Enlaces accesibilidad

Tsipras advierte que Grecia no acepta ultimátums y que busca un pacto sin austeridad con sus socios

  • Anuncia que esta semana lleva las primeras medidas prometidas al Parlamento
  • "Trabajamos por un acuerdo sin austeridad y sin memorándum", señala
  • El conservador Prokopis Pavlopoulos, su candidato a presidir la República

Por
Tsipras advierte que Grecia no acepta ultimátums y que busca un pacto sin austeridad con sus socios

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha asegurado que el país "no acepta ultimátums", ha insistido en que su Gobierno "no dará marcha atrás" y ha anunciado que a partir del próximo jueves empezará a presentar en el Parlamento las primeras medidas prometidas a los electores que serán la prohibición de los desahucios de primera vivienda y la ampliación del número de personas que se podrán acoger al pago a plazos de sus deudas con Hacienda.

"No chantajeamos, pero tampoco nos dejamos chantajear. Trabajamos por un acuerdo sin austeridad y sin memorándum, por un acuerdo sin la parte tóxica de la troika", ha afirmado Tsipras ante el grupo parlamentario de Syriza en una intervención retransmitida en directo en la que ha sido tajante al señalar que "Grecia no acepta condiciones y ultimátums" y al afirmar que no tiene prisa en llegar a un nuevo pacto sobre la deuda.

Al mismo tiempo se ha mostrado convencido de que habrá un acuerdo que no implique "dar marcha atrás" a sus promesas electorales. "Estamos comprometidos con una solución viable. Negociamos firmes, pero no queremos una ruptura", ha afirmado Tsipras en alusión al ultimátum que el Eurogrupo trasladó a Grecia sobre la extensión del actual programa de rescate.

"La solución no la aportarán los tecnócratas, sino los líderes políticos", ha subrayado Tsipras para reafirmar que confía en que habrá una solución, "porque en el Eurogrupo estuvimos a cinco minutos de alcanzarla".

Tsipras también ha acusado al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, de haber perdido la calma y de "tratar de forma humillante a Grecia" cuando habló del país en el último Eurogrupo en Bruselas. "Lo siento por los griegos: han elegido un Gobierno que de momento se comporta de manera bastante irresponsable", dijo entonces Schäuble.

Por otra parte, fuentes del Gobierno heleno han señalado que el Ejecutivo "examina la opción de pedir una prórroga del préstamo, sin ligarlo a los requisitos del programa de rescate".

Evitar los desahucios de la primera vivienda

El también líder de Syriza ha anunciado que, después votar la elección del nuevo presidente de la República, prevista para este miércoles -cargo para el que ha propuesto al político conservador y catedrático Prokopis Pavlópulos-, llevará al Parlamento la ley que evite los desahucios de la primera vivienda.

No cambiar la normativa sobre los desahucios, sobre los que el Gobierno de Andonis Samarás ya había aplicado varias moratorias (la última caducó en enero de este año y protegía a las clases más bajas y a las primeras viviendas cuyo valor no rebase los 200.000 euros), era una de las exigencias de la troika a cambio del desembolso del próximo tramo de ayuda financiera.

Un día después, será el turno de la ley que amplía el número de personas que pueden acogerse al pago en cien plazos de sus deudas con Hacienda y que busca "aliviar el peso de muchas familias". "Espero que estas dos leyes se hayan aprobado antes del viernes por la tarde para que el pueblo sepa quién está de su lado y quién está del lado de los intereses oligarcas", ha añadido.

La "primera deuda" que hay que devolver, la "crisis humanitaria"

El primer ministro también ha anunciado que en breve su Gobierno presentará otra ley que pondrá fin a la desregulación de la legislación laboral, emprendida por el anterior Ejecutivo de Andonis Samarás, que, entre otras medidas, liberalizó el despido y abolió de facto la negociación colectiva.

Tsipras ha insistido en que su Gobierno no tiene intención de dar "ni un solo paso atrás" en su programa y ha prometido más cambios legislativos para hacer frente a la crisis humanitaria que, ha señalado, se vive en el país.

"No pondremos en juego la confianza del pueblo a favor de los intereses de los acreedores", ha subrayado antes de afirmar que la "primera deuda" que tiene que devolver Grecia es la de hacer frente a la "crisis humanitaria" que padecen muchos ciudadanos.

Un conservador, candidato a presidir la República

El Gobierno griego ha desginado al político conservador y catedrático Prokopis Pavlopoulos como candidato a la presidencia de la República. "Creo que hoy necesitamos un presidente que respete los valores de la democracia y del patriotismo. Por eso propongo a todos, tras haber consultado al líder de Griegos Independientes, a Prokopis Pavlopoulos", ha anunciado Tsipras.

Pavlopoulos es una personalidad de consenso que pertenece al ala moderada del partido conservador Nueva Democracia. Con este partido fue ministro del Interior en dos ocasiones entre 2005 y 2009 con los Gobiernos de Kostas Karamanlis y durante cuatro meses fue portavoz del Gobierno de unidad nacional de Xenofon Zolotas entre 1989 y 1990.

El fracaso en la elección del candidato anterior, el también político conservador Stavros Dimas, en diciembre pasado provocó el anticipo de las elecciones generales, como establece la Constitución en caso de que el candidato no logre salir elegido en tres rondas.

El Parlamento se reunirá este miércoles para votar la candidatura de Pavlopoulos en primera ronda. Para salir elegido en esta votación, deberá reunir tres quintos de los votos (180 de los 300 diputados); en caso de que no lo consiga, en la segunda requerirá de mayoría absoluta (151 apoyos) y en la tercera bastará con mayoría simple.

En caso de ser elegido, Pavlopoulos sustituirá en el cargo al socialdemócrata Karolos Papoulias, cuyo segundo mandato expira a mediados de marzo.

Noticias

anterior siguiente