Enlaces accesibilidad

La ONU condena la muerte del casco azul español y dice que ocurrió en un "intercambio de fuego"

  • El órgano ha analizados los últimos enfrentamientos entre Israel y  Hizbulá
  • No hay resolución sobre el tema pero si una investigación sobre los hechos

Por
La ONU condena la muerte del casco azul español y dice que ocurrió en "intercambio de fuego"

El Consejo de Seguridad de la ONU ha condenado este miércoles la muerte de un casco azul español en el sur del Líbano, que ocurrió "en el contexto de un intercambio de fuego" en la región fronteriza con Israel.

La declaración fue dada a conocer al final de una reunión del máximo órgano de decisiones de la ONU para analizar los últimos enfrentamientos entre Israel y el grupo chií libanés Hizbulá, que causaron la muerte del militar español al servicio de la ONU.

Los "apuntes para la prensa", como fue descrita la declaración del Consejo de Seguridad, fueron leídos por el embajador chileno ante la ONU, Cristián Barros, cuyo país ocupa este mes la presidencia de turno del organismo.

La reunión se prolongó casi dos horas y se cerró con una declaración parecida a la que casi simultáneamente había dado a conocer el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en la que tampoco fijaba responsabilidades.

El Gobierno español ha informado en Madrid de que la muerte del militar, Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, ocurrió en un ataque israelí en respuesta a otro de Hizubulá, y dijo que las autoridades de Israel han expresado su disculpa por lo sucedido.

Investigación de los hechos en curso

Oficialmente, distintos portavoces de la ONU sólo han indicado que se está realizando una investigación sobre los hechos, en los que también murieron dos militares israelíes por el fuego del grupo chií desde el sur del Líbano.

El militar español pertenecía a la Fuerza Interina de Naciones Unidas (FINUL) que vigila la llamada "línea azul", delineada por la ONU para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en el año 2000.

Barros, en la declaración que leyó ante los periodistas en la sede de Naciones Unidas, informó de que el Consejo de Seguridad recibió un informe sobre el caso del jefe del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, Edmond Mulet.

"Los miembros del Consejo de Seguridad condenan en los más duros términos la muerte de un casco azul español de FINUL, que ocurrió en el contexto del intercambio de fuego a lo largo de la 'línea azul", agregó el diplomático chileno.

Este tipo de declaración suele darla a conocer el Consejo de Seguridad cuando no hay un comunicado formal ni una resolución sobre el tema que debate.

Ban también lamenta la muerte

Barros también señaló que el Consejo había expresado su pesar a la familia del casco azul español muerto y al Gobierno de Madrid.

Consultado por los periodistas sobre quién pensaba el Consejo de Seguridad que era el responsable de la muerte del militar español, Barros dijo que el tema se había analizado en "largas discusiones" y que en las próximas horas habrá un comunicado.

Casi simultáneamente a que terminara la reunión, el secretario general de la ONU también ha lamentado la muerte del casco azul español en el sur del Líbano, pero, al igual que el Consejo de Seguridad, no mencionó responsabilidades concretas.

En un comunicado distribuido por su oficina de prensa, Ban dice sentirse "profundamente preocupado por el grave deterioro de la situación de seguridad en el sur del Líbano por los cohetes que lanzó Hizbulá y las represalias israelíes".

Ban, agrega la declaración escrita, "lamenta profundamente que un casco azul de la FINUL sufriera graves heridas que resultaron en su muerte", y también expresa su pésame a la familia y al Gobierno y el pueblo de España.

Noticias

anterior siguiente