Enlaces accesibilidad

Juncker está convencido de que Atenas pagará sus deudas y excluye su salida del euro

  • Dice que el acuerdo está lejano, pero la negociación ha empezado a avanzar
  • Atenas no está colaborando "de la forma que nos gustaría", lamenta

Por
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante una reunión del colegio de comisarios en Bruselas. REUTERS REUTERS/Francois Lenoir

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, está convencido de que no habrá un impago de la deuda por parte de Atenas que aboque a su salida del euro, según ha declarado en en una entrevista al diario digital estadounidense Politico, y ha asegurado que excluye por completo la posibilidad de que el país abandone la moneda única.

"Estamos preparados para todo tipo de acontecimientos, pero yo excluyo al 100% el Grexit o la salida de Grecia", ha dicho Juncker a ese medio digital, que inaugura este martes su edición europea.

Según él mismo advierte en la entrevista, su principal motivo para continuar siendo optimista sobre las negociaciones con Grecia no es que haya algún progreso tangible, sino "el simple hecho de que la alternativa es inimaginable". Un fracaso del intento de mantener a Grecia a flote "traería consecuencias cuya amplitud la gente desconoce", ha avisado Juncker.

"No están colaborando de la forma que nos gustaría"

En todo caso, el líder del Ejecutivo comunitario admite que sigue estando lejano el acuerdo entre Grecia y la UE sobre las reformas exigidas a cambio de desbloquear un tramo de ayuda aún pendiente del último rescate.

En los últimos días, las negociaciones "han empezado a avanzar en la buena dirección", pero "todavía queda mucho camino por hacer".

"Estoy muy preocupado de que el Gobierno griego nos permita saber a tiempo qué está pasando", ha lamentado Juncker. "Necesitamos claridad y no la tenemos. Perdí mi paciencia durante un tiempo. Ahora la he recuperado, pero no quiero perderla de nuevo", ha señalado.

"No están colaborando de la forma en que nos gustaría que colaboraran, porque nuestro equipo en Atenas, nuestra misión de expertos técnicos, no está autorizada a entrar en los ministerios, lo que no sólo es curioso sino, incluso, inaceptable", ha protestado Juncker.

Noticias

anterior siguiente