Enlaces accesibilidad

Strauss-Kahn insiste en que desconocía que las mujeres de sus orgías fueran prostitutas

Por
Strauss-Kahn dice que "no sabía" que las mujeres de sus orgías eran prostitutas

El exjefe del FMI y exdirigente del Partido Socialista Francés (PSF), Dominique Strauss-Kahn, ha declarado que no sabía que las mujeres con las que participaba en orgías eran prostitutas, y ha negado que su actividad sexual fuera "desenfrenada".

Strauss-Kahn ha comparecido este martes en Lille en el juicio abierto contra él y otras 13 personas por proxenetismo agravado, cargo por el que podría ser condenado hasta a diez años de prisión y 1,5 millones de euros de multa.

Se declara inocente

El proceso contra Strauss-Kahn se inició en 2011, cuando denuncias anónimas llevaron a la Policía Judicial de Lille a investigar supuestas actividades de prostitución en los hoteles Carlton y Des Tours de esa ciudad. Los acusados supuestamente organizaron una quincena de orgías con prostitutas en Bélgica, París, Washington o Nueva York, tomando como base de operaciones el Hotel Carlton, entre 2007 y 2011, cuando el exministro socialista, conocido como DSK, todavía estaba al frente del FMI (2007-2011).

En el juicio, el tribunal ha leído un escrito en el que el acusado se declara inocente y asegura que no ha cometido "ningún crimen o delito". Preguntado por el juez, Strauss-Kahn se ha reafirmado en una declaración anterior en la que aseguraba que desconocía que las mujeres con las que mantenía relaciones eran prostitutas.

El expolítico socialista ha negado también que en esas orgías se diera "una actividad desenfrenada", como se desprende del acta de acusación.
"Cuando se lee el informe criminal se tiene la impresión de que era una actividad frenética - ha declarado el acusado - Pero era cuatro veces al año, no más que eso. No es esa actividad fuera de control que sugiere la denuncia".

Prácticas "contra natura"

Las mujeres denunciantes, cuyo testimonio constituye el principal elemento de la acusación, aseguran sin embargo que Strauss-Kahn sabía perfectamente que eran prostitutas y que no podía ignorarlo dadas las prácticas que Strauss-Kahn exigía, que han calificado de brutales.

Una de ellas ha contado ante los jueces cómo se desarrolló una de esas juergas sexuales en un hotel de París.

"Había actividades... contra natura. No estaba acostumbrada a hacer cosas de esa naturaleza (...) No era violencia, era una relación de fuerza", ha declarado.

A pesar de hacer gestos para negarse a tales prácticas, la testigo consintió "porque realmente necesitaba el dinero y temía irme sin él". Preguntada por la reacción de Strauss-Kahn, ha afirmado: "Estuvo sonriendo de principio a fin". 

Protesta de Femen

A su llegada al juicio, tres activistas del grupo feminista Femen se han lanzado contra el coche de DSK donde se le juzga por proxenetismo. Una de ellas ha llegado a subirse al capó antes de ser detenida por la Policía.

Las mujeres llevaban los pechos descubiertos y escrita en el torso una frase que podría traducirse por "Chulo-cliente culpable".

Noticias

anterior siguiente