Enlaces accesibilidad

Las administraciones relanzan la modernización de la Castellana de Madrid, que se hará en 20 años

  • La inversión de 5.974 millones procedentes del sector público y privado
  • Se alargará en 3,7 kilómetros y se renovará, además, la estación de Chamartín
  • Prevén beneficios económicos de 3.363 millones para las Administraciones
  • Se estima que se crearan unos 122.000 puestos de trabajo
  • Los trabajos físicos podrían arrancar a finales de año o primeros de 2016
  • Supone poner en marcha la Operación Chamartín, planificada hace 15 años

Por
Se reactiva en Madrid el mayor proyecto urbanístico de las últimas dos décadas

El Gobierno de España, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid han firmado un acuerdo para la puesta en marcha de un nuevo proyecto denominado Distrito Castellana Norteque contará con una inversión de 5.974 millones de euros del sector público y privado y que se desarrollará a lo largo de 20 años. El proyecto, que supone recuperar en cierto modo la denominada Operación Chamartín planificada hace más de 15 años, pretende modernizar esa zona de la capital.

Distrito Castellana Norte es un programa de reurbanización del norte de Madrid que prolongará el paseo de La Castellana -una de las principales vías de la ciudad de Madrid- en 3,7 kilómetros; permitirá renovar más de tres millones de metros cuadrados para construir nuevos equipamientos, zonas verdes e infraestructuras; y reformará la estación de tren de Chamartín. El 25% del suelo se destinará a usos ferroviarios.

El proyecto, que se desarrollará durante los próximos 20 años, generará beneficios económicos de 3.363 millones para las diferentes Administraciones Públicas y prevé la creación de 120.000 empleos durante esas dos décadas. Además, contempla la construcción de centros de negocios de referencia, tres nuevas estaciones de Metro (con la ampliación de la línea 10), dos de Cercanías y una vía ciclista de 12,8 kilómetros.

Todos estos datos los han ofrecido en su presentación este viernes la ministra de Fomento, Ana Pastor; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el presidente regional, Ignacio González; y el presidente del BBVA, Francisco González.

Chamartín, un "punto de encuentro"

Ana Pastor ha valorado que, "una vez más, sector público y sector privado están trabajando y colaborando por la mejora de la economía española", en este caso en un proyecto que hará de la estación de Chamartín un "punto de encuentro" y un "polo económico y de transporte de toda Europa", también a través de la Alta Velocidad.

Además, la ministra ha resaltado la integración prevista del ferrocarril, el metro, los autobuses y también la bicicleta y el taxi, en un sistema de transporte con capacidad de gestionar 72.000 viajeros a la hora.

El presidente de la Comunidad de Madrid ha dicho que este proyecto se ha puesto en marcha "tan pronto como las circunstancias económicas han empezado a mejorar" y "va a ser un ejemplo de lo que va a ser España en esta nueva andadura de recuperación económica". "Es un ejemplo -ha manifestado- de lo que podemos conseguir en el futuro si seguimos aplicando las mismas políticas y no jugamos con juegos florales".

La alcaldesa de Madrid ha explicado que, "debido al calado de las inversiones previstas y la revalorización del entorno se calcula que se van a generar más de 120.000 puestos de trabajo", gracias a una operación que "beneficiará la economía tanto de Madrid como de España entera".

El presidente del BBVA ha declarado que "hoy se dan las circunstancias adecuadas" para la puesta en marcha de este proyecto, que ha calificado como "la actuación social, económica y medioambiental mas importante de la Comunidad de Madrid y probablemente de España, de Europa y de todo el mundo".

A la espera de la aprobación urbanística del proyecto

El presidente de Distrito Castellana Norte -en el que participan dos accionistas privados, uno de ellos el BBVA con un 75,5% y el otro la constructora San José - ha indicado que los plazos del desarrollo, que contempla unas 17.000 viviendas -el 10% con algún tipo de protección- dependerán de la aprobación urbanística del proyecto por las administraciones.

Béjar ha defendido que "en la zona norte no existe exceso de vivienda" tras seis años de "poca construcción" y donde existe "poco suelo", aparte de este ámbito. "Tenemos suficientes análisis que nos garantizan que, a pesar de la dimensión, no tendremos problemas para un desarrollo a 20 años", ha remarcado. La edificabilidad es "la misma" que en el plan anterior.

Antonio Béjar ha asegurado el planteamiento es "viable" y se "podrá financiar y llevar a la práctica", con "un modelo de movilidad que será referente" gracias a la colaboración de más de un centenar de expertos para "recuperar una zona que hoy está bastante deteriorida y semiabandonada".

El presidente de Distrito Castellana Norte -que incluye más de 25.000 nuevos árboles- ha afirmado que la prolongación de la Castellana pretende convertirse en la nueva centralidad de la capital, como lo fueron en su momento La Defense en París, Canary Wharf en Londres o Postdamer Platz en Berlín.

"Un plan completamente nuevo" que arrancará en 2016

El director de la oficina técnica, Flavio Tejada, que no se agota todo el ámbito de tres millones de metros cuadrados ya que "se deja sin tocar" una parcela de 6.000 metros cuadrados que linda con el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. En cuanto a los problemas judiciales del inicial, el presidente ha remarcado que "este plan subsana el anterior".

"Es un plan completamente nuevo", ha insistido. Dicha hoja de ruta tendrá que aprobarse ahora, pelota que está en el tejado de las administraciones. Esperan que los primeros procesos tengan luz verde en los "próximos meses" para que los trabajos físicos en el Distrito Castellana Norte arranquen "lo antes posible", a finales de año o primeros de 2016.

Ambos expertos han destacado que las alturas "no constan en este plan" ya que lo que se regula es la edificabilidad. "Las alturas vendrán determinadas por la demanda, veremos si se pide más oficina o más vivienda, y todo dentro de un plan flexible" en el que es "imposible planificar metro a metro" lo que se va a levantar en los próximos 20 años.

Tampoco descartan "edificios más altos" en comparación con los actuales aunque no han ido más allá por ser "demasiado pronto". En lo que han hecho hincapié es que "todo se hará dentro de los límites" marcados por el Estado, la Comunidad y el Ayuntamiento. Los únicos traslados que se producirán serán los "tres o cuatro empresas" ya que se trata de suelo industrial.

Noticias

anterior siguiente