Enlaces accesibilidad

Elecciones Andalucía 2015

Izquierda Unida se desploma con cinco escaños hasta su peor resultado histórico en Andalucía

Por
Maíllo: "En IU estamos insatisfechos con los resultados en Andalucía"

Izquierda Unida se ha desplomado hasta los cinco escaños y el 6,8% de los votos, su peor resultado histórico, en las elecciones autonómicas celebradas este domingo en Andalucía. El partido de Antonio Maíllo ha pasado de ser socio de coalición de la Junta de Andalucía, con un tercer puesto en los pasados comicios, a perder casi dos tercios de los diputados y quedar relegado al último lugar, por detrás de Podemos y Ciudadanos.

El Parlamento andaluz es, desde este domingo, cosa de cinco. El PSOE ha ganado con Susana Díaz las elecciones en Andalucía, con 47 escaños, los mismos que obtuvo en 2012, y necesitará pactar. El PP, en segundo lugar, se ha hundido hasta los 33 diputados, 17 menos que en las pasadas autonómicas y el peor resultado en 25 años. Podemos y Ciudadanos, en su estreno en Andalucía, han irrumpido con fuerza con 15 y 9 diputados, respectivamente, adelantando a IU, que baja a 5. De nuevo se han quedado fuera UPyD y el Partido Andalucista. La participación ha sido del 63,94%, tres puntos por encima de los últimos comicios.

"Estamos totalmente insatisfechos. Es un mal resultado", ha reconocido Maíllo ante los medios de comunicación en la la sede de Izquierda Unida, en Sevilla, desde donde ha seguido el desenlace de la jornada electoral junto al candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, quien también ha lamentado el retroceso en su comunidad fortín.

Castigo a su alianza con el PSOE

Estos son los datos de la debacle: de los 12 diputados y el 11,35% de los votos logrados en 2012 -que le dieron la llave de la gobernabilidad- ha pasado a 5 y al 6,9%.  Los 438.372 votos obtenidos en 2012 por Diego Valderas se han quedado en los poco más de 271.000 recibidos por Antonio Maíllo.

La entrada de nuevos partidos en el Parlamento ha agravado el castigo para la formación de izquierdas, que ha hundido su suelo de votos por debajo de los 317.562 conseguidos en 2008, hasta ahora su resultado más bajo. La pérdida de la mitad de papeletas con respecto a 2012 se ha visto penalizada con una una bajada de 7 diputados -casi dos tercios- por esa fragmentación del arco parlamentario.

Los ciudadanos han percibido como un error nuestra participación en el gobierno

Maíllo ha explicado algunas de las causas de este batacazo, entre ellas la alianza de gobierno con el PSOE y la entrada de Podemos. 

"Los ciudadanos han percibido como un error nuestra participación en el gobierno. Está claro. Es pura aritmética electoral", ha señalado el político cordobés. En 2012 IU le salvó los muebles al PSOE, que quedó segundo por detrás del PP, con un pacto que ha acabado antes de tiempo y, a la vista de los resultados, de manera dramática para el partido de Maíllo.

Podemos le arrebata el tercer puesto

"La entrada de otras fuerzas ha fragmentado nuestro apoyo. En esa aspiración de cambio que pìden los ciudadanos no nos han reconocido como fuerza de ese cambio y en eso es en lo que debemos trabajar a partir de ahora", ha señalado, ante el semblante serio de Garzón, para quien estos comicios son una clara advertencia de cara a las siguientes citas electorales nacionales.

"(Otras formaciones) han canalizado la frustración de mucha gente y nosotros vamos a trabajar para canalizar esas frustraciones desde ahora mismo”, ha dicho Garzón, que ha dejado la puerta abierta a una futura convergencia con Podemos. “Siempre hemos abogado por la unidad popular para evitar la fragmentación de la mayoría social de izquierdas. Vamos seguir haciéndolo, pero manteniendo siempre firmes nuestras convicciones”, ha subrayado.

La entrada de otras fuerzas ha fragmentado nuestro apoyo

El derrumbe en Andalucía da algunas claves a IU. En apenas dos meses pasará el siguiente examen, los comicios municipales y autonómicos, en especial en Madrid, donde el efecto de su fractura interna puede tener un gran impacto electoral. También en Extremadura, donde ha permitido el Gobierno de José Antonio Monago al negarse apoyar al PSOE, o en Asturias, otro de sus núcleos fuertes, donde facilitó el gobierno del socialista Javier Fernández y posteriormente le retiró su apoyo.

Un panorama que IU afronta aún dirigida por Cayo Lara, que hace poco más de tres años logró once escaños en las elecciones generales, y en transición hacia el liderazgo de Alberto Garzón, partidario de encontrar puntos de encuentro con Podemos, con quien ya plantea concurrir en coalición en Barcelona y Palma.

Advertencia de cara a los próximos comicios

Maíllo ha dicho que IU tratará de recuperar ese espacio político que le han arrebado otras formaciones. "Tenemos que estar a la altura de este momento histórico y distinguirnos como el referente de la izquierda" ha dicho. "Andalucía se encuentra ante un escenario inédito e imprevisible donde hará falta mucha política y nosotros vamos a ser una fuerza imprescindible”.

Pero lo cierto es que buena parte de los 165.000 votos que ha retrocedido IU caen en la cuenta de Podemos. La suma de los datos de ambas formaciones alcanza el mejor resultado en las autonómicas andaluzas de la coalición de izquierdas, los 20 parlamentarios que sacó en 1994.

Preguntado por su continuidad como coordinador general de IU en la comunidad andaluza, Maíllo ha afirmado sentirse "respaldado y querido" por la militancia, aunque el próximo miércoles celebrará una Ejecutivo para, ha señalado, "análisis más sesudos".

Sin escaño en Jaén, Huelva y Almería

IU se ha quedado sin representación en Jaén, Huelva y Almería; en Granada ha mantenido su escaño; y en Cádiz, Málaga, Córdoba y Sevilla ha reducido sus diputados a la mitad, de 2 a 1.

La mejor cara del partido esta noche ha sido la de Juan Manuel Sánchez Gordillo, el conocido alcalde de IU de Marinaleda (Sevilla), que ha logrado imponerse a Podemos en su municipio, aunque la coalición de izquierdas ha perdido el 24% de los votos respecto a las autonómicas de 2012.

El Parlamento andaluz, compuesto por 109 diputados, se constituirá el próximo 16 de abril, no sin echar mano de la calculadora. Susana Díaz puede formar gobierno en solitario, pero para asegurarse una legislatura estable buscará algún acuerdo. IU no le sirve esta vez y todo apunta a que, aunque Andalucía ha girado a la izquierda en las urnas, su primera presidenta electa intentará acercarse al centro para gobernar.

Noticias

anterior siguiente