Enlaces accesibilidad

El Banco de España insiste en la consolidación fiscal para reducir la deuda pública

  • Estima que si el déficit cierra este año en el 4,2% la deuda no llegará al 100%
  • Ve "dinamismo en el consumo" pese a que baja la confianza en junio

Por
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE HUGO ORTUÑO

El Banco de España pide completar "con éxito" el proceso de consolidación fiscal para conseguir estabilizar y reducir la deuda pública por debajo del 100% del PIB. En su último boletín económico, afirma que el objetivo de reducción del déficit público de las administraciones debe ser una "prioridad".

Considera que el cumplimiento de los objetivos de déficit del 4,2% del PIB para este año permitiría mantener el ratio de deuda pública sobre el PIB "en niveles ligeramente por debajo del 100% del PIB, para comenzar a reducirse gradualmente en los años siguientes".

El objetivo del Gobierno de deuda pública que contiene el nuevo Programa de Estabilidad recientemente actualizado sitúa la deuda de este año en el 98,9% del PIB y en el 98,5% del PIB el que viene.

El Banco de España explica que una de las principales consecuencias de la crisis económica y financiera fue el incremento de los ratios de endeudamiento público hasta niveles que llegaron a máximos históricos y recuerda que en el caso español el aumento del stock de deuda produjo elevados déficit públicos.

Sigue aumentando la deuda pública

La deuda pública sobre el PIB mantuvo su tendencia creciente en España en 2014, hasta situarse en el 97,7% del PIB, frente al 92,1% registrado en 2013, como resultado esencialmente del déficit primario y de la carga de intereses.

El organismo insiste en que las operaciones de endeudamiento de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales, han generado un incremento de la deuda de la Administración Central, que ha ayudado con diversos planes y fondos a financiar a estas administraciones.

La deuda de la Administración Central pasó de representar el 79,9% del PIB en 2013 a un 84,6% en 2014. Si se tiene en cuenta que una parte de este incremento de la deuda se utilizó para financiar a las CC.AA. y ayuntamientos, la subida resultante, una vez descontados los activos generados por estas operaciones no es de cinco puntos, sino de 2,2 puntos porcentuales. A 31 de diciembre, las CC.AA. habían recibido préstamos de la Administración Central por 88,7 millones de euros y los ayuntamientos, 7,5 millones.

Dinamismo en el consumo

El Banco de España destaca que el consumo privado habría mantenido un "elevado dinamismo" al final del segundo trimestre de acuerdo con los datos disponibles, al tiempo que se mantiene la recuperación de la inversión residencial desde principios de 2014.

La autoridad monetaria resalta que el comportamiento "expansivo" de los hogares se sustenta en la tendencia "favorable" del empleo y de los condicionantes de naturaleza financiera. Sin embargo, tanto el índice de confianza de los consumidores como el de los comerciantes minoristas registraron pequeñas caídas en junio, si bien continuaron en niveles próximos a máximos.

Los datos más recientes de los indicadores referidos a la actividad de la construcción sugieren que el sector sigue en forma, aunque podría estar experimentando una "ligera desaceleración". La institución gobernada por Luis María Linde ve un "tono positivo" en la inversión empresarial y cierta moderación en los servicios de mercado a medida que avanzó el segundo trimestre.

La rebaja de los tipos de interés favoreció que aumentara el crédito a las empresas en mayo. En concreto, el volumen de las nuevas operaciones crediticias crece un 10% interanual en las de importe inferior a un millón de euros y un 24% en las de mayor cuantía.

En cuanto al sector exterior, las exportaciones reales de bienes retrocedieron el 0,9% en mayo en tasa interanual, tras avanzar en marzo y abril.

Noticias

anterior siguiente