Enlaces accesibilidad

Sindicatos y patronales firman el acuerdo de negociación colectiva para el período 2015-2017

  • Los líderes de CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme lo han rubricado este lunes
  • Establece una subida salarial de hasta el 1% en 2015 y del 1,5% en 2016
  • Discrepan sobre su aplicación, sobre todo en los incrementos salariales
  • Toxo sostiene que el acuerdo supone "una enmienda a la reforma laboral"

Ver también: III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (.PDF)

Por
Sindicatos y patronales firman el acuerdo de negociación colectiva para el período 2015-2017

Los responsables de CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme han firmado este lunes el nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) para el periodo 2015-2017. La rúbrica se ha producido en la sede del Consejo Económico y Social (CES) una vez que las direcciones de las organizaciones firmantes han ratificado el texto del principio de acuerdo alcanzado el pasado 14 de mayo y que establece una subida salarial de hasta el 1% para 2015 y hasta el 1,5% para el próximo año.

Todos los firmantes han tildado de "valioso" el acuerdo. Los sindicatos mayoritarios han reconocido la mejoría macroeconómica que vive el país, "pero que no ha llegado a la gente". Así, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado que el acuerdo busca "consolidar el cambio de ciclo de la economía española". "Es una contribución importante para dejar atrás la crisis y hablar de recuperación con fundamento", ha afirmado Cándido Méndez, secretario general de UGT.

"El diálogo, y acuerdos como éste, son el mejor instrumento para fomentar la recuperación y el empleo", ha afirmado el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, para quien el pacto "va a servir para despejar incertidumbres sobre la economía española y para que sigan mejorando indicadores como el paro, el endeudamiento público, las desigualdades y para garantizar la sostenibilidad del sistema de protección". El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha defendido que "es un acuerdo que está pegado a la realidad en clave económica, política y social" que servirá para crear miles de empresas.

Defensa de la negociación colectiva

Los firmantes del acuerdo también han querido subrayar e incidir la importancia que tiene la negociación colectiva. El presidente de la CEOE, por ejemplo, ha incidido en que es necesario "seguir avanzando en la negociación colectiva" que, a su entender, "es una de las patas estratégicas de nuestro modelo socioeconómico".

El futuro de las relaciones laborales está en la negociación colectiva

Por su parte, el presidente de Cepyme ha defendido el diálogo social y la negociación colectiva. "Por más que algunos se empeñen en ponerlos en duda son y serán siempre los sistemas más eficaces para abordar las reformas, cambios y adaptaciones que necesitan las empresas para asegurar su competitividad", ha añadido.

Más allá ha ido el secretario general de CC.OO., para quien el acuerdo "enmienda la plana a la reforma laboral" ya que impulsa "la negociación colectiva y por la solución extrajudicial de los conflictos". "El futuro de las relaciones laborales está en la negociación colectiva", ha añadido, para aseverar: "No podemos estar a que llegue el gobierno de turno y que nos cambie el marco de relaciones laborales".

Finalmente, el líder de UGT ha añadido en este sentido que el pacto "es un reforzamiento de la negociación colectiva", de la que ha dicho que es "el canal de distribución primaria de la riqueza".

"Impulso al empleo de calidad"

En este sentido, el pacto permite -según los firmantes- iniciar la recuperación del empleo. Cándido Méndez ha destacado que "el acuerdo supone el impulso al empleo de calidad" en un momento en el que la inmensa mayoría de los contratos que se firman son de carácter temporal.

"El compromiso es fomentar la contratación indefinida desde principio", ha afirmado el líder de UGT, quien también ha destacado que el pacto "favorece la flexibilidad interna frente a los despidos" y contiene un compromiso para reducir siniestralidad laboral. Además, ha destacado que se apuesta por un política salarial "acorde con los objetivos de la nueva expansión económica".

"En este tema (la subida salarial), es un acuerdo equilibrado", ha asegurado Fernández Toxo, quien también ha querido destacar -como el resto de firmantes- la dificultad de negociar "con inflación negativa". "Por eso la parte salarial ha sido tan compleja de resolver", ha dicho el líder de Comisiones Obreras.

Rosell ha incidido en la necesidad de que España tenga "miles de empresas en beneficios" -ya que hay muchas en pérdidas- porque "los beneficios de hoy son las inversiones de mañana, y los puestos de trabajo". Su receta para crear empleo, por tanto, pasa por que haya "más empresarios y más empresas" en un país "atractivo, estable, que no quiere decir inmovilista".

Discrepancias sobre su aplicación

Los máximos responsables de los sindicatos CC.OO. y UGT, y de las patronales CEOE y Cepyme han mostrado discrepancias sobre su aplicación, en especial en lo que se refiere a los incrementos salariales.

Por un lado, Antonio Garamendi ha insistido en que los términos del acuerdo establecen un "hasta, con h", en el incremento salarial (1% en 2015 y 1,5% en 2016), pero que esa subida deberá acomodarse a la situación de cada empresa". "Suscribimos al cien por cien el acuerdo", ha afirmado el presidente de Cepyme, quien, no obstante, agregó que "el término es hasta", por lo que los negociadores de los "más de 6.000 convenios" que aún hay pendientes "tendrán que actuar en función de cada situación".

Por contra, Ignacio Fernández Toxo ha inisistido en que el acuerdo es "obligacional", ya que "obliga a las cuatro partes firmantes" a hacer lo posible para que se lleve a cabo. Además, ha defendido que el pacto es "para el crecimiento de los salarios" y que incluso contempla la posibilidad de "mejorar esos parámetros (el 1% para este año y 1,5% para el próximo) en función de variables como los resultados de las empresas o la mejora de la productividad".

Por su parte, el secretario general de UGT ha ironizado que en la actualidad los cuatro representantes de los agentes sociales pueden parecer un "grupo de jazz" en el que cada componente "va por su parte", pero afirmó que "al final tocaremos la misma melodía, que es la del empleo de calidad".

Noticias

anterior siguiente