Enlaces accesibilidad

Andreu imputa al exsecretario de Caja Madrid, Enrique de la Torre, por las tarjetas opacas al fisco

  • En el auto del miércoles le citaba solo como testigo pero ahora le imputa
  • De la Torre cargó gastos en la tarjeta opaca por 304.818,36 euros

Por
Andreu imputa al exsecretario de Caja Madrid, Enrique de la Torre, por las tarjetas opacas al fisco

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha imputado al exsecretario del Consejo de Caja Madrid Enrique de la Torre, con lo que ya están imputados todos los que se beneficiaron de las tarjetas opacas al fisco de la entidad, que ascienden a 82.

Andreu ha dictado un nuevo auto en el que deja sin efecto la citación como testigo de De la Torre, al que había emplazado a comparecer el próximo 20 de febrero pese a haber cargado a su visa 304.818,36 euros.

Lo ha hecho a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, que reclamó su testifical junto a la del expresidente de Caja Madrid Jaime Terceiro y la del ex consejero delegado Francisco Verdú, que fue titular de una tarjeta pero no la llegó a utilizar nunca.

Hasta este miércoles, solo había tres imputados en la pieza separada del caso Bankia en el que se investiga el uso que dieron los ex altos cargos de la entidad a sus visas opacas, a las que cargaron 15,5 millones en algo más de una década: los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato y el exdirector financiero Ildefonso Sánchez Barcoj.

Sin embargo, pese a que Anticorrupción pretendía la imputación de solo 27 beneficiarios de estas tarjetas, todos ellos miembros del Consejo, Andreu decidió hacerlo extensivo a todos los titulares apuntando que podrían haber cometido delitos de administración desleal y apropiación indebida.

Beneficiario de las retribuciones irregulares de altos cargos

Al margen de las tarjetas opacas, De la Torre ha sido señalado por la Fiscalía Anticorrupción como uno de los beneficiarios de las retribuciones irregulares de altos cargos de Caja Madrid que ha denunciado ante los Juzgados Ordinarios de Plaza de Castilla, donde ha pedido la imputación de Blesa y Barcoj.

En esta denuncia adjuntaba una serie de correos electrónicos que revelan como a principios de 2009, De la Torre envía un correo a Blesa para quejarse de que la organización solo funciona para él, al tiempo que le recuerda que él le reconoció que cobrará por su cese; aunque luego la dirección de medios de la caja vaya a tener que seguir debatiendo sobre su jubilación. Aprovecha también para decirle que él le dijo que tenía derecho al cobro inmediato de un incentivo a largo plazo.

Manda huevos, después de 12 años, con todo lo hecho

Tres días después, el 5 de enero, el entonces presidente de la caja dice que hablará del tema con el director financiero, Ildefonso Sánchez Barcoj, aunque reclama a De la Torre que no le pida "lo imposible".

"Cesar amistosamente es una contradicción y si te empeñas en el mutuo acuerdo amistoso tendrás la indemnización que corresponda, que no será la que tú pretendes", advierte Blesa a De la Torre, que interpreta esa respuesta como una amenaza del presidente y le afea esa actitud exclamando "manda huevos, después de 12 años, con todo lo hecho".

A partir de entonces, el año transcurrió inmerso en la batalla electoral por el control de Caja Madrid y con De La Torre como secretario, pensando en su indemnización por cese y la duda de qué pasaría con su incentivo a largo plazo.

Sobre esta cuestión, en julio de ese mismo año, Sánchez Barcoj le explica que la consultora Mercer, que es la que diseñó este plan de retribuciones para Caja Madrid, ha advertido seriamente del riesgo fiscal, por lo que acaba sugiriéndole "absoluta discreción".

Noticias

anterior siguiente