Enlaces accesibilidad

Putin niega que Tsipras le haya pedido ayuda económica y escenifican sus buenas relaciones

  • Rusia y Grecia acuerdan relanzar los intercambios comerciales
  • El Kremlin ofrece a Atenas conectarse al nuevo gasoducto ruso-turco
  • La crisis de Ucrania y de la deuda griega han centrado la agenda

Por
Putin y Tsipras firman un plan de acción conjunto para 2015-2016 para relanzar sus relaciones económicas

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha negado que su homólogo griego, Alexis Tsipras, le haya solicitado una línea de crédito, al término de una reunión en Moscú en la que también han tratado la eventual incorporación de Grecia a un proyecto de gasoducto turco-ruso.

Además, Putin y Tsipras han firmado un "Plan de Acción conjunto para 2015-2016" que prevé la cooperación en distintos ámbitos con el objetivo de recuperar los niveles de intercambio comercial entre ambos países, aunque no han detallado los términos de ese plan.

El embargo impuesto por Rusia a las importaciones de productos frescos europeos en respuesta a las sanciones de Bruselas por la crisis de Ucrania está afectando gravemente al sector agrícola griego. Sin contar la UE como bloque, Rusia es el primer socio comercial de Grecia.

En una conferencia de prensa conjunta, Putin ha explicado que ha ofrecido a Tsipras la posibilidad de que Grecia se conecte al nuevo gasoducto ruso-turco (Turkish Stream) que se proyecta construir bajo el Mar Negro para llevar gas ruso a Europa.

"Grecia podría convertirse así en uno de los principales centros europeos de distribución de energía, pero esto es una decisión soberana que debe adoptar el Gobierno griego", ha señalado.

La visita de Alexis Tsipras a Moscú despierta recelos en la Unión Europea

Tsipras se ha limitado ha admitir que han discutido ese proyecto, y ha defendido que "independientemente de que ahora exista un conflicto en un tema muy determinado", en alusión a Ucrania, cada país miembro de la UE "tiene derecho de firmar acuerdos bilaterales".

En su cuenta de Twitter, el mandatario heleno ha ahondado en esta idea defendiendo una "política exterior en línea con su papel geopolítico como país de la Europa mediterránea y balcánico".

Además, ha vuelto a mostrarse contrario a las sanciones --que ha definido como "guerra comercial"--, pero ha dicho que no le ha pedido a Rusia un trato favorable para Grecia y ha dicho que este diferendo debe resolverse entre el conjunto de los Veintiocho y Rusia.

Putin habla de privatizaciones en Grecia

En cuanto a la posible asistencia financiera o "rescate" de Rusia a Grecia, Putin ha dicho que no han hablado siquiera de esa posibilidad. No obstante, ha explicado que han hablado de "proyectos que afectan a empresas (griegas) que requieren financiación, pero sin un objetivo financiero".

Además, según la emisión en castellano de Euronews, ha dicho que "si Grecia inicia privatizaciones, Rusia estará lista para participar en ese proceso, en esa puja". "Espero que los inversores rusos no sean discriminados por las sanciones", ha añadido sobre un plan que en principio choca con el programa con el que Syriza ganó las elecciones en enero.

EFE

La reunión se ha producido la víspera de la fecha prevista para el pago por parte de Grecia al FMI de 450 millones de euros como parte del préstamo concedido a cambio de drásticos recortes de gasto público y otras reformas que Tsipras está renegociando con los acreedores internacionales.

Antes de la cita, el corresponsal de TVE en Moscú, Luis Pérez, resumía así el contexto. "Hoy (miércoles) y mañana convergen en Moscú los dos conflictos que más preocupan a Bruselas: la crisis de Ucrania y la crisis de la deuda griega (...) con el temor a que Tsipras esté buscando en Moscú el dinero que le niega, de momento, la Unión Europea".

Noticias

anterior siguiente