Enlaces accesibilidad

El Tribunal de Cuentas detecta anomalías en la gestión de la Fundación Thyssen

  • Señala "algunas irregularidades", aunque el resultado general de la fiscalización es "positivo"
  • No registró el derecho de uso del Palacio de Villahermosa ni costes de restauración de obras

Por
FOTOTECA MADRID
Fachada del palacio de Villahermosa de Madrid que alberga la colección del Museo Thyssen Bornemisza. EFE/ Bernardo Rodriguez

El pleno del Tribunal de Cuentas ha aprobado un informe de fiscalización de la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza en el que enumera una serie de deficiencias que ha encontrado en la gestión contable de la entidad correspondiente al ejercicio 2013.

En concretos, los responsables de esta fundación no registraron en su balance la valoración inicial del derecho de uso sobre el palacio de Villahermosa, sede de la colección permanente, que asciende a cerca de 17 millones de euros.

Tampoco activaron los costes derivados de las grandes restauraciones de las obras de arte, por un importe superior a los 100.000 euros.

El máximo órgano fiscalizador del Estado también advierte de que "han existido otras incorrecciones en los apuntes contables referidos al fondo bibliográfico, a las existencias de la tienda-librería y a los ingresos de promociones, patrocinadores y colaboraciones".

Respecto al análisis sobre el sometimiento a la legalidad, se señala que, "en general, el resultado de la fiscalización es positivo", si bien "recoge algunas irregularidades" relativas a pago de determinados complementos salariales, abonados durante el ejercicio 2013; préstamos de obras de arte a otros museos e instituciones, y la ausencia de la remisión -que es obligatoria- de la información sobre determinados contratos al Tribunal de Cuentas, así como, determinadas disfunciones en lo que se refiere a los órganos competentes para la emisión de circulares, aprobación de tarifas del museo y regulación de diferentes procedimientos internos.

Elementos "de riesgo"

Por otra parte, los resultados de la fiscalización sobre la verificación del grado de funcionamiento efectivo de los sistemas de control interno y procedimientos de gestión de la Fundación, han puesto de manifiesto que en el ejercicio fiscalizado dichos sistemas de gestión no eran lo suficientemente adecuados para contribuir al cumplimiento adecuado de los objetivos y funciones de la Fundación.

El informe desgrana otros "elementos de riesgo y puntos débiles" que ha detectado en la gestión de la fundación, como la carencia de una normativa interna que regulase los procesos de elaboración, actualización y aprobación de la normativa interna, deficiencias en el reglamento interno de contratación; y carencias en la normativa interna que regula el procedimiento para la contratación de personal en lo que se refiere a los trabajadores de carácter temporal, a pesar de que este tipo de contrataciones es muy habitual en la Fundación.

El Tribunal también ha descubierto "deficiencias en el procedimiento de gestión de la venta de entradas y la normativa específica del servicio de taquillas" y "falta de regulación de los procedimientos ligados a los préstamos temporales de obras de arte".

Recomendaciones

Por otra parte, el informe ha efectuado un seguimiento de las recomendaciones efectuadas por el Tribunal en su informe anterior sobre la fundación. Las conclusiones más relevantes en esta materia han sido que la fundación, durante el ejercicio 2013, no había establecido todavía procedimientos para la gestión completa de las ventas de entradas en las taquillas del museo, y tampoco se había creado un procedimiento escrito para la gestión de almacén y para la regulación contractual de las existencias depositadas en poder de terceros.

La recomendación relativa a introducir un procedimiento formal para la regularización de los saldos recíprocos de los museos firmantes del convenio del llamado "Abono Paseo del Arte" (donde también intervienen el Museo del Prado y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía), el informe considera que está parcialmente cumplida. Se concluye que se han dado nuevos pasos para fijar el procedimiento del reparto de los ingresos, aunque el Tribunal considera que ello no es lo suficientemente adecuado para llevar a cabo la regularización de todos los saldos entre las tres Instituciones, como se expone en el informe.

En cuanto a las recomendaciones cumplidas, se alude a la aprobación de las tarifas para adquirir la condición de "Amigos del Museo", las medidas de control sobre las tarifas aplicables a la gestión de los diferentes espacios del museo y la realización periódica de inventarios físicos de los artículos de las tiendas.

Noticias

anterior siguiente