Enlaces accesibilidad

La riqueza financiera neta crece un 13% y supera el billón de euros por el desendeudamiento

  • La deuda de los hogares se ha reducido un 3% y sus activos crecen un 6%
  • Las familias son prudentes en sus gastos y la banca es exigente con el crédito

Por
Imagen de la sede del Banco de España en Madrid
Imagen de la sede del Banco de España en Madrid. Getty Images/iStockphoto Getty Images

La riqueza financiera neta de las familias españolas, la diferencia entre los ahorros y las deudas, creció el pasado año un 13,4% hasta 1,170 billones de euros, debido al desendeudamiento, según los datos publicados por el Banco de España.

Esto no quiere decir exactamente que los españoles sean ahora más ricos que hace un año, sino que la caída del crédito y el desapalancamiento, es decir, la reducción del endeudamiento de las familias, hacen que la diferencia entre ahorros y préstamos se haya incrementado en los últimos doce meses, en línea con la tendencia de los últimos años.

La riqueza financiera neta alcanza una cifra récord y por segundo año consecutivo supera el billón de euros, por dos factores, la contracción del crédito y la incertidumbre económica, tal y como explica Carlos Fernández, analista de XTB.

Menor acceso al crédito

Pese a que ha comenzado a aumentar el volumen de créditos concedidos, las entidades financieras son todavía "cautas y exigentes" con los requisitos necesarios para conceder crédito a particulares. Esto incide directamente en la reducción del endeudamiento de las familias, que tienen menor acceso a créditos.

Asimismo, prosigue el analista, y aunque ya nadie pone en duda que los indicadores macroeconómicos están mejorando y España crece a un ritmo aceptable, "las familias continúan siendo prudentes en el gasto", y los años más duros de la crisis han dejado en los españoles una tendencia a disponer de un colchón para imprevistos.

En los dos últimos trimestres del año la riqueza financiera neta se redujo en comparación trimestral. Sin embargo, por segundo año seguido, los activos financieros de las familias superan a los pasivos -préstamos a corto y a largo plazo y otras cuentas pendientes de pago, como créditos comerciales y anticipos- algo que no ocurría desde 2006.

La deuda baja un 3% y los activos suben un 6%

De hecho, la deuda de los hogares se ha situado al cierre de 2014 en 815.681 millones de euros, lo que supone un 2,9% menos que un año antes y su volumen más bajo desde 2006. Los activos financieros totales, antes de descontar la deuda, alcanzaron los 1,986 billones, un 6,1% más que el año anterior.

Los activos financieros de los hogares españoles -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- se elevaban al concluir 2014 a 1,986 billones de euros, en tanto que sus pasivos o deudas alcanzaban 815.681 millones de euros, su menor nivel desde el año 2006.

En depósitos y cuentas bancarias las familias españolas tenían 852.094 millones de euros al cierre de 2014, un 1,4% menos que al finalizar 2013, en tanto que en acciones bursátiles y participaciones en fondos de inversión la suma alcanzaba 745.128 millones de euros, superior a los 641.794 millones de 2013.

En seguros y fondos de pensiones las familias españolas tenían al cierre del pasado año 321.727 millones de euros, el 7,6% más que los 298.849 millones del ejercicio precedente.

En el caso de las deudas, los préstamos a largo plazo representaban el 89% del total -727.498 millones de euros-, en tanto que a corto plazo el volumen alcanzado era de 26.866 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente