Enlaces accesibilidad

Moscú y Atenas acuerdan que el gasoducto Turkish Stream llegue a Grecia con financiación rusa

  • Las obras empezarían en 2016 y la inversión sería de 2.000 millones de euros
  • Se creará una empresa participada al 50% por ambos países para construírlo
  • "La realización del proyecto no apunta contra nadie", asegura el Gobierno griego

Por
Vladimir Putin, presidente de Rusia, en San Petersburgo
Vladimir Putin, presidente de Rusia, en San Petersburgo. REUTERS/Alexander Zemlianichenko/Pool

El ministro de Energía ruso, Alexandr Novak, y su colega griego, Panagiotis Lafazanis, han firmado este viernes en San Petersburgo un memorándum para ampliar a Grecia el gasoducto Turkish Stream, una infraestructura que se financiaría con dinero ruso. Las obras, con un coste total estimado en 2.000 millones de euros, comenzarán previsiblemente el próximo año y concluirán en 2019, según el ministro ruso de Energía.

La rúbrica del gasoducto se produce en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, donde el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunirá con el presidente ruso, Vladímir Putin, en un momento crucial de las negociaciones de Grecia con sus acreedores internacionales.

El acuerdo contempla la creación de una compañía participada al 50% por las dos partes. La empresa conjunta, South European Gas Pipeline, estará financiada al 50% por Rusia y al 50% por Grecia, que ha firmado para este fin un préstamo con el banco ruso Vnesheconombank, según ha asegurado Lafazanis, citado por la agencia rusa TASS.

"La compañía conjunta ejecutará la construcción del gasoducto en territorio griego", que en su trazado por Grecia se llamará "gasoducto de Europa del Sur", ha especificado el ministro ruso en la ceremonia de la firma del acuerdo intergubernamental. Novak ha anunciado que Rusia adelantará la parte griega en la financiación del gasoducto debido a los problemas económicos que atraviesa Atenas.

"Con la firma de este memorándum culminamos un trabajo de muchos meses para trazar el gasoducto a través del territorio griego. Este gasoducto jugará un papel estabilizador en toda la región. La realización del proyecto no apunta contra nadie, sino que une a todas las regiones por las que pasará", dijo Lafazanis.

Rusia anunció el proyecto de un nuevo gasoducto a través del mar Negro hasta el territorio turco situado en Europa después de renunciar al South Stream, que debía suministrar gas ruso a países europeos como Italia, Austria y Hungría a través de Bulgaria. El proyecto firmado este viernes llevaría el gas ruso directamente desde Estambul y a la frontera greco-turca.

En febrero, Rusia advirtió de que la Unión Europea tiene un plazo de dos años como máximo para enlazar su red de gasoductos con la frontera greco-turca y que "no hay otras opciones" sobre la mesa, ya que el tránsito a través de Ucrania está descartado una vez expire el actual contrato.

Noticias

anterior siguiente