Enlaces accesibilidad

Grecia pedirá una extensión de la financiación, pero no del rescate con todas sus condiciones

  • Varufakis reconoce que habrá "tres o cuatro condiciones", pero no las concreta
  • El Ejecutivo griego desliga del memorándum esa prolongación de financiación
  • Berlín lo rechaza, y dice que ayuda y condiciones actuales son "inseparables"

Por
La CE señala que el camino a seguir por Grecia es ampliar el actual rescate con su condicionalidad

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, ha señalado que su Gobierno va a pedir una extensión "de algunos meses" de la financiación europea en una entrevista el martes por la noche con la televisión pública alemana ZDF. La prórroga vigente concluye el próximo 28 de febrero. También ha señalado que esa prolongación incluirá, "evidentemente, tres o cuatro condiciones", aunque no ha precisado cuáles. El Ejecutivo alemán ya ha rechazado la propuesta de Atenas y ha señalado que la prolongación de la ayuda es "inseparable" de las condiciones exigidas en el actual programa de rescate.

El Gobierno de Alexis Tsipras trataría con su propuesta (que presentará de forma oficial este jueves) de conseguir entre cuatro y seis meses para poder negociar con sus socios europeos -sin presiones por falta de financiación- un marco completo que dé solución al problema de la deuda del país.

Distinción entre ayuda y memorándum

Poco antes de estas declaraciones, una fuente del Ejecutivo heleno también se refirió a que Atenas va a solicitar la prolongación del rescate, lo que distinguen "claramente del memorándum", es decir, del programa de rescate completo que exige numerosas medidas de austeridad y reformas estructurales a cambio de los préstamos financieros.

El portavoz del Gobierno griego ha confirmado este miércoles los términos de esa petición y ha agregado que, durante esa prórroga, Atenas "tomará medidas para hacer frente a la crisis humanitaria, y discutirá con los socios los temas en los que estamos de acuerdo y una relajación en el superávit primario a fin de corregir el presupuesto del país".

El nuevo Ejecutivo de Grecia ha pedido, desde el principio, reducir el objetivo del superávit primario (el logrado antes de pagar los intereses de la deuda) del 3% exigido para este año a un 1,5%, para tener así margen financiero para tomar una serie de medidas para reactivar la economía y costear la lucha contra lo que llama crisis humanitaria.

Esto significaría que Atenas cede al aceptar hablar de prolongación de la ayuda -en lugar de programa puente-, pero sigue firme en su intención de que no se le impongan todas las condiciones marcadas en el memorándum del programa. Así, se comprometería solo a determinadas condiciones a cambio de esa prórroga.

Según la televisión pública griega Nerit, se pedirá "una extensión de seis meses del acuerdo de financiación, que podría adoptar la forma de un programa intermedio".

Berlín rechaza la propuesta griega

Sin embargo, la propuesta griega ha obtenido una respuesta negativa de Berlín, incluso antes de que se envíe formalmente al Eurogrupo.

El portavoz del Ministerio de Finanzas alemán, Martin Jäger, ha asegurado que "no es aceptable y no se aceptará lanzar una extensión sin poner en marcha las reformas acordadas. Las dos cosas son inseparables".

Jäger ha añadido que el objetivo de esa prórroga sería garantizar "la exitosa conclusión" del plan, no hacer de programa puente.

El Parlamento alemán es uno de los cuatro que deberán aprobar una eventual prórroga de la ayuda a Grecia, y no parece fácil que dé su visto bueno a una prolongación que no implique el cumplimiento de lo acordado hasta ahora, que fue lo votado y ratificado por el Bundestag.

En Bruselas, el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha señalado que la aceptación a debate de la propuesta de Atenas "va a depender de cómo esté redactada exactamente".

A preguntas de los periodistas sobre si se puede separar la ampliación de la financiación y las condiciones exigidas hasta ahora en el rescate, Dombrovskis ha indicado que "dependerá un poco sobre qué es lo que se entiende por ampliación del préstamo".

"En el Eurogrupo se comunicó claramente a Grecia que la vía para trabajar en el futuro es prolongar el programa actual con todas sus condiciones, por supuesto, aunque hay cierta flexibilidad para negociar esas condiciones", ha explicado el comisario.

"Tenemos que ver exactamente sobre papel qué es lo que pide el Gobierno griego", ha reiterado Dombrovskis, quien ha insistido en que la decisión final corresponderá al Eurogrupo y que el Ejecutivo comunitario se limita a hacer de "facilitador" de las negociaciones.

La reacción más optimista ha llegado desde París, donde el Gobierno francés se ha mostrado confiado en que podrá lograrse un acuerdo antes de finales de esta misma semana.

El ultimátum del Eurogrupo

La solicitud del Gobierno griego se produce después de que los otros 18 países del euro instaran a Atenas a pedir esa prórroga antes del viernes, en lo que se ha interpretado como un ultimátum, ya que esa concesión de Grecia se marcaba como imprescindible para seguir negociando formalmente con el Gobierno de Alexis Tsipras.

La petición se producirá previsiblemente este jueves, mediante una carta que Atenas enviará al jefe del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem, quien deberá decidir si hay base suficiente para convocar el próximo viernes una reunión extraordinaria de los ministros de la zona euro.

Según la misma fuente del Gobierno griego, la propuesta que enviará Grecia es similar a la que presentó el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, poco antes del comienzo del Eurogrupo del pasado lunes y que Atenas aceptó.

Sin embargo, esa solución intermedia no llegó siquiera a debatirse en la reunión de los ministros de la eurozona, porque -según explicó el titular de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis, en su rueda de prensa- el documento de Dijsselbloem que debería plasmarla proponía una prolongación del conjunto del rescate, algo a lo que Atenas se niega.

Para contrarrestar las acusaciones de que no está tratando de llegar a un acuerdo, Atenas ha difundido este miércoles los documentos que ha presentado en las negociaciones y en los que, insiste, se puede comprobar cómo en el Eurogrupo del pasado lunes, Grecia se mostró dispuesta a aceptar condiciones a cambio de una extensión de la financiación de la zona euro, e incluso, una inspeccción de la Comisión Europea para evaluar el cumplimiento de esas condiciones al final de la prórroga.

Noticias

anterior siguiente