Enlaces accesibilidad

El BCE no descarta un acuerdo sobre una quita de la deuda griega, pero avisa de que no participará

  • El representante francés del órgano emisor dice que es una decisión política
  • El presidente de la Eurocámara no cree que una mayoría de la UE esté a favor
  • El Eurogrupo reitera que Grecia debe pagar su deuda y cumplir lo pactado
  • La Comisión Europea, dispuesta a ayudar a Grecia en las reformas pendientes

Por
Imagen de la nueva sede del Banco Central Europeo en Fráncfort
Imagen de la nueva sede del Banco Central Europeo en Fráncfort. AFP AFP PHOTO / DANIEL ROLAND

El Banco Central Europeo (BCE) no descarta que se acuerde en los próximos meses una quita de la deuda griega tras la victoria electoral en Grecia de la coalición de izquierdas Syriza, y subraya que la autoridad monetaria europea no participará. Por contra, el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, cree que no se va a poder lograr una mayoría dentro de la UE a favor de esa quita, por lo que aboga por buscar alternativas aceptables a todos los implicados.

Desde Bruselas, la Comisión Europea ha reiterado que Atenas contará con su asistencia para realizar las reformas pendientes. "La Comisión respeta plenamente la elección soberana y democrática del pueblo griego y estamos listos a negociar con el nuevo Gobierno cuando se forme", ha destacado el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, quien ha añadido: "Grecia ha hecho destacables progresos y nosotros seguimos dispuestos a ayudar al país para realizar las reformas pendientes".

En palabras del propio presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, "es de sentido común" y, además, "según las normas, la CE tiene que trabajar con todos los gobiernos, sea cual sea, de manera estrecha. Eso haremos con Grecia".

Atenas debe cumplir los compromisos, reitera el Eurogrupo

Respecto a la posición que puede esperarse de de los Gobiernos de la eurozona, el presidente del Eurogrupo, el socialista holandés Jeroen Dijsselbloem, ha reiterado que Grecia debe cumplir las reglas y los compromisos asumidos si quiere seguir siendo miembro del bloque del euro y ha descartado una quita a la deuda griega, tal y como pide el ganador de las elecciones, Alexis Tsipras.

Dijsselbloem ha felicitado a Tsipras por su "clara victoria" y ha señalado que el foro que reúne a los ministros de Finanzas del euro está "dispuesto a trabajar con ellos como ya hicimos con el anterior Gobierno griego". "Nuestro objetivo común es fortalecer la economía griega dentro de la eurozona", ha apuntado.

"Trabajar dentro de la eurozona significa también cumplir todas las reglas y acuerdos que tenemos en la eurozona y, sobre esta base, les ayudaremos en lo que podamos", ha insistido el jefe del Eurogrupo, quien ha anunciado que iniciará las negociaciones con el nuevo Gobierno griego "tan pronto" como esté constituido.

Syriza, que aboga por negociar una quita para la deuda helena y poner fin a la austeridad, ha ganado las elecciones legislativas griegas con una clara mayoría, y con sus 149 escaños se ha quedado solo a dos de la mayoría absoluta.

La quita es una cuestión "política" entre Atenas y sus acreedores

El miembro francés del comité ejecutivo del BCE, Benoit Coeuré, ha precisado en unas declaraciones al diario económico alemán Handelsblatt, que "no es asunto del BCE decidir si Grecia precisa una quita", ya que esta cuestión es meramente "política" y debe dirimirse entre Atenas y sus acreedores.

Sin embargo, la participación de la institución que preside Mario Draghi en una eventual quita de la deuda griega está totalmente descartada por motivos legales.

"Está absolutamente claro que nosotros no podemos aceptar ninguna quita que afecte a los bonos soberanos en manos del BCE. Eso es imposible por razones legales", explica Coeuré en la entrevista.

El representante de Francia en el BCE ha insistido en que Grecia "tiene que pagar" su deuda porque eso forma parte de "las reglas del juego en Europa", pero ha matizado que eso "no excluye una discusión, por ejemplo, sobre una redefinición de los plazos de pago de esa deuda".

"Lo esencial -ha argumentado- es que Grecia continúe las reformas para que la economía griega salga adelante, en interés del pueblo griego". Tras el triunfo electoral de Syriza, el miembro del BCE ha admitido que "hay una forma diferente de hacer las reformas, pero eso no suprime la necesidad de hacerlas. Grecia se financia todavía gracias al dinero europeo, y es necesario que vuelva a ser autónoma".

"No hay riesgo de contagio si Atenas no pagara su deuda"

Además, en una entrevista este lunes en la emisora francesa Europe 1, Coeuré ha señalado que no cree que haya riesgo de contagio a otros países del euro si Grecia decidiera no pagar sus deudas con el resto de sus socios, ya que las medidas adoptadas protegen a los demás, según el miembro de su directorio Bruno Coeuré.

Según el representante galo en el directorio del BCE, "los mercados financieros entienden muy bien que la situación es diferente" en otros países.

Coeuré ha advertido de que "Europa es una comunidad de derecho, es una copropiedad que gestiona en común una moneda", de forma que "lo que hace Grecia no es indiferente al resto de países" y, si no paga su deuda, eso sería "una suspensión de pagos" que violaría las reglas europeas.

Schulz cree que puede debatirse otras alternativas a la quita

La posibilidad que ve el economista galo de llegar a un acuerdo sobre una quita de la deuda griega no es compartida por el presidente del Parlamento Europeo, que mantuvo el domingo una conversación telefónica con Alexis Tsipras. "Le dije que creo que no vamos a lograr una mayoría para una quita", ha explicado Martin Schulz en una entrevista con la radio pública germana Deutschlandfunk.

Así, Schulz ha señalado que se pueden explorar alternativas a una quita de los bonos soberanos griegos, como por ejemplo, mejorar los ingresos del Estado mediante la lucha contra la evasión fiscal o impulsar el crecimiento con inversiones.

"Tendremos que hablar mucho más sobre qué posibilidades hay de hacer otras cosas, como mejorar los ingresos del Estado, para lo que hay normas fiscales europeas contra la evasión fiscal, o lo que para mí es igual de importante, reforzar el débil crecimiento económico con fuertes inversiones", ha señalado el alemán.

Según el presidente de la Eurocámara, Tsipras es un "pragmático" que "sabe muy bien que debe adoptar compromisos" tanto a nivel interno -para lograr un socio minoritario de Gobierno- como a nivel europeo. Por eso, ha añadido Schulz, no va a poder llevar a cabo muchas de las "exigencias radicales" que ha planteado durante la campaña electoral.

Noticias

anterior siguiente