Enlaces accesibilidad

'Ötzi. Por un puñado de ámbar', un cómic que reconstruye la vida de la momia de los Alpes

  • Sus autores, Mikel Begoña e Iñaket, lo definen como un “western neolítico”
  • Para realizarlo estudiaron a la auténtica momia de Ötzi

Por
Viñeta de 'Ötzi. Por un puñado de ámbar'
Viñeta de 'Ötzi. Por un puñado de ámbar' Norma

En septiembre de 1991 se producía uno de los hallazgos arqueológicos más interesantes de la historia. Dos turistas alemanes que estaban de excursión en el valle de Ötz encontraron un cadáver que resultó ser una momia de unos 5000 años que habría vivido en torno al 3350 y 3100 antes de Cristo, en la Edad del Cobre. Un descubrimiento sin precedentes que ha excitado la imaginación del guionista Mikel Begoña y el dibujante Iñaket (Trístisima cenizaEl pico de los cuervos), que han volcado sus inquietudes en el cómic: Ötzi, por un puñado de ámbar (Norma Editorial) que es el primero de una trilogía.

“En el libro –asegura Mikel-narramos los últimos días de la vida de la Ötzi y recreamos una hipótesis sobre su muerte. La historia se inicia con el rescate de la momia en 1991 y a continuación “volamos” a su poblado hace 5000 años”.

“En el poblado de Ötzi –continúa el guionista- se recibe a tres mensajeros que proceden de tres poblados situados en las llanuras, al norte de los Alpes. Sus poblados son asolados por bandas de jinetes que llegan del este. Solicitan una doble ayuda, la consulta de su oráculo para propiciar la ayuda de los dioses y la protección de los pasos de montaña, por donde esperan que crucen los señores del ámbar. Estos son en realidad comerciantes que transportan hacia la costa del Mediterráneo una preciada mercancía, el ámbar báltico. Aunque la ruta de los Alpes fuera más tortuosa, era en principio más segura para evitar a los peligrosos jinetes. Ötzi y su compañero Sölden recibirán el encargo de vigilar el paso de estos señores del ámbar. Sin embargo en la alta montaña la aventura se complica”.

Iñaket describe así a los protagonistas: “Ötzi es el mejor cazador de su poblado, adulto (tendría unos 45 años cuando la media de edad entonces era bastante más baja) un hombre experimentado en tiro y creación de armas y objetos mientras que Salden, su compañero, es la sabia nueva que viene empujando con el descaro y la fuerza de la juventud pero que todavía tiene que aprender mucho. Ötzi y Sólden son compañeros de viaje que tienen sus enfrentamientos (juventud vs. experiencia) pero que no tienen más remedio que llegar a entenderse”.

Un viaje al pasado

Pero… ¿por qué les interesó reconstruir la historia de Ötzi?. “Desde el punto de vista del guión –asegura Mikel- la historia ofrecía muchas posibilidades. Con pocos datos de partida tenía un potencial enorme para desarrollarlo en la dirección que quisiera, es decir, justo a la inversa de lo que me sucedía con el guión de nuestro anterior trabajo (El pico de los cuervos), donde me encontré con una montaña de información que necesariamente había que reflejar en el libro. Nos apetecía ahora hacer algo más en la línea de un álbum de aventuras clásico, en este caso un “western calcolítico”.

Una historia imaginaria pero que se basa en los datos aportados por la momia. “Su cuerpo, su vestimenta y los utensilios que portaba han generado y siguen generando un sinfín de literatura científica que nos ha sido muy útil –confiesa Mikel- Sin embargo, cuanto más se retrocede en la historia de la humanidad también son mayores los vacíos informativos”.

“Esto pasa también con la época de Ötzi, con el calcolítico, se conocen algunos datos muy concretos y algunas generalidades que hemos utilizado en nuestro tebeo –asegura el guionista-. Por ejemplo, se sabe que en esta época, cien años arriba, cien años abajo, se consiguió domar a los caballos para su monta, sabemos que existía un comercio del ámbar etc. y esto nos ha sido útil para rellenar con buenas dosis de imaginación estos huecos informativos que he mencionado”.

No se sabe donde estaba su poblado –añade Iñaket- , los arqueólogos lo sitúan posiblemente cerca del valle de Venosta o en el de Eisack (esto lo deducen algunos investigadores por la composición de los isótopos del esmalte dental de Ötzi) Hay un emplazamiento probable , un asentamiento neolítico en el valle de Senales, pero no hay nada seguro”.

Estudiaron a la auténtica momia

Un cómic para el que han realizado una exhaustiva labor de documentación, como nos cuenta Mikel: “La principal fuente de información proviene del propio Museo Arqueológico del Tirol Sur en Bolzano (Italia) donde se encuentra la momia. De aquí he recibido algunos estudios recientes de Ötzi, he consultado sobre todo los trabajos de Angelika Fleckinger y he visitado el Museo donde pude conocer personalmente a Ötzi. También nos ha sido de gran utilidad, otro tipo de información que procede de la arqueología experimental”.

“Para plasmar gráficamente a Ötzi y su entorno –añade Iñaket- nos hemos servido de revistas de arqueología como Les Dossier D´archelogie que vienen muy bien documentadas, libros varios sobre Ötzi, documentales... Mikel se desplazó hasta el museo de Bolzano donde se encuentra la momia de Ötzi y trajo bastante documentación, tanto de los poblados como de instrumentos, como vivían, costumbres...”

Preguntamos a Mikel si la momia todavía esconde algún misterio. “La verdad es que al ritmo que avanza la ciencia pocos misterios le van a quedar por esconder. Dejando a un lado sus útiles y vestimentas, su cuerpo ha sido sometido a todo tipo de estudios científicos: tomografías axiales, estudios endoscópicos, análisis de ADN etc. y de estos estudios se deduce su edad (45 años), el estado de salud (enfermedad degenerativa en articulaciones), situaciones de estrés antes de su muerte etc”.

El mundo de Otzi

Una de las cosas más curiosas del cómic es la escena en que Iñaket utiliza el lenguaje de las pinturas rupestres. “Solo lo he usado para unas escenas en que los mensajeros cuentan unos hechos concretos. Me pareció que estaría bien para contar unos acontecimientos violentos, pero sin abusar, mezclándolos con viñetas con dibujos "normales".

El artista nos comenta cómo ha cambiado su estilo de dibujo para esta historia: “Ha salido natural, sin forzarlo, viene de la evolución de los trabajos anteriores. Si es cierto que he buscado una mayor flexibilidad en los personajes porque la historia lo pedía, es un tebeo de aventuras y todo (guión y dibujo) tenía que ser más ágil”.

“Y con el color pasa lo mismo –añade Iñaket-, los cómics anteriores eran en bitonos, pero quería dar un paso más y hacer a color. Dí muchas vueltas hasta que encontré la paleta de colores adecuadas, me gustaban los colores planos de los tebeos de Bruguera y tiré por ahí. Creo que el resultado no ha salido tan mal y me ha servido para que el trabajo que estoy haciendo ahora esté un poco mejor”.

Sus proyectos

Después de tres títulos en común (Tristísima ceniza, El pico de los cuervos Ötzi), Mikel Begoña e Iñaket preparan ya nuevas colaboraciones: “Estamos embarcados en varios proyectos –comenta Mikel-, entre otros esperamos publicar en breve El bueno, el feo y el tuerto que sería una continuación de Otzi. Por un puñado de ámbar”.

"Aparte hay un par de proyectos más completamente diferentes pero que están de momento en el cajón –añade Iñaket-, lo importante ahora es terminar el 2º libro sobre Ötzi que está ya bastante avanzado y ver como encaramos el 3º para terminar La trilogía del ámbar, este western neolítico al estilo Sergio Leone que nos hemos marcado”.

Noticias

anterior siguiente