Enlaces accesibilidad

Margallo cree que las cuotas de inmigración de la UE no son "ni justas ni realistas" con España

  • Pide que se considere el esfuerzo que hace España para frenar la inmigración en el norte de África
  • España tendría que asumir al 9,1% de los demandantes de asilo
  • Francia y Reino Unido ya se han manifestado en contra del sistema de cuotas

Por
García-Margallo pide a la UE que preste más atención al paro al asignar las cuotas de refugiados

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha defendido este lunes que el peso de la tasa de paro de un país tiene que pesar más a la hora de asignarle la cuota de demandantes de asilo que puede recibir, según el sistema anunciado por la Comisión Europea para aliviar la presión sobre los países de llegada.

"Estamos absolutamente dispuestos a hacer el esfuerzo solidario que se nos pida, siempre lo hemos dicho. Pero ese esfuerzo solidario tiene que ser un esfuerzo proporcionado, justo y realista. Y en mi opinión los criterios que maneja la Comisión no lo son", ha explicado el jefe de la diplomacia española.

"Comprometerte a integrar inmigrantes a los que no puedes dar trabajo es a mi juicio un mal servicio", ha añadido el ministro español.

García-Margallo ha hablado a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores y de Defensa de la UE que debe aprobar la misión contra el tráfico de personas en el Mediterráneo.

Esfuerzo español en el norte de África

El ministro ha pedido también que se tenga en cuenta el "esfuerzo" que hace España para controlar la inmigración desde Marruecos, Mauritania y Senegal.

La Comisión Europea propuso la semana pasada un sistema de cuotas obligatorio para distribuir a los demandantes de asilo entre todos los estados miembros y descargar así a los países más afectados por la llegada de migrantes en el Mediterráneo, como Italia, Grecia o Malta. Los criterios que se manejan para la asignación de cuotas son el Producto Interior Bruto, la población, la tasa de paro y la medida de peticiones de asilo tramitadas y refugiados reubicados entre 2010 y 2014.

España sería el cuarto país de la Unión Europea que más demandantes de asilo debería aceptar de los que ya se encuentran en territorio comunitario, un 9,1% del total, tras Alemania, Francia e Italia, y el quinto en absorción de refugiados de terceros países (1.549 del total de 20.000 ofrecidos por la UE para 2015 y 2016).

El primer ministro francés, Manuel Valls, ya ha mostrado su oposición a la implantación de cuotas de asilo en la UE por considerar que "el número de beneficiarios no puede ser objeto de cuotas". Reino Unido por su parte ya dejó claro que no participará en un sistema obligatorio de reasentamiento y se mostró partidario de devolver a los inmigrantes a sus países de origen lo antes posible.

Tanto este país como Irlanda y Dinamarca podrán quedar fuera de la aplicación de esta medida porque gozan de derechos de no participación en materia de Justicia e Interior, reconocidos por el Tratado de funcionamiento de la UE.

Noticias

anterior siguiente