Enlaces accesibilidad

La oposición rechaza por tercera vez la investidura de Díaz como presidenta de Andalucía

  • Díaz solo ha contado con los votos a favor de los diputados socialistas
  • Habrá una cuarta votación, pero no se ha fijado aún la fecha
  • Díaz afima que "si hay que ir a nuevas elecciones, se irá"

Por
Susana Díaz no logra ser investida tras recibir por tercera vez el rechazo de 62 diputados

Todos los grupos de la oposición han vuelto este jueves a votar en contra de la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía. En esta tercera votación se ha repetido idéntico resultado que en las dos ocasiones anteriores. Díaz tan sólo ha contado con los 47 votos a favor del PSOE, ya que los 62 diputados del PP, Podemos, Ciudadanos e IU han votado de nuevo 'no'.

Al contrario de lo ocurrido en las anteriores votaciones, el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, no ha fijado fecha para una nueva votación y ha asegurado que será comunicada en su momento por la Presidencia de la Cámara. Previsiblemente no habrá una nueva votación hasta después del 24 de mayo, fecha de las elecciones municipales.

El resultado de la votación no ha sido ninguna sorpresa porque los grupos de la oposición ya avisaron de que volverían a rechazar la investidura de Díaz, ya que aseguraron que no veían cambios en la posición de los socialistas después de que el PSOE-A celebrara el martes y el miércoles una nueva ronda de reuniones con todos los grupos menos el PP para tratar de llegar a un acuerdo.

Solo necesita la mayoría simple

Para que Díaz hubiera sido investida este jueves, tendría que haberse abstenido el PP-A --33 diputados-- o Podemos y Ciudadanos --15 y 9, respectivamente--.  Es la primera vez en la historia de Andalucía que un candidato no sale elegido en la tercera votación. En la cuarta legislatura, cuando el PSOE-A fue la fuerza más votada pero sin mayoría absoluta, Manuel Chaves logró ser investido en la tercera votación.

Según establece el artículo 118 del Estatuto, si transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación --es decir, el 5 de julio--, ningún candidato hubiera obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedará automáticamente disuelto y la presidenta de la Junta en funciones deberá convocar nuevas elecciones.

El plazo de dos meses que marca el Estatuto finalizaría el 5 de julio y la Ley Electoral de Andalucía establece en su artículo 14 que la fecha de las elecciones autonómicas "no podrá estar comprendida entre los días 1 de julio a 31 de agosto", por lo que el decreto de convocatoria no podría fijar la fecha de nuevos comicios antes de septiembre.

La adjudicación de Aznalcóllar

Desde las elecciones andaluzas, los grupos han mantenido varias reuniones para tratar de llegar a un acuerdo que facilitara la investidura de Susana Díaz como presidenta de Andalucía.

Además de las diferencias que han subrayado siempre los miembros de PP, Podemos, Ciudadanos e IU, en los últimos días la investidura se ha complicado también tras conocerse el auto de la juez de Instrucción número 3 de Sevilla que señala que en el procedimiento no se observa "el más mínimo rigor" en la adjudicación de la mina de Aznalcóllar (Sevilla).

Precisamente, el presidente del PP-A, Juanma Moreno, canceló su última reunión con el PSOE-A hasta que Díaz no ofreciera explicaciones sobre las irregularidades en dicha adjudicación.

Tras las citadas reuniones, Podemos, Ciudadanos e IULV-CA reiteraron su 'no' a la investidura al coincidir que no se habían producido novedades en el posicionamiento de los socialistas respecto a las distintas condiciones que han puesto sobre la mesa para facilitar la investidura de Díaz.

Díaz: "Si hay que ir a elecciones, se irá a elecciones"

Por su parte, Susana Díaz ha manifestado este jueves a la salida del Salón de Plenos del Parlamento que si hay que ir "a elecciones, se irá a elecciones", aunque ha subrayado que en ese caso cada partido tendrá que "asumir su responsabilidad de lo hecho hasta ahora".

"No seremos los socialistas quienes temamos a la voluntad de las urnas, nunca", ha sentenciado Díaz, que ha reiterado que "Andalucía no va a ser un cromo que se cambie a cambio de nada". "No voy a permitirlo", ha enfatizado antes de apuntar que no sabe "quién va a ganar en Madrid, en la Comunidad Valenciana o en Castilla-La Mancha" en los comicios autonómicos del día 24, pero sabe "quién ha ganado en Andalucía, y ha sido el PSOE con claridad".

Así, ha argumentado que tanto el PSOE como ella misma tienen "la mano tendida", pero ha matizado que "el diálogo no significa que quien ha ganado las elecciones con claridad tiene que someterse a todo lo que digan quiénes han perdido las elecciones".

Las críticas de la oposición

Respecto a repetir las elecciones, la portavoz de Podemos en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez, ha afirmado que dicha repetición supondría "certificar el fracaso del PSOE", al que ha pedido la "responsabilidad y altura de miras suficiente" para responder a sus propuestas para la investidura de Susana Díaz.

"Si se tienen que repetir las elecciones será porque el PSOE no es capaz de ejercer la necesidad de que se dé un gobierno en un Parlamento plural", ha argumentado Rodríguez, que ha acusado al PSOE de mantener "un muro de intransigencia" durante las negociaciones.

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín, ha manifestado este jueves que no sería razonable que se convocaran nuevas elecciones en la comunidad autónoma.

Según Marín, la sesión de este jueves era completamente "innecesaria" y se ha producido simple y llanamente por una cuestión "más de estrategia de cara al 24 de mayo" que por que hubiera voluntad de que se pudiera llegar a algún tipo de consenso o acuerdo antes del día de hoy.

Para el presidente del PP-A, "el mayor obstáculo para la estabilidad de Andalucía se llama Susana Díaz", a la que ha reprochado que "no coja el toro por los cuernos" y lidere las negociaciones para su investidura.

En declaraciones a los periodistas al salir del Pleno, ha criticado que la "soberbia"de la socialista "nos ha llevado a esta especie de callejón sin salida", que es una situación, según Moreno, "absurda y causada por la falta de visión y falta de humildad de Susana Díaz para entender los resultados electorales del 22 de marzo, lo que nos está llevando a un espectáculo bochornoso e irracional".

Noticias

anterior siguiente