Enlaces accesibilidad

Grecia aplaza sus cuatro pagos al FMI al final del mes de junio mientras negocia con sus acreedores

  • Atenas tenía que realizar un primer abono este viernes de 308 millones
  • Las negociaciones, en punto muerto hasta la próxima semana, según la UE
  • Tsipras informará al Parlamento griego sobre el diálogo con las instituciones
  • El primer ministro dice que Grecia no va a aceptar "propuestas extremas"

Por
Grecia aplaza sus cuatro pagos al FMI al final del mes de junio

Atenas ha anunciado su intención de agrupar los cuatro pagos previstos al Fondo Monetario Internacional (FMI) en un solo, con fecha 30 de junio. Así lo ha confirmado en un comunicado Gerry Rice, portavoz del organismo, que explicó que "la decisión tenía como intención solucionar las dificultades administrativas de realizar múltiples pagos en un corto periodo de tiempo".

Grecia debe abonar al Fondo este mes 1.580 millones de euros. El primer desembolso, de 308 millones de euros, tenía como fecha límite este viernes. Con esta decisión inusual, Grecia gana tiempo poder seguir hablando con sus acreedores. De hecho, las negociaciones con las instituciones están en un punto muerto hasta la próxima semana, según informa RNE, que cita fuentes de la UE.

Algunos medios, como el Financial Times, habían publicado que este viernes tendría lugar otra reunión entre Juncker, Tsipras y Dijsselbloem, similar a la de este miércoles por la noche. "La reunión es imposible mañana y es muy improbable que se celebre el sábado. Probablemente todo quedará en espera hasta la semana que viene", señalan fuentes europeas citadas por Europa Press.

El motivo es la decisión del primer ministro griego, Alexis Tsipras, de comparecer el viernes ante el Parlamento heleno para informar sobre la marcha de las negociaciones con sus acreedores, algo que también ha analizado con su equipo económico este mismo jueves. Fuentes del Ejecutivo, citadas por Efe, han señalado que en ella Tsipras ha reiterado que Grecia no va a aceptar "propuestas extremas" para lograr un acuerdo con las instituciones.

"Todos tenemos que entender que el pueblo griego ha sufrido mucho en los últimos cinco años, y algunos tienen que dejar de jugar a sus espaldas", ha asegurado el primer ministro griego, que este miércoles rechazó varias de las propuestas que le presentaron sus acreedores, como nuevas bajadas en las pensiones o la subida del IVA de la electricidad en diez puntos porcentuales.

Dijsselbloem espera alternativas desde Grecia

Antes de conocerse todas esas informaciones, el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, aseguraba que las conversaciones del miércoles "tuvieron éxito a la hora de reducir las cuestiones pendientes", pero que las diferencias entre Atenas y las instituciones son "todavía bastante grandes" y ha avisado de que Grecia corre el riesgo de hacer que el acuerdo sea imposible si excluye demasiadas áreas de reformas.

Cualquier acuerdo, ha destacado Dijsselbloem "tiene que cuadrar en términos económicos, en términos presupuestarios". "Ellos lo admiten, así que fue una reunión realista", ha agregado. Por eso, el también ministro holandés de Finanzas ha señalado en Amsterdam que en los próximos días espera de Grecia alternativas a las reformas y ajustes que no quiere llevar a cabo.

Según fuentes europeas citadas por TVE, los acreedores de Grecia elevaron este miércoles la presión al Gobierno de Alexis Tsipras a fin de cerrar un acuerdo antes del 14 de junio sobre las reformas que deberá aplicar Atenas para desbloquear la ayuda financiera pendiente.

Por el momento hay prevista una reunión del Eurogrupo el 18 de junio en Luxemburgo, pero los socios de Grecia trasladaron a Tsipras su deseo de que se convoque una cita antes de esa fecha, en torno al día 14, para aprobar un hipotético acuerdo, dijeron fuentes europeas citadas por Efe.

Por tanto, todo apunta a que no llegará antes de la reunión de los líderes del G7, que tendrá lugar este domingo y lunes en Alemania, tal y como quería la canciller alemana, Angela Merkel. Estados Unidos y Japón presionan a la UE y exigen que se cierre un acuerdo cuanto antes: temen el efecto dominó que una salida griega del euro tendría sobre la UE, pero también sobre el resto del mundo.

Noticias

anterior siguiente