Enlaces accesibilidad

Ban Ki-moon pide una respuesta "colectiva" y "solidaria" de la UE tras el naufragio en Italia

  • La ONU ve esencial garantizar la seguridad de este flujo masivo
  • Los gobiernos de Italia y España reclaman pasar de las palabras a los actos
  • Cerca de 1.000 personas han muerto en este mar en lo que va de año

Por
Ban Ki-moon pide una respuesta "colectiva" y "solidaria" de la UE tras el naufragio en Italia

El secretario general de la ONUBan Ki-moon, ha lamentado el naufragio de un buque frente a las costas de Libia que ha dejado cerca de 700 desaparecidos y ha demandado a la Unión Europea (UE) una respuesta ante las repetidas muertes de migrantes en el Mediterráneo.

Esta llamada se une a las del primer ministro italiano, Matteo Renzi, y el español, Mariano Rajoy, que ha insistido en que Europa debe actuar cuanto antes. En la misma línea, Pedro Sánchez ha pedido un esfuerzo de solidaridad a la Unión Europea.

La Comisión Europea ya ha anunciado la celebración de una reunión conjunta de los ministros de Interior y Asuntos Exteriores para abordar el tema. Este mismo lunes está previsto que los responsables de la diplomacia de la UE, reunidos en Luxemburgo, traten sobre el flujo de migrantes en el Mediterráneo.

El Gobierno español se suma a la petición italiana de convocar una cumbre extraordinaria

Mientras tanto, barcos de Italia y Malta continúan con las labores de búsqueda de los cuerpos de los desaparecidos y este mismo lunes han llegado al puerto de Pozzallo, en Sicilia, 98 personas rescatadas en alta mar de otra embarcación a la deriva. 41 de los rescatados eran mujeres y niños.

Respuesta "colectiva" y "solidaria"

Según el máximo responsable de las Naciones Unidas, estas tragedias son "recordatorios urgentes de la necesidad fundamental de tener una fuerte capacidad de búsqueda y rescate en el Mediterráneo".

Ban, que ha destacado el impacto que el flujo masivo de inmigrantes y potenciales solicitantes de asilo está teniendo para Italia, ha subrayado que la respuesta internacional debe ser "colectiva" y ha llamado a la comunidad internacional a mostrar "solidaridad" y a compartir la carga en esta crisis.

Según ha recordado, la respuesta no debe limitarse a mejorar las labores de rescate, sino que debe garantizar el derecho al asilo al cada vez mayor número de personas que necesitan un lugar seguro.

Cerca de 1.000 muertos en el Mediterráneo

"Esta tragedia es sólo la última de una serie de incidentes en la última semana, en los que se ha informado de la muerte de otros cientos de migrantes y refugiados", ha recordado Ban en un comunicado de su portavoz.

Según los datos, si se confirman las últimas muertes, en lo que va de año habrán muerto en el Mediterráneo unas 1.600 personas, que se suman a las más de 3.500 que perdieron la vida en 2014.

"Esto hace al Mediterráneo la ruta más mortífera de las usadas por demandantes de asilo y migrantes", ha asegurado el secretario general de la ONU.

Noticias

anterior siguiente