Enlaces accesibilidad

Atenas asegura que ya ha empezado a negociar con el FMI su propuesta de permuta de la deuda

  • El ministro de Finanzas griego lo anunció en el diario italiano La Repubblica
  • Horas después, un portavoz del Fondo Monetario Internacional lo desmiente
  • Varoufakis, optimista tras su "fructífera reunión" con el presidente del BCE

Por
Yanis Varufakis afirma que ha mantenido un debate fructífero con Mario Draghi

El nuevo Gobierno de Grecia ya ha empezado a negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) su propuesta de reemplazar su actual deuda por unos bonos nuevos vinculados al crecimiento nominal del país, según ha confirmado el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, en una entrevista con el diario italiano La Repubblica publicada este miércoles. Horas después, el FMI lo negaba: "No ha habido una discusión con las autoridades griegas sobre un cambio en el marco general de la deuda".

Además, el ministro heleno se ha mostrado "muy animado de cara al futuro" a la salida de "una fructífera reunión" con el presidente del BCE, Mario Draghi, en la que -según Varoufakis- "la comunicación ha sido excelente".

El titular de Finanzas heleno se ha reunido este miércoles en Fráncfort con Draghi para explicarle la propuesta de Atenas para aliviar el peso de la deuda del país -que supone ya el 177% de su PIB- y su compromiso de reformas.

"El presidente ha aclarado el mandato institucional del BCE y urgido al nuevo Gobierno griego a comprometerse constructiva y rápidamente con el Eurogrupo para asegurar la estabilidad financiera constante", según una fuente del BCE. La entidad monetaria europea ha insistido en que no puede reestructurar su cartera de títulos de deuda griega por sus operaciones de política monetaria.

El BCE ha dicho también que siempre es posible que un banco solvente acceda a más préstamos a través del programa de provisión urgente de liquidez pero no facilitó detalles de si los bancos griegos los han utilizado recientemente.

"El BCE debe apoyar a nuestros bancos"

Antes de ese encuentro, en una entrevista publicada por el semanario alemán Die Zeit, Varoufakis había señalado: "El BCE debe apoyar a nuestros bancos para que podamos mantener la cabeza fuera del agua mediante la emisión de deuda a corto plazo".

Hasta ahora, las emisiones de letras a corto plazo han servido a Grecia para ir financiándose y los bancos griegos han sido los principales compradores de esa deuda, con la liquidez aportada por el Banco Central Europeo a través de su mecanismo ordinario (condicionado al programa de rescate todavía en vigor) y de otro de urgencia.

Por eso, el BCE ha advertido en las últimas semanas que no seguirá dando liquidez a las entidades griegas si el país no está dentro de un programa de ayuda. Y parece difícil que cambie esa posición en la reunión de su consejo de gobierno de este miércoles: según asegura Financial Times, el organismo se muestra reticente a ampliar el tipo de garantías que acepta a esos bancos a cambio de los préstamos.

A la salida de su reunión en Fráncfort, y en referencia a esa cuestión, Varoufakis ha indicado que ha repasado con Draghi "las limitaciones, las reglas, las normativas y el proceso" según los cuales la institución decide esas ayudas, dando a entender que el presidente del BCE no está dispuesto a saltarse las normas.

Varoufakis y Tsipras, de gira

Tras este encuentro, Varoufakis se ha desplazado a Berlín para entrevistarse este jueves con su homólogo del Ejecutivo alemán, Wolfgang Schäuble.

Estos contactos forman parte de la gira del ministro heleno por las instituciones europeas y varias capitales de la zona euro, con la que trata de explicar sus propuestas sobre la deuda y el programa de reformas estructurales con el que su Gobierno quiere sustituir las medidas de austeridad exigidas por la troika.

Al mismo tiempo que Varoufakis, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, también está en plena ronda de reuniones con los líderes europeos. Precisamente, este miércoles, se ha reunido en Bruselas con los presidentes del Consejo Europeo, la Comisión y la Eurocámara, y tras esos encuentros, se ha mostrado "muy optimista": "Todavía no existe acuerdo, pero creo que vamos en la buena dirección para lograr un acuerdo viable".

Este martes en Roma, logró cierto respaldo por parte de su homólogo italiano, Matteo Renzi, para poner fin a la austeridad, y el lunes en Nicosia, consiguió el apoyo del presidente chipriota para suprimir la troika.

El ministro, optimista sobre la solución de la deuda

En su entrevista con La Repubblica, Varoufakis también se muestra optimista respecto a que se pueda resolver el problema de la deuda helena y asegura que tuvo una buena acogida  en sus reuniones con el mundo financiero en Londres, el pasado lunes.

Así, en ese diario, ha adelantado algunos detalles más sobre su propuesta de canje de deuda, por ejemplo, que Grecia pagará al BCE "todo y en plazo".

"Lo que proponemos es sustituir los otros tramos -los préstamos del FMI y de los países del euro- por nuevos bonos de deuda con interés de mercado, que ahora está muy bajo, y con una cláusulaempezaremos a devolver todo una vez que haya comenzado el crecimiento sólido en Grecia", ha explicado Varoufakis.

Sobre la negociación abierta con el FMI, el ministro griego ha señalado: "No veo por qué no podrían aceptar esta extensión, al menos hasta final de este año, cuando ellos siempre lo hacen en este tipo de situaciones".

Noticias

anterior siguiente