Enlaces accesibilidad

García-Margallo: "Se ha incrementado la seguridad de nuestras embajadas por el terrorismo yihadista"

  • Anuncia que visitará Irán junto con los ministros de Fomento e Industria
  • Advierte a Mas: "Cuando se pierde credibilidad nadie quiere negociar contigo"

Por
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, en una imagen de archivo. EFE/Marta Pérez

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha explicado que por la amenaza del terrorismo yihadista "se ha incrementado la seguridad" en las embajadas españolas.

En una entrevista en Las Mañanas de RNE, García-Margallo ha asegurado que "nadie está libre de la amenaza terrorista". "España forma parte de occidente, de la coalicción que está en Irak y está intentando atajar el terrorismo en Libia", ha afirmado.

Las mañanas de RNE - García-Margallo: "Mas ha provocado un fuego que ha dividido a la sociedad catalana"

Y es que a su juicio, no se puede permitir que "Libia pudiera convertirse en una especie de Afganistán con petróleo y riqueza a las puertas de casa".

Viajará a Irán después del verano

Por otro lado, el titular de Exteriores se ha referido también al acuerdo nuclear alcanzado por Irán y los países del Grupo 5+1 (EE.UU., Francia, China, Rusia, Reino Unido y Alemania) tras más de 13 años de conflicto y ha anunciado también que "a la vuelta del verano" viajará a Irán junto a los ministros de Fomento, Ana Pastor, e Industria, José Manuel Soria.

El jefe de la diplomacia española ha señalado que estaba tan seguro de que este acuerdo "histórico" iba a salir adelante que ya ha concertado un viaje para el mes de septiembre a Irán.

Para García-Margallo, este acuerdo despeja "muchas amenazas" que había en Oriente Medio y "el riesgo de que hubiese habido una guerra", a la vez que despeja que otras potencias de la región "hubiesen querido también una bomba". A su juicio, refuerza además a los reformistas, y el presidente de Irán, Hasan Rohani "lo es", al igual que el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif.

"Irán va a formar parte de la solución de todos los problemas que tenemos en Siria, Irak, Líbano, Yemen y en Libia probablemente, así como en Palestina, porque Irán respaldaba a Hamás. Es importante para todos y también para España", ha añadido.

Situación en Grecia

Preguntado por el acuerdo de la UE con Grecia, García-Margallo ha recordado que "hay reglas de juego que hay que respetar, y Grecia no las había respetado". Según el ministro, Samaras sacó a Grecia del fondo en el que estaba y en seis meses el primer ministro, Alexis Tsipras, y sus "recetas populistas se han llevado todo por el delante".

"En una comunidad tenemos que decidir todos los que participamos. Tsipras se ha querido echar un órdago con el reférendum, pero así no funcionan las cosas", ha criticado.

En relación a las declaraciones de Tsipras sobre lo bueno que sería que en España ganase Podemos, el ministro entiende que no le parece generoso ni propio de un país amigo.

Debate soberanista en Cataluña

En cuanto al debate soberanista en Cataluña, García-Margallo ha advertido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, que si pretende usar el resultado electoral del 27S como "baza para negociar algo" le puede pasar como al primer ministro griego: "Cuando pierdes la credibilidad nadie quiere negociar contigo".

Margallo ha lanzado esta advertencia tras subrayar que el propio Mas es consciente de que la independencia de Cataluña es "inviable", porque al no ser un Estado reconocido no podría acceder al Fondo Monetario Internacional (FMI) ni al Banco Central Europeo (BCE) y por tanto no podría pagar su deuda, "la mayor de España".

A su modo de ver, lo único que ha conseguido Mas con su "huida hacia adelante" es que nadie le abuchee cuando va a los sitios porque ya nadie le pregunta por la sanidad, la educación o "las cuentas de Convergència", porque sólo le preguntan por cuándo llevará a Cataluña a "la tierra prometida".

A su juicio, con el debate soberanista Mas ha dividido a la sociedad catalana, ha provocado la ruptura de CiU y las escisiones en Unió y el PSC, y ha hecho que su partido, "Convergència no pueda presentarse a las elecciones con sus siglas y tenga que ir con uniforme de camuflaje". También ha advertido que todo esto no va "en beneficio no de la clientela tradicional de Convergència", sino "de la extrema izquierda".

Noticias

anterior siguiente