Enlaces accesibilidad

Chaves se desvincula de los ERE: "Nunca he conocido ni impulsado ninguna ilegalidad"

  • El expresidente andaluz declara voluntariamente como imputado en el Supremo
  • Chaves atribuye el posible fraude de los ERE a "conductas individuales"
  • Señala que será la justicia la que determine si hubo fraude o no y de qué tamaño

Por
Chaves se desvincula de los ERE: "Nunca he conocido ni impulsado ninguna ilegalidad"

El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves se ha desvinculado del caso de los ERE y ha señalado que "nunca" tomó ninguna decisión política ni aprobó ninguna normativa "ilegal" durante su mandato en 19 años. "Nunca, jamás, en el Consejo de Gobierno que yo he presidido ni se ha conocido, ni se ha mantenido, ni se ha impulsado ninguna ilegalidad", ha señalado, en una breve declaración a la prensa a las puertas del Tribunal Supremo, en la que ha atribuido el posible fraude cometido a "conductas individuales".

Chaves ha declarado voluntariamente como imputado ante el magistrado que instruye este caso, quien decidirá ahora en función del interrogatorio y otros eventuales indicios si es o no oportuno solicitar el suplicatorio para actuar contra él.

El expresidente andaluz ha añadido a las puertas del juzgado que "si hubo alguna persona que utilizó fraudulentamente los fondos de las ayudas sociolaborales, será la justicia quien determinará si hubo o no fraude y si este fue pequeño o grande" frente a lo que declaró José Antonio Griñán que sí reconoció "un gran fraude".

Chaves ha señalado, además, tras su comparecencia ante el juez de unas dos horas y media, que esas ayudas "tuvieron un efecto positivo para los trabajadores". "Estaban basadas en los acuerdos de concertación firmados con los sindicatos y las organizaciones empresariales y tuvieron un efecto positivo en la lucha contra el desempleo", ha añadido.

Chaves niega haber conocido informes sobre irregularidades

Según el acta de declaración, al que ha tenido acceso Europa Press, Chaves ha declarado que en los diez años de debates presupuestarios ninguno de los centenares de diputados que han pasado por el Parlamento andaluz ha hecho observación alguna de ilegalidad respecto del sistema de "transferencias de financiación" que se utilizó para tramitar las ayudas socio-laborales.

El expresidente socialista ha negado además haber conocido nunca ningún informe de la Intervención General de la Junta poniendo reparos a estas ayudas y que tuviera sobre su mesa ningún informe de actuación al respecto. Ha explicado al instructor que nunca despachó con un director general, que únicamente lo hacía con consejeros y que ninguno de ellos le puso de manifiesto la existencia de ilegalidades.

Al lo largo de su declaración, Chaves ha negado igualmente saber siquiera que se hubieran encargado ningún informe externo por la Junta de Andalucía como el que realizó la firma jurídica Garrigues advirtiendo de una serie de irregularidades en el sistema de concesión de ayudas socio-laborales.

Acusado indiciariamente de prevaricación y malversación

El juez Alberto Jorge Barreiro ha citado durante el mes de abril ante el Supremo a cinco aforados -que lo son por ser parlamentarios-, quienes comparecen como imputados pero voluntariamente antes de que se decida si existen o no indicios para encausar a alguno de ellos.

La investigación sobre Chaves, actual diputado por Cádiz, gira en torno a sus actos realizados como presidente de la Junta andaluza y sobre el informe de peritos de la Intervención General del Estado que cuestiona el sistema elegido para otorgar las ayudas socio-laborales a través del instrumento presupuestario denominado "transferencias de financiación".

En su exposición razonada, aceptada por el Supremo, la juez de Sevilla, Mercedes Alaya, que investiga la matriz de esta causa, acusa indiciariamente a los aforados de los delitos de prevaricación y malversación de caudales públicos, y sobre estas acusaciones pivota la instrucción en el alto tribunal.

Griñán admitió en su comparecencia que hubo "un gran fraude"

Por su lado, el también expresidente de la Junta y además exconsejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, admitió durante su comparecencia, celebrada el pasado jueves ante el magistrado Barreiro, que en la gestión de los ERE hubo un gran fraude, pero no que estuviera planificado.

Aseguró asimismo no haber recibido ningún informe de la intervención de la Junta en el que se le alertase de las irregularidades que se cometieron en la gestión de una parte de las citadas ayudas públicas y también apuntó que su departamento financió, pero no adjudicó las ayudas, y precisó que fue en este segundo punto en donde se produjo el fraude.

El exconsejero de Empleo de la Junta de Andalucía, José Antonio Viera, negó tamién la semana pasada haber diseñado la trama para la concesión irregular de ayudas públicas investigada en el caso de los ERE en Andalucía y atribuyó la responsabilidad a sus subordinados.

Además de Viera, Griñán y Chaves, en los próximos días comparecerán también ante Barreiro los exconsejeros Gaspar Zarrías y Mar Moreno, todos como imputados.

La ley permite que los diputados y senadores implicados en una causa penal se presten voluntariamente a ser interrogados como imputados para dar la oportunidad de que se despejen sospechas y no sea necesario pedir el suplicatorio contra ellos. También puede suceder lo contrario y que el juez, después de su comparecencia, decida que sí corresponde pedir permiso a las Cortes para investigarles en relación con un determinado delito o delitos.

Noticias

anterior siguiente