Enlaces accesibilidad

La banca española ganó 9.834 millones de euros en 2014, un 35% más que en 2013

  • Roldán explica que ha mejorado el negocio y el control de costes
  • El beneficio neto se ha incrementado un 46% hasta 5.313 millones

Por

Los grupos bancarios que operan en España obtuvieron un beneficio conjunto de 9.834 millones de euros en 2014, un 35% más que los 7.268 millones ganados el año anterior, gracias a la mejora del negocio, al control de los costes y a la estabilidad de las provisiones.

En rueda de prensa, el presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán, ha explicado que estos resultados, que han sido "muy buenos", se han logrado "en un escenario de tipos de interés muy reducidos, con elevados niveles de liquidez y pese a la depreciación del euro".

Y esto, ha dicho, se observa mejor en la cuenta individual, que refleja incrementos del 46% en el beneficio neto, que se situó en 5.313 millones de euros. Estamos aún lejos de los máximos históricos de 2007 que no son "ni alcanzables ni deseables", dice, pues eso indicaría de nuevo un "elevado perfil de riesgo".

Objetivo: una rentabilidad del 10%

También considera que no es bueno que veamos niveles de rentabilidad del 20% como había en la época de la burbuja inmobiliaria, sino que la cifra objetivo "en el medio plazo" sería del 10%, aunque será difícil lograrlo, desde el actual 5,73% de retorno sobre el capital (ROE), superior al 4,42% de 2013.

En general, para un modelo de negocio como el nuestro, con una recuperación de la actividad "más sosegada" que la vivida durante la burbuja, el 10% sería alcanzable "a medio plazo", insistió.

Volviendo a la cuenta consolidada, el crédito a la clientela creció por primera vez desde 2012, el 5,5%, y alcanzó los 1,4 billones de euros, un incremento que vino acompañado de una mejora de la morosidad de casi un punto porcentual, hasta el 7,8%, frente al 8,7% de 2013.

La morosidad sigue en el 12,5%

En cuanto al conjunto del sistema, que en febrero tenía una mora del 12,50% según datos del Banco de España, Roldán aseguró que tardaremos al menos dos o tres años en bajar hasta cifras de un dígito.

Los depósitos de la clientela también crecieron el 5% y se situaron en 1,2 billones, con lo que el ratio de créditos sobre depósitos se mantuvo en niveles moderados, del 113%.

Y todo esto es fruto de "la normalización de las condiciones financieras en que operan las entidades", que permite volver a "patrones de crecimiento", explicó Roldán, para quien el desafío que afronta ahora el sector es elevar su rentabilidad.

El balance consolidado del sector bancario español creció casi el 10% en 2014 y alcanzó los 2,4 billones de euros, lo que supuso recuperar, en gran parte, el nivel de 2013.

Las entidades elevaron en 2014 su apelación al mercado mayorista y aumentaron los recursos tomados de instituciones financieras y los captados en el mercado mediante la emisión de instrumentos de deuda, por unos importes respectivos de 68.000 y 15.000 millones.

Más patrimonio y solvencia

El patrimonio neto de las entidades creció el 12% y alcanzó los 181.000 millones, lo que hizo que la ratio de solvencia del sector, calculada ya según los criterios de Basilea III, se sitúe en el 12,05% de los activos ponderados por riesgos, "muy por encima de los mínimos exigibles".

Roldán destacó también la mejora del 9,4% registrada por el margen de intereses gracias al recorte de los costes y al repunte de los ingresos, aunque sintió la presión del entorno de bajos intereses y continuará así este año.

El margen bruto creció, por su parte, el 5,1% gracias al incremento de los ingresos por operaciones financieras, que compensó los recortes en la rúbrica de ingresos por diferencias de cambio.

También creció el margen de explotación, el que mejor refleja la actividad puramente bancaria, hasta los 15.996 millones, desde los 12.397 millones de 2013.

Noticias

anterior siguiente