, el máximo represor de la dictadura de Augusto Pinochet en Chile y condenado a más de 500 años de prisión, ha muerto este viernes en el hospital militar de Santiago de Chile según han informado fuentes de la gendarmería (guardia de prisiones). Su funeral se realizará en la intimidad por expreso deseo de la familia.

Al general, de 86 años y cuyo rango no había perdido pese a haber sido condenado, se le habían suspendido todos los tratamientos tras el agravamiento de su salud en la última semana y solo recibía cuidados paliativos para el dolor

El exjefe de la temible Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta de Pinochet, padecía desde hace años un cáncer de colon, de hipertensión y de una diabetes que le había afectado los riñones, por lo que recibía diálisis tres veces a la semana.

Contreras ha muerto  en una cama del hospital, donde permanecia desde septiembre de 2014, mientras la opinión pública creía que estaba en la prisión militar de Punta Peuco, junto a cerca de un centenar de otros violadores de los derechos humanos.

Nunca reconoció ni se arrepintió por sus crímenes

Gestor de episodios como la Operación Colombo y la Operación Cóndor, que involucraron en los años 70 y 80 a las dictaduras militares de la región en operaciones coordinadas para asesinar a opositores, Contreras, que recibió su último dictamen judicial hace apenas una semana, estaba condenado a más de 500 años de prisión en 58 sentencias definitivas y tenía otros 56 juicios en proceso.

Considerado el peor criminal de la historia de Chile, Contreras jamás reconoció nada y cuando las evidencias dejaban al desnudo su responsabilidad, culpaba a otros, incluido el propio Pinochet, a quien en sus últimos años acusó de haberse enriquecido con el narcotráfico.

Su distanciamiento de Pinochet comenzó cuando vio que éste, que al dejar el poder en 1990 afirmó que "el día que toquen a uno solo de mis hombres se acaba el Estado de Derecho", no cumplía su amenaza y lo dejaba a merced de los tribunales.

Pasado a retiro, Contreras creó primero una empresa privada de seguridad y después se fue a vivir a un poblado rural a mil kilómetros de Santiago, hasta que la Justicia chilena y la italiana lo procesó y condenó, en 1995.

"Una vergüenza para el Ejército chileno"

Este jueves, el presidente del Partido Comunista de Chile, diputado Guillermo Teillier, pidió al ministro de Defensa, José Antonio Gómez, la degradación del general Contreras antes de que muriera. En una misiva, Teillier subrayaba que Contreras mantenía su rango de general de la República pese a que el artículo 222 del Código de Justicia Militar establece que "la pena de muerte y las de presidio y reclusión perpetuas llevan consigo la degradación".

Asimismo, el líder de los comunistas chilenos ha recordado que Contreras sumaba dos cadenas perpetuas, una por el asesinato de la familia del general Carlos Prats, y otra por 19 secuestros y un asesinato ocurridos en Villa Grimaldi, en Santiago.

En esta misma línea, la abogada de derechos humanos Carmen Hertz, en declaraciones a Canal 13 de Televisión, ha lamentado que el militar haya fallecido con el grado de general lo que a su juicio muestra "que es una vergüenza para el Ejército chileno".

Dos días antes, los familiares de las víctimas de la dictadura militar de Pinochet (1973-1990), también habían pedido tanto al ministro de Defensa, José Antonio Gómez, como a los altos mandos del Ejército que se degradara al máximo represor del régimen militar.

Noticias

anterior siguiente