Enlaces accesibilidad

La UE busca dar una respuesta urgente al drama de la inmigración irregular

  • Los Veintiocho abordan el problema en una cumbre
  • Trabajarán sobre el plan presentado por la Comisión Europea
  • El presupuesto y los medios de vigilancia, principales propuestas
  • AI reclama una verdadera operación de salvamento en el Mediterráneo

Por
Los líderes llegan a la cumbre europea extraodinaria con el objetivo de "salvar vidas" de migrantes

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se han reunido este jueves en Bruselas para intentar dar una respuesta inmediata a la inmigración irregular, después de la muerte de más de mil personas en el Mediterráneo en las últimas semanas. Con un minuto de silencio han recordado a las víctimas nada más empezar el encuentro.

Los líderes de los Veintiocho trabajarán sobre la base del plan de diez puntos presentado el pasado lunes en Luxemburgo por la Comisión Europea (CE) en respuesta al hundimiento el domingo de una barcaza con 800 personas a bordo frente a las costas de Libia cuando intentaban llegar a Europa.

Las dos principales propuestas de este plan son el refuerzo del presupuesto y los medios de las misiones de vigilancia marítima "Tritón" y "Poseidón", de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex), que actúan en aguas italianas y griegas, respectivamente, así como la creación de una misión civil y militar, similar a la "Operación Atalanta", para destruir las embarcaciones clandestinas de los traficantes.

"La Unión Europea no es responsable pero sí tiene un papel que desempeñar para estabilizar la situación e impedir que muera más gente", ha dicho al inicio de la reunión el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk

Los líderes europeos intentan acordar un plan para reducir los naufragios

Por su parte, la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, ha confiado en que la UE dé una respuesta "de manera concreta" al drama migratorio, y ha asegurado que "se trata de salvar vidas, proteger a la gente, los derechos humanos y la seguridad", teniendo en cuenta "los valores centrales fundamentales sobre los que está construida la UE".

El presidente francés, François Hollande, ha indicado que la primera decisión que espera es "el refuerzo de la presencia de Europa en el mar y también de la vigilancia", para lo que debe acordarse "un refuerzo considerable de los medios" y ha garantizado que "Francia contribuirá a ello".

Ha lamentado también que, tras la intervención internacional liderada por la OTAN hace tres años y medio en Libia, "no se haya hecho ninguna reflexión sobre lo que iba a pasar después", por lo que ha afirmado  que "ahora se trata de enmendar los errores del pasado".

El "Grupo de Trabajo para el Mediterráneo"

Tras la tragedia de Lampedusa, en octubre de 2013, en la que murieron 366 personas, la UE puso en marcha el llamado "Grupo de Trabajo para el Mediterráneo" que elaboró un informe con las medidas a tomar a escala comunitaria para combatir la inmigración clandestina. Dos años después, sin embargo, estas medidas nunca han llegado a concretarse. En 2014, 3.500 personas murieron mientras trataban de llegar a Europa, y según la Oficina Internacional de Migraciones, de seguir la tendencia, este año se batiría el récord de muertes.

"Espero que nos pongamos de acuerdo sobre medidas muy prácticas que contribuyan a este objetivo", ha agregado Tusk al tiempo que citó expresamente el fortalecimiento de las posibilidades de búsqueda y rescate, la lucha contra los traficantes y el refuerzo de la solidaridad entre los Estados miembros.

"Estas medidas inmediatas serán un primer paso para desarrollar un enfoque más sistemático y geográficamente global de la UE a la migración en un futuro próximo", ha agregado.

El "modus operandi" de los traficantes

Entre las medidas propuestas por la CE, también figuran estrechar el contacto entre Frontex, Europol, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y la Agencia de cooperación judicial (Eurojust) para reunir información sobre el "modus operandi" de los traficantes.

También contempla que la EASO despliegue equipos en Italia y Grecia para gestionar las solicitudes de asilo y que los Estados miembros garanticen la toma de huellas dactilares de todos los inmigrantes.

La UE reforzará sus medios para vigilar el Mediterráneo y rescatar a migrantes

Los líderes europeos también estudiarán la posibilidad de establecer un mecanismo de emergencia de reasentamiento de los inmigrantes y la puesta en marcha de un proyecto piloto de reubicación, que ofrezca un número de plazas a las personas que necesiten protección, así como de un nuevo programa de retorno para el rápido regreso a sus países de los inmigrantes irregulares.

Más apoyo financiero

El esfuerzo común con países de origen de la inmigración, como Libia, para gestionar el fenómeno es otro de los aspectos que abordarán los Veintiocho, que además considerarán el despliegue de oficiales de inmigración en países terceros considerados "clave" para recabar información sobre los flujos migratorios y reforzar el papel de las delegaciones europeas.

De hecho, este miércoles el ministro de Exteriores español, Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha señalado que propuestas como la de capturar y destruir los barcos que utilizan los traficantes de inmigrantes en el Mediterráneo necesita el aval previo de un Gobierno legítimo en Libia o, en su caso, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

García-Margallo ha subrayado que entre el 1 de enero hasta el pasado 19 de abril intentaron embarcar en las costas de Libia 35.000 personas, fenómeno que previsiblemente se intensificará en los próximos meses con la llegada del buen tiempo.

Por su parte, el Gobierno alemán ha apostado este miércoles por un "reparto justo" de los refugiados que llegan a Europa a través del Mediterráneo, aunque una vez que se estudie, en el primer país del continente al que lleguen, si cumplen los requisitos para ser asilados.

La ONU urge a la UE a aprobar un operativo de búsqueda y rescate bien dotado

Renunciar al enfoque "minimalista" y aprobar de manera urgente un operativo de búsqueda y rescate bien dotado de recursos. Este es el mensaje de la declaración urgente firmada por los Altos Comisionados de la ONU para los Refugiados y para los Derechos Humanos, el Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas para las Migraciones Internacionales y el Desarrollo,, y el director general de la Organización Internacional para las Migraciones.

"En el Mediterráneo está ocurriendo una tragedia de proporciones épicas", señala la declaración. "Instamos firmemente a los líderes europeos a que antepongan la vida, los derechos y la dignidad humana cuando lleguen a un acuerdo sobre la respuesta conjunta a la crisis humanitaria en el Mediterráneo".

Reclama que se creen suficientes canales para una inmigración regular y segura, que "contemple espacio para trabajadores inmigrantes de baja cualificación y personas que necesiten reunificación familiar, así como acceso a la protección cuando se necesite, como alternativas seguras a las mafias". Y también pide un compromiso firme de recibir a "un número significativamente mayor de refugiados bajo programas de reasentamiento en toda la Unión Europea".

Noticias

anterior siguiente