Enlaces accesibilidad

Andalucía impedirá por ley el copago sanitario en su cartera de servicios

  • La Junta aprueba un anteproyecto para la sostenibilidad del sistema sanitario
  • Se compromete a minimizar el impacto de lo copagos del Gobierno central
  • También a destinar el 6,5% del PIB al sistema público sanitario

Por
 El copago en medicamentos de farmacias hospitalarias afectaba a 42 tipos de fármacos.
El copago en medicamentos de farmacias hospitalarias afectaba a 42 tipos de fármacos. Getty Images/iStockphoto THINKSTOCK

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el anteproyecto de la Ley de Garantía y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, que pretende garantizar la "supervivencia" en el futuro de este modelo y que impedirá el copago en su cartera complementaria de servicios.

En el caso de la cartera básica de servicios, de competencia estatal, la Junta -si se estableciera algún tipo de copago- impulsará medidas para minimizar el impacto en la ciudadanía, según ha asegurado en rueda de prensa el nuevo consejero de Salud, Aquilino Alonso.

El anteproyecto, que se espera que quede definitivamente aprobado en el primer trimestre del próximo año, no incluye memoria económica aunque establece como planteamiento inicial el de destinar al sistema público sanitario el 6,5 % del PIB a lo largo de la legislatura, lo que ha sido tildado de "razonable y adecuado" por el consejero, que ha recordado que ahora representa el 6,01 % del PIB.

La Junta quiere "blindar" la sanidad pública

Mediante esta ley, el Gobierno andaluz se propone "blindar" la sanidad pública bajo los principios de "universalidad, equidad, solidaridad social e igualdad".

En su título I, el anteproyecto recoge las medidas para garantizar la perdurabilidad del sistema sanitario público, sus principios, los derechos de la ciudadanía, el acceso a su cartera de servicios y la universalidad de la asistencia.

Junto a la obligatoriedad de consolidar el mantenimiento y funcionamiento de los servicios, así como la naturaleza pública y universal de la prestación asistencial, se refuerzan los nuevos derechos que ya tiene reconocidos la población andaluza en el ámbito de la salud, como los del acceso a todas las prestaciones y al historial médico, la segunda opinión médica, la libre elección de médico, los cuidados paliativos y el consejo genético.

Las medidas en torno a la sostenibilidad se articulan en el título II y se dirigen a asegurar la viabilidad del sistema en las vertientes económica, social, ambiental y del conocimiento, la investigación y la innovación.

Apuesta por las centrales de compras provinciales y regional

Se determina que la compra de bienes y servicios tendrá que atender a criterios de homogeneidad a través de estructuras integradas como las centrales de compras provinciales y regional.

Así, se sitúa la gestión clínica como el escenario idóneo para la aplicación de medidas destinadas a alcanzar la sostenibilidad del sistema gracias a la implicación de los profesionales y ciudadanos en la gestión y uso racional de los recursos.

Como novedad, con la nueva norma se establecerá el Plan de Gestión del Sistema Sanitario Público de Andalucía, que contendrá las directrices, necesidades de recursos humanos y materiales, líneas estratégicas de formación, investigación y financiación para un periodo de cuatro años.

El consejero ha asegurado que en Andalucía se mantendrán iniciativas como la de la subasta de medicamentos y, preguntado si la ley recogerá algún compromiso concreto respecto a la plantilla sanitaria, ha dicho que el citado plan establecerá unos "criterios" sobre el personal, pero sin una cuantificación porque "las situaciones son cambiantes" y debe adaptarse "en cada momento".

En cuanto a los compromisos sobre los tiempos de espera, ha indicado que la ley va a garantizar unos plazos concretos en el caso de las patologías cardiacas, como se había comprometido la presidenta de la Junta, Susana Díaz, pero ha puntualizado que se recogerá en un decreto posterior.

Noticias

anterior siguiente