Enlaces accesibilidad

Rosa Díez dejará la dirección de UPyD tras los malos resultados en las elecciones autonómicas

Por
Rosa Díez dejará la dirección de UPyD tras los malos resultados en las elecciones autonómicas

Con un 1,04% de los votos Unión Progreso y Democracia (UPyD) desaparece del mapa electoral tras las elecciones municipales y autonómicas mientras Ciudadanos consolida sus puesto a costa de esta formación. Este resultado ha provocado que su actual líder, Rosa Díez, anuncie que no presentará su candidatura al próximo Congreso extraordianario de Dirección.

El partido sólo conserva su diputado en el País Vasco, donde no se han celebrado elecciones autonómicas, y ha perdido los ocho diputados madrileños que logró en 2011 y a su único representante en Asturias.

A nivel municipal, UPyD también ha perdido sus cinco concejales en el Ayuntamiento de Madrid y pasa de 152 concejales a 129 en toda España, acusando una fuerte crisis política a nivel interno y una dura crisis de crédito que han impedido que el partido presentara listas en las 50 capitales de provincia españolas, como sí logró en 2011, quedando fuera de Soria y Teruel.

Con 231.819 escrutinios, Díez ha valorado negativamente el resultado considerando haber recibido "muy pocos votos para el enorme esfuerzo y el enorme talento" invertido y ha lamentado que "menos ciudadanos" de los que habrían esperado hayan depositado en ellos su confianza. "Aunque no nos hayan respondido en las urnas, España necesita un partido como el nuestro", ha concluído.

Radio 5 Actualidad - Especial Elecciones - Rosa Díez no se presentará al Consejo de Dirección

Fuga de afiliados a Ciudadanos

Se calcula que al menos un 7% de la militancia de Ciudadanos está formada por exmilitantes de UPyD, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta no solo las similitudes entre ambos partidos sino que algunos de sus militantes proceden de los círculos de pensamiento afines a Ciudadanos antes de que la formación naranja decidiese su expansión a nivel nacional.

Díez se ha negado tajantemente a la convergencia con el partido de Albert Rivera y ha enarbolado la bandera de la libertad y la lucha contra la corrupción, lo que le ha costado varias dimisiones y la fuga de militantes.

Entre las salidas más sonoras se encuentran las de Ignacio Prendes, único diputado regional de UPyD en Asturias que ha sido número dos en las listas de Ciudadanos en el Principado; la de Toni Cantó, que dejó su escaño en el Congreso y se negó a ser candidato magenta a la Generalitat Valenciana; o la dimisión de más de un tercio de su Consejo de Dirección (ocho de 21), entre los que se encuentra Irene Lozano, volcada ahora en capitalizar el descontento interno de cara al congreso extraordinario de julio.

Además, el partido acusa la ausencia de diputados en Andalucía y la fuga del 80% de los militantes de Murcia o Valencia.

Camapaña austera y falta de crédito

A estas crisis políticas hay que añadirles la crisis financiera a la que se enfrenta el partido. UPyD ha visto como los bancos han endurecido sus condiciones de crédito ante las malas perspectivas electorales.

Estas situaciones han llevado a una campaña más austera, con tan solo 100.000 euros de presupuesto frente al millón invertido en 2011, y añ abandono de la acusación en nueve casos de corrupción para ahorrar.

Noticias

anterior siguiente